Los hoteleros piden promocionar Castellón para ‘exprimir’ el tirón turístico del AVE

Los empresarios turísticos de la provincia piden activar diferentes iniciativas para aprovechar el tirón en la atracción de viajeros que está suponiendo el AVE entre Castellón y Madrid, que en su primer mes de funcionamiento han utilizado más de 18.000 usuarios, según informó Renfe y recogió este diario ayer. Entre las medidas a impulsar destacan la promoción, tanto de la capital de la Plana como del resto de la provincia.

En ello coinciden la presidenta de la Cámara, Dolores Guillamón; el de la patronal Ashotur, Carlos Escorihuela; y el del club Introducing Castellón, Javier Gallego. De hecho, este último señala que es «absolutamente imprescindible» actuar en este sentido y Guillamón recalca que la provincia «tiene que aprovechar que está el AVE, que se ha visto que hacía falta: Todos los fines de semana tengo gente que viene porque se ha puesto en servicio». Por su parte, Escorihuela apunta que ha llegado el momento de «vender lo que tenemos en Castellón para que la gente venga».

En el aspecto promocional quien más claro se muestra es el presidente de la patronal turística. En opinión de Escorihuela, para la promoción habrá que ver «quién está dispuesto a aportar» y no esconde que será necesario un «plan económico» que financie las acciones a materializar.

Trabajo propio

Pero no solo es este el camino. Escorihuela recalca que será necesario reunirse con la Administración, pero también con «los prescriptores de la provincia» para analizar cómo el propio sector turístico puede facilitar la atracción de turistas. En este sentido, Gallego afirma que se debe concretar un «programa de excursiones, que tenemos que hacer nosotros» para llevar los turistas a los lugares que más les interesen: «Pueden dormir en Castellón y pasar el día en Morella, Peñíscola, Torreblanca,…». En este sentido, recuerda que, años atrás, «València creció cuando integró al resto de la provincia».

Y, para ello, recuerdan ambos, es también «fundamental» la conectividad con el norte de la provincia: «El AVE tiene que venir acompañado del aumento de frecuencias de los Cercanías al Maestrat», apunta Escorihuela. Asimismo, la presidenta de la Cámara incide en que los precios de los billetes «sean competitivos».

Plataforma

Tanto Guillamón como Gallego formaron a finales del 2014 parte de la plataforma Pro AVE que, impulsada por el Ayuntamiento de Castellón, también conformaban la Diputación, la Generalitat y el Gobierno --todos regidos por el PP-- y los antiguos gestores de la Confederación de Empresarios de Castellón. El objetivo de la entidad era, precisamente, activar iniciativas que permitiesen rentabilizar la llegada el AVE, que en aquel momento se creía inminente. Pero, tras un par de citas, dejó de reunirse sin haber adoptado ninguna medida concreta.

Para Guillamón sería «interesante» activar algo similar, ya sea «dentro o fuera de una plataforma». Y Gallego recalca que, además de reivindicativa, debe ser «proactiva: Tenemos que ser nosotros los que aportemos». Sobre ello, el presidente de la patronal valenciana (CEV), Salvador Navarro, se muestra dispuesto a «trabajar» con sus asociados para crearla si lo creen «conveniente».

El turismo deja otro récord con 7,5 millones de reservas en Castellón

Castellón superó los 1,7 millones de turistas y los 7,5 millones de pernoctaciones en todo tipo de alojamientos durante el 2016. Unas cifras que suponen superar el récord de la serie histórica ya lograda en el 2015, cuando se rozaron los siete millones de reservas (6.954.737), que en este reciente 2016 se han sobrepasado con creces (7.505.012), prácticamente, un 8% más.

Y en visitantes, más de lo mismo (179.083 nuevos turistas): de los 1.558.870 del 2015 se han alcanzado los 1.737.953, lo que implica un progreso del 11,5%. En definitiva, aumentan las personas que eligen Castellón para sus escapadas y también, aunque en menor medida, los días de vacaciones que estos pasan en hoteles, apartamentos, cámpings o casas rurales de la provincia.

¿Cuál fue la procedencia mayoritaria? El mercado emisor tradicional más potente continuó siendo el español, con 5.325.913 reservas realizadas durante todo el ejercicio, un 7,6% más que el año anterior. La importancia del factor pernoctaciones radica en que refleja la duración del estancias y, a más cuantía, supone un mayor impacto económico.

La demanda de los extranjeros se elevó más, con un alza del 9%, traducido en 2.179.099 pernoctaciones en alojamientos de Castellón. Si la proporción habitual hace unos años era de 80% nacional y 20% extranjero, esta ha variado ligeramente por una proyección de los visitantes de otros países en aumento, cada vez más con el aeropuerto; y ahora la tarta se reparte entre un 71% de cliente español y un 29% foráneo.

los empresarios opinan // «El reciente 2016 ha sido un año muy bueno. El incremento porcentual de casi 180.000 turistas es para estar satisfecho. Es muy destacable», destaca el responsable de alojamiento de Ashotur y presidente del club de producto Introducing Castellón, Javier Gallego. «Lo ideal sería tener una temporada turística de nueve meses, que aún no tenemos», añade. En su opinión, los resultados reflejan que «cada vez más, Castellón tiene aceptación como producto turístico. Ahora bien, habría que analizar si ese alza de turistas se produce en los meses de verano, pues el crecimiento es limitado, y sería preocupante. Lo que interesa es atraer visitantes todo el año, incluida temporada baja, alargar la ocupación hasta octubre y noviembre; y también en mayo».

Para ello, Gallego apuesta por atajar también la «altísima dependencia» del turismo nacional --ahora siete de cada diez visitantes a la provincia-- y abrir el horizonte a más mercados.

De hecho, cara a reforzar el turismo internacional, el aeropuerto está jugando su papel como puerta de entrada de extranjeros (con conexiones con el Reino Unido, Bulgaria y Rumanía); o la proximidad de Francia, número 1 internacional para Castellón, como emisor de viajeros, muchos por carretera.

En el 2016 también influyó la coyuntura de inseguridad internacional (por atentados en otros países), que favoreció reservas de extranjeros que optaban por destinos aparentemente más seguros y también por españoles, que se quedaban por lo mismo, además de recuperar ligeramente poder adquisitivo para salir de viaje por el territorio nacional.

La previsión de la patronal nacional Exceltur para este 2017 es de continuar con un crecimiento moderado del turismo. También en Castellón el empresariado opina que «lo normal es seguir incrementando visitantes, con racionalidad». «Nuestro primer objetivo este año debe ser retener la cuota de mercado del 2016, que ha sido buena. También continuar con los planes estratégicos para desestacionalizar y los de competitividad; así como con los controles desde la Agencia Valenciana de Turismo para atajar los apartamentos ilegales, competencia desleal», añaden.

Castellón bate récord en hoteles en julio por el tirón del turista nacional

Castellón ha vuelto a batir nuevos récords en turismo. Julio cerró con 145.354 viajeros y 604.113 pernoctaciones, de modo que se registaron los mejores datos de la serie histórica, y a la vez se logró superar la barrera de las 600.000 reservas en un mes clave para la campaña de verano. Si las estimaciones de los hoteleros ya eran positivas al inicio y en el ecuador de la campaña estival, las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) lo acabaron de confirmar ayer. El turista nacional ha sido el detonante de este balance excelente.

Otro dato llamativo que arrojan los informes es que la costa de Castellón, en julio, se situó como la sexta favorita por los españoles para irse de vacaciones, en la clasificación de zonas turísticas. Su número de pernoctaciones de turismo nacional en esa categoría incluye el área de playa (510.397), lo que la situó solamente por detrás de estas costas: Blanca, en Alicante (1.068.538); del Sol, en Málaga (813.666); Almería (681.257); Daurada, en Tarragona (676.382); y de la Luz, Cádiz (663.754).

LAS CIFRAS SE DUPLICAN // Castellón ha recibido este julio justo el doble de visitantes que tenía en las vacaciones de hace 16 años. Además, registra el mejor resultado de toda la serie histórica, desde 1999. Respecto al mismo mes del 2014, en un año, también se logra un incremento del 3%.

La llegada de españoles también ha registrado sus mejores datos en un mes de julio, con 124.274 (con un 3,1%) interanual.

Sobre todo, el modo de alojamiento en hotel ha sido el favorito de madrileños y valencianos, que han copado las reservas. Suponen el 30,7% y 20,5% del total de pernoctaciones. En volumen de demanda, le siguen, pero más de lejos, Cataluña (8,3%), Castilla-León (8,2%), Castilla- La Mancha (7,3%) y Aragón (7,2%). Desde el grupo Marina d’Or, en Orpesa, confirmaron que “nuestros datos en ocupación son mejores que los del verano pasado”.

ÚLTIMOS TRES AÑOS // ¿Y qué pasa con los extranjeros? En hoteles se hospedaron 21.080, un 2,7% más que el julio del 2014, pero lo hicieron durante menos días, con 66.886 pernoctaciones (a la baja casi un 9%). Con todo, es el mejor dato en ese mes desde el 2012, es decir, en los últimos tres años.

Para el director del Gran Hotel Peñíscola, Francisco J. Ribera, puede ser debido a que “muchos extranjeros huyen de los precios más caros de la costa de julio y agosto; y prefieren viajar en otros meses más económicos”.

Respecto la campaña estival anterior, Castellón ha mejorado en julio con más personal contratado, 3.334 frente a 3.193, y con mayores índices de ocupación, pero se ha reducido en tres el número de establecimientos abiertos, con lo que el global suma 230, aunque apenas se nota la variación.

Desde el Patronato Provincial de Turismo, su gerente, Virginia Ochoa, valoró que “el turista español está aumentando su actividad todo el año, creciendo el número de viajeros el primer semestre del año más de un 10%. Esta tendencia al alza se refleja también en julio”. Y resaltó que el número de viajeros hospedados en hoteles aumentan en un año; los nacionales un punto más que los extranjeros.

Sin embargo, constató que en pernoctaciones, mientras la demanda de españoles aumenta, no así la internacional, “que se recorta un -0,40% en estancia media, con lo que asciende a 3,17 días en julio, mes del que aún falta contabilizar el impacto de festivales (FIB) y del resto de modalidades de alojamiento”.