Acuerdo para impulsar la seguridad y la salud en la hostelería y el turismo

Unión de Mutuas y la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la provincia de Castellón, Ashotur, han firmado un convenio de colaboración en materia laboral y de seguridad social para reforzar las relaciones entre ambas entidades y ofrecer un mejor servicio a sus empresas asociadas, trabajadores protegidos y autónomos adheridos.

En la sede de la mutua, en Castellón, el presidente de Ashotur, Carlos Escorihuela, y el director adjunto a gerencia, Jaime Querol, rubricaron el acuerdo que establece un marco de cooperación para la ejecución de acciones encaminadas a promover el intercambio y la difusión de conocimientos en áreas de interés común relacionados con la Seguridad Social, el cuidado de la salud y las novedades normativas de carácter laboral.

Para ello, ambas entidades organizarán conjuntamente conferencias, cursos y jornadas dirigidas a las empresas asociadas, trabajadores protegidos y autónomos adheridos, con el fin de reforzar la prevención de los riesgos profesionales, seguridad y salud en las empresas turísticas. Asimismo, también colaborarán en la organización de actividades formativas e informativas para orientar y aportar conocimiento sobre las novedades que surjan en materia laboral y las funciones que desempeña la mutua como entidad colaboradora con la Seguridad Social.

Ashotur nació en 1977 con el objetivo de aunar esfuerzos de representación y defensa de los intereses colectivos de los empresarios turísticos del sector de la hostelería en la provincia. Por su parte, Unión de Mutuas, mutua colaboradora con la Seguridad Social, tiene asociadas 37.395 empresas y protege a 303.493 trabajadores y trabajadoras.

Alianza turística en plena ‘crisis’ del Penyagolosa

El entorno del Parque Natural del Penyagolosa (Castellón) se prepara para una cita de primer nivel, la carrera Gegant de Pedra, que se disputará el sábado envuelta de polémica. Cabe recordar que la Conselleria de Medio Ambiente ha vetado este año el recorrido habitual y ha obligado a la organización a diseñar otro con menos afección al paraje pero también con menos impacto turístico para los pueblos por los que transcurría y que este año se quedarán sin ese reclamo.

Sobre la mesa, pues, ha quedado el debate sobre la necesidad de ampliar el uso público del paraje para que la Conselleria, en un futuro, pueda autorizar iniciativas culturales o deportivas. El propio departamento autonómico ya ha avanzado que trabajará para modificar el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) del Penyagolosa pero desde ayer hay otra solución.

El Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (GOGV) publicó este lunes el protocolo general de colaboración para el desarrollo y ejecución del Plan de Dinamización y Gobernanza Turística del Penyagolosa, un protocolo firmado y del que formarán parte la Agència Valenciana de Turisme (Generalitat Valenciana), el Patronato Provincial de Turismo de Castellón (Diputación), la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo (Ashotur) y la Asociación Intermunicipal del entorno del paraje.

Es en este protocolo donde se explican los pilares sobre los que se tiene que construir el futuro del Penyagolosa desde su vertiente económica y social. Uno de los objetivos es, precisamente, el de «ampliar y mejorar los espacios de uso público». Si bien es cierto que las actuaciones tendentes a conseguir estos objetivos «se desarrollarán en el territorio y sobre los recursos y servicios de titularidad de los municipios que integran la asociación», no es menos cierto que se trata de un punto de partida que augura cambios también en este sentido en el suelo que es de titularidad autonómica, como el del propio parque.

El protocolo marcará una línea de actuación conjunta durante tres años (hasta el 2021) y otros de sus objetivos serán el aumento de la calidad de los servicios turísticos del territorio, la mejora del medio urbano y natural, la diversificación de la oferta complementaria, la puesta en valor de los recursos turísticos, la creación de nuevos productos o la sensibilización de la población.

Este protocolo es, pues, una nueva herramienta que pretende seguir poniendo en valor el parque y su entorno. La mayor permisividad para pruebas deportivas en el Penyagolosa, que ha quedado en entredicho este año, es el siguiente reto. No va a ser a través de un documento como éste sino a través de la tramitación del nuevo PORN para el paraje. Esta regulación renovada más el citado protocolo asegurarían un Penyagolosa y un entorno más dinámico.

La Cámara nombra asesores del pleno a la rectora de la UJI y al presidente de Ashotur

La Cámara de Comercio de Castellón completa sus órganos de gestión con la designación de los 10 vocales que asesorarán al Pleno. La decisión fue adoptada anteayer en una sesión ordinaria de la institución, presidida por Mª. Dolores Guillamón. Entre los vocales figuran el presidente de Ashotur, Carlos Escorihuela, y la nueva rectora de la UJI, Eva Alcón.
Los diez vocales asesores que completaran el pleno de la Cámara son personas de reconocido prestigio en la vida económica de la provincia.
Los nombrados son Vicente Nomdedeu Lluesma (Presidente Ascer), Carlos Escorihuela Artola (Presidente Ashotur); Federico Lozano Torrejón (Presidente Fecap), Vicente Cuevas Julve (Presidente de la Asociación Empresarios de Transporte Interurbanos de Viajeros en Autobuses de Castellón); Eva Alcón Soler ( Rectora Universitat Jaume I) ; Francisco Toledo Lobo (Presidente Autoridad Portuaria); Javier Rodríguez Zunzarren (Presidente Colegio Profesional de Ingenieros Industriales); Jose Maria Rubio Gargallo (Congelados Dil, S.L.); Ramón Arenós Ripollés (Herarbo 2, S.L.); Antonio Vallet Pérez (Invabe, S.L.).

La cultura del almuerzo se instala en la provincia de Castellón

Las Jornadas BBC (bocadillo, bebida y carajillo) han dado, un año más, el pistoletazo de salida a una edición en la que participan 16 municipios y un total de 44 locales gastronómicos para promocionar los típicos almuerzos mediterráneos. Las localidades en las que se hasta el próximo 31 de mayo se pueden disfrutar de los suculentos e irresistibles almuerzos son: Alcalà de Xivert-Alcossebre, Almenara, Morella, Nules, Burriana, Forcall, Castellón, Navajas, Atzeneta del Maestrat, Fuentes de Ayódar, Peñíscola, Vall d’Alba, Benicàssim, Borriol, Eslida y la Vall d’Uixó.

El objetivo de la jornada es promocionar los almuerzos en la provincia, costumbre mediterránea auténtica y tradicional consistente en un pequeño tentempié realizado entre el desayuno y la comida consistente en un bocadillo elaborado, una bebida (preferiblemente una cerveza bien fría o un vaso de vino) y el carajillo. El almuerzo se convierte muchas veces en una excusa perfecta para reunirse con los amigos o compañeros y pasar un rato agradable a media mañana. Más información en Jornadas BBC.

Castellón celebra unas fiestas de ‘lleno’ total

Más alegría en los bolsillos. Castellón celebra unas fiestas masivas que inyectarán un balón de oxígeno a la economía, con una previsión de impacto económico superior a la del año pasado, que ya fue «de récord», y que en los próximos nueve días, hasta la noche del Vítol, puede superar los 13 millones de euros. «Este año, a los 260 actos en la calle se suma una feria taurina con todas las estrellas y, si el tiempo aguanta, sumaremos hasta un 5% más que en el 2017, cuando la semana fundacional ya se consideró de récord, sacando cabeza de los últimos años». Lo dice Carlos Escorihuela, presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros y Turísticos (Ashotur) de Castellón, un avance que secundan informes de economistas de la Cámara de Comercio, que ponen el acento en que «la Magdalena son unas fiestas altamente participativas, en las que la gente sale, lo pasa bien y gasta», añadiendo que «cobra importancia el hecho de que este año sean las primeras fiestas grandes de la Comunitat, por delante de las Fallas, lo que atraerá más visitas, de todo Castellón y también turismo de proximidad de Valencia y Cataluña, sobre todo los dos fines de semana».

«La semana grande, con la Feria Taurina en pleno rendimiento, dejarán unos datos de ocupación rozando el lleno en los hoteles de Castellón y ocupando muchas plazas en Benicàssim, con pernoctaciones que van desde una noche hasta las cuatro, de jueves a domingo, con turismo que consume en bares, restaurantes y que visita todos los mesones, que hay para todos los gustos», explica el presidente de la patronal turística, que argumenta que «la gastronomía es uno de los ganchos de la Magdalena y si el sol aguanta, será una muy buena semana para el sector en todos sus frentes».

Y es que el que quiere hacer planes de última hora para venir a Castellón o para quedar con los amigos a almorzar o comer hoy puede que se lleve una sorpresa si no ha reservado con mucho tiempo. La tradición de quedar a almorzar antes de ir a la primera mascletà del calendario magdalenero o comer a su finalización se ha instaurado «en los últimos tres o cuatro años». José Romero, gerente del Grupo La Guindilla, ha colgado el cartel de completo en sus cinco establecimientos para hoy. «Hace más de un mes que está todo reservado, o incluso más en algunos locales --explica--. Son, sobre todo, grupos grandes, de amigos o familias, con menús cerrados que este año superarán los 30 euros por persona de media». «Si tuviéramos 100 mesas más seguro que las llenaríamos», dice Romero.

Lo mismo en otros locales, sobre todo los que ocupan el radio de acción de la plaza María Rosa Molas, donde es imposible encontrar plaza ni a las 10.00 ni a las 13.00 horas, o los que circundan la plaza Mayor o el centro.

Caso igual en los establecimientos cercanos a la plaza de toros, con mucho público tanto para los festejos populares, que empiezan esta misma tarde, como la feria, que arranca mañana, domingo, con la novillada. Este 2018, además, a la oferta más oficial de restaurantes, se consolida la tradición de ir a los mesones, y tanto el de la Tapa y la Cerveza, como el nuevo del Vino, además del Mercat Gastronòmic y la Carpa de la Cerveza o la Fira del Bou. Son destino diario de miles de visitas durante las fiestas en una semana grande con más oferta que nunca, con «más alegría económica», según los economistas, que elevan el gasto medio por persona a unos 150 euros por persona para los 9 días de fiesta.

El gerente del Grupo Guindilla asegura que «esta será una mejor Magdalena que la del año pasado, porque Castellón ya tiene ganas, y se reserva estos días para salir, pasarlo bien y gastar». El presidente de Ashotur, por su parte, adelanta que «toda la ciudadanía se vuelca con las fiestas, y son muchos los que vienen a disfrutar de una Magdalena cada vez más internacional».

Los hoteleros temen que el ‘brexit’ frene la desestacionalización del turismo

La Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo (Ashotur) de Castellón teme que la inestabilidad y la incertidumbre vinculada al brexit afecte a la llegada de turistas británicos a la provincia. La patronal considera clave este mercado emisor no solo por su crecimiento en los últimos años sino por el tipo de estancias que realiza, que contribuyen a la desestacionalización.

Fuentes de la entidad mostraron su «preocupación» por los efectos que se puedan derivar de las negociaciones para la desconexión del Reino Unido de la Unión Europea (UE), pues los 41.820 británicos que llegaron a la provincia entre enero y noviembre del 2017 --los datos de diciembre aún no son públicos-- son claves porque una parte muy importante de ellos visita Castellón fuera de la temporada alta.

De hecho, y según un estudio de la Agència Valenciana de Turismo (AVT) que analiza datos del aeropuerto de Castellón, entre mayo y octubre llegaron 15.340 británicos, lo que implica que más de la mitad lo hizo en temporada baja. «Este target interesa mucho, pues es lo que permite mantener los negocios abiertos más meses», destacan desde Ashotur.

Las posibles afectaciones, que nadie se atreve a cifrar confiando en que finalmente se logre un acuerdo que permita un brexit suave, serían doblemente negativas para Castellón. El motivo es que, desde que en septiembre del 2015 se iniciara la conexión entre el aeródromo de Vilanova d’Alcolea y Londres, los esfuerzos para «seducir» a los turistas británicos han sido muchos.

REDOBLAR ESFUERZOS

Precisamente para minimizar los riesgos que implica la negociación entre Reino Unido y la Unión Europea, tanto la AVT como la Diputación redoblarán este año sus esfuerzos para intentar fidelizar al que es, junto al francés y el alemán, uno de los principales mercados de la provincia. Una de las fórmulas para lograrlo, en la que insiste Ashotur, pasa por ofrecer una «oferta alternativa potente» al sol y playa que permita «alargar las estancias, sobre todo pensando en grupos de jubilados». En este sentido son claves aspectos como el birdwatching, el cicloturismo y las ofertas gastronómicas.

La hostelería no encuentra personal para trabajar en la semana grande de la Magdalena de Castellón

La hostelería busca personal para trabajar durante las fiestas de la Magdalena de Castellón en la capital de La Plana… y no lo encuentra. Así lo confirma el gerente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur), Carlos Gomis, quien explica que muchos establecimientos de hostelería y ocio nocturno necesitan ampliar personal en esta semana por el repunte de actividad y la ampliación de horarios, y esto se une, además, a la proliferación de una mayor oferta gastronómica y de ocio en esta semana, lo que dificulta encontrar persona.

Camareros y cocineros, así como ayudantes de estos profesionales, son los perfiles más demandados por el sector de la hostelería en los días previos a la semana de fiestas de la Magdalena en Castellón, detallan desde Ashotur. Algo que, no es nuevo, y que se da en campañas de corta duración, como es la Magdalena, así como en puestos que exigen un desplazamiento, como municipios de interior, en el caso de que las ofertas no garanticen una duración superior a un mes.

La patronal turística es consciente del freno que supone a la hora de encontrar personal el hecho de que la oferta sea para un periodo inferior a un mes, «pero las necesidades son las que son, y muchos establecimientos tienen una demanda muy concentrada en un breve espacio de tiempo», recuerdan desde Ashotur.

Este factor, unido a la reactivación de la economía en otros sectores, principalmente en la industria de la mano del clúster cerámico, pero también de la construcción, han propiciado que la hostelería se quede huérfana de personal en momentos cruciales como es la Magdalena, explican fuentes de la Asociación de Parados de Castellón.

Pero también apuntan otros factores como determinantes en el difícil camino de búsqueda de personal que tiene ante sí la hostelería en campañas como la de fiestas de la Magdalena. «La ausencia de convenio colectivo en la hostelería es, sin duda, una de las grandes cuestiones por las que la gente prefiere emplearse en otros sectores económicos», afirman las mismas fuentes de la Asociación de Parados de Castellón.

Desde los sindicatos CCOO y UGT coinciden en esta valoración. «Sectores como el de la hostelería y turismo, al carecer de un convenio colectivo que regule las condiciones laborales a nivel general en todas las empresas son menos atractivos para los trabajadores», y recuerdan que el último convenio en el sector desapareció en octubre de 2013 y desde entonces están vigentes los convenios de empresa.

«Es decir, es cada empresa la que fija las condiciones, que incluyen unos salarios muy bajos que representan casi una miseria», tal y como denuncian los sindicatos.

Fruto de estas condiciones, «es lógico que haya personas que están percibiendo un subsidio o ayuda y que opten por no trabajar en Magdalena debido a que las horas cotizadas son mínimas», apuntan desde la Asociación de Parados de Castellón. «Nadie se plantearía trabajar o no sin las condiciones laborales fueran satisfactorias», esgrimen las mismas fuentes.

En este sentido, desde el Servef recuerdan que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunció durante la celebración en el Día de la Comunidad Valenciana en Fitur, que la Agencia Valenciana de Turismo y el Servef contarán este año con una partida de 10 millones de euros de fondos europeos destinada a acabar con la fuerte estacionalidad que tienen los trabajadores eventuales del sector turístico, los conocidos como fijos discontinuos, que, por lo general, trabajan seis meses al año. A partir del próximo puente de Semana Santa, a finales de marzo, los empresarios que contraten trabajadores durante nueve meses, tres más de lo habitual, tendrán una subvención de hasta 10.000 euros por trabajador.

La medida prevé una inversión de 10 millones de euros para financiar «una ayuda de 10.000 euros para aquellos contratos que tengan en la actualidad una duración de 6 meses y que se amplíen al menos 3 meses más, para que a lo largo del año, durante tres ejercicios, pueda consolidarse el empleo estable», explicó Ximo Puig.

La lucha contra el intrusismo y la oferta no reglada, objetivos del sector para 2018

Lleva 23 años al frente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo (Ashotur), la patronal del sector turístico castellonense, desde donde ha visto evolucionar el sector y ha conocido las medidas de fomento impulsadas por las distintas administraciones. Además, Carlos Escorihuela Artola, es un empresario activo y emprendedor lo que da un valor añadido a su opinión a la hora de pasar revista a un sector que es estratégico en la economía no solo provincial o autonómica sino estatal. Un sector que, como apunta, debe transformarse para adaptarse a las tecnologías digitales que favorecen la globalización y que aumentan la oferta de destinos que reciben los turistas. Pese a esa mundialización, considera que el turismo de sol y playa es el que realmente “tira” del sector. Un sector que en Castellón tiene en el turismo familiar un pilar destacado.

– ¿Cuáles son las prioridades del sector turístico castellonense para 2018?

– Las prioridades pasan por consolidar la posición de hegemonía que está tomando el sector en la provincia ya que, a medida que vamos superando la crisis económica de estos últimos años, el sector se ha consolidado como el referente en creación de empleo y desarrollo económico de la provincia. Castellón ha sido tradicionalmente una provincia muy dependiente, en cuanto a creación de empleo, del sector de la construcción muy ligado a la cerámica. Y estos años de la crisis han sido un momento propicio, pese a las dificultades que atravesamos, para que el sector turístico se posicionara donde le correspondía. Y eso, a pesar de que quedan muchas cosas por hacer. Estoy convencido de que el turismo en Castellón puede dar más de sí pero, para ello, hay que contar con los apoyos económicos necesarios.

– El caballo de batalla del sector es buscar alternativas al modelo de sol y playa, ¿se trabaja en esa línea?

– Yo discrepo, porque sí es cierto que el turismo nació al amparo del sol y playa, luego han ido apareciendo otras opciones que se han ido poniendo en práctica. De hecho, hay muchos subsectores como el gastronómico, el cultural, el deportivo, el ecológico, el rural… pero, al final, hay algo que es clave para el sector turístico en Castellón: el sol, la playa y la climatología.
En ese intento de desestacionalizar el turismo, se ha pensado un sector turístico desarrollado al margen de estos elementos. Hubo un momento en el que, no sé por qué, se intentó hacer creer que el turismo de sol y playa iba a desaparecer en beneficio de otros modelos. Nada más lejos de la realidad, porque actualmente el modelo de turismo ligado al sol y playa es el que realmente “tira” y hace que España, y en Castellón también, sea un referente turístico en el ámbito internacional. Y esto no son apreciaciones, sino que queda avalado por las cifras de turistas extranjeros que tenemos, que muestran un crecimiento importante y continuado año a año. Y creo que la dinámica se va a mantener, sin ninguna duda.

– En ese intento de buscar alternativas al modelo de sol y playa se introdujeron conceptos como el turismo ecológico, cultural, gastronómico, experiencial o deportivo, ¿son esas las opciones diferenciales del turismo castellonense?

– Castellón es una provincia realmente privilegiada, contamos con cosas que otros quisieran. Tenemos un interior de la provincia que es de lo mejor de España, a escasos metros de la costa, con sus contrastes, algo que no ocurre en muchos sitios. Además, hemos sido capaces de crecer en sectores como el gastronómico o el deportivo, que han convertido a la provincia en un referente de eventos deportivos de todo tipo, lo que ha ayudado a que zonas que no pueden vivir del sol y la playa hayan tenido opción de mantener los establecimientos en temporada baja, gracias a este turismo deportivo que atrae a miles de personas que pasan el día en la provincia, con la familia, y que comen y pernoctan, en algunos casos. Esto hace que se dinamice el sector.
Hemos pensado en otro tipo de turismo, pero el turismo familiar lo hemos trabajado bien y lo hemos consolidado y año tras año sigue siendo referente. Ello nos permite registrar unas ocupaciones magníficas, con unos precios medios que nos hacen estar al nivel de otras zonas que nosotros tenemos como referente.

Esta provincia tiene de todo. Por ello, debemos seguir impulsándolo para convertirlo en una oportunidad que hay que trasladar en las ferias, con el fin de hacer ver a los turoperadores que Castellón es un destino de referencia a tomar en consideración.

– ¿Castellón se ha convertido con el paso del tiempo en un referente de turismo familiar?

– Castellón tiene un segmento de turismo medio, básicamente familiar. Hay una tradición de muchos años de familias que vienen con los hijos y siguen viniendo muchos años, hasta que crecen y buscan otros destinos, pero llegan otras familias y el ciclo continúa. El modelo ha sido positivo. Tenemos una buena imagen entre quienes buscan un destino de turismo familiar que hace que las familias con niños nos elijan para pasar sus vacaciones. Y eso demuestra que lo hemos hecho muy bien. Puede ser que esto nos haya hecho perder otro tipo de turistas, pero creo que hemos trabajado bien y si somos capaces de mantener y potenciar esta fórmula vamos a acertar de pleno porque es verdad que, competir en un mercado global en el que todos quieren captar al mismo tipo de cliente, es muy difícil.

Como empresario volvería a apostar por un turismo de familia, de proximidad en muchos casos, no hay que olvidar que en Castellón tenemos el 30 % de turistas de la Comunitat Valenciana y eso dice mucho en nuestro favor porque nos eligen nuestros propios convecinos para pasar los fines de semana, los puentes o las vacaciones.

Sin embargo, no debemos olvidarnos de que el turismo de interior está en un buen momento; somos un referente, somos la provincia con mayor y mejor oferta de la Comunidad Valenciana y es un turismo que se registra todo el año, en puentes, fines de semana, en verano y que, además, tenemos una oferta buena.

– ¿El aeropuerto y la apertura de la provincia al exterior puede cambiar ese modelo de turismo?

– Queremos también el turismo extranjero, pero es difícil de traer, porque han habido circunstancias económicas que cambiaron esa tipología de venta que había. En cualquier caso creo que esa vía la abriremos poco a poco. De hecho, ya se están haciendo cosas. Hemos visto como el aeropuerto de Castellón ha ido desarrollándose y tomando forma, pese a que nadie confiaba en él. Va avanzando. Es un proyecto a largo plazo. Creo que es una infraestructura necesaria igual que otros destinos turísticos del país y si tiene un coste también lo tienen otras actividades.

– ¿Ha respondido el aeropuerto a las expectativas creadas?

– El aeropuerto fue cuestionado, pero está en marcha, aunque desde que se empezó a hablar de él y a construirlo hasta ahora han pasado años y en ese tiempo en Castellón se construyeron hoteles e infraestructuras que no teníamos cuando se planteó el aeropuerto. Entonces no había tantas plazas hoteleras, pero que se han creado en este tiempo, igual que se reformaron los hoteles existentes o construido otros de nueva planta, grandes. Ese lapso de tiempo nos ha permitido prepararnos para adaptarnos a las nuevas necesidades derivadas del turismo que nos llega a través del aeropuerto. Un aeropuerto que es una puerta que nos abre al mundo.

Ashotur en Aerocas

– Ashotur está integrado en el consejo de dirección de Aerocas, ¿es bueno tener voz en esta infraestructura?

– La presencia del sector en Aerocas es buena, porque al estar representados en ese órgano podemos opinar sobre qué ocurre en el sector, damos nuestra versión y entendemos cómo funciona el aeropuerto. Es un órgano de intercambio de información que favorece la cooperación.

– ¿Qué queda de aquella apuesta por el turismo de golf que iba paralelo al aeropuerto?

-En su momento, cuando se pensó que se podían hacer, había una economía que lo permitía. Es verdad que no sabemos por qué en Castellón se paralizaron todos. Esto nos hizo daño porque entonces era un momento oportuno y ahora los tendríamos hechos. Posiblemente alguno se hubiese cerrado, pero tendríamos unas instalaciones que a un tipo de cliente le gustaría y traeríamos clientes de Noruega, por ejemplo, a jugar al golf. Sería una opción.

En mi opinión, la paralización del aeropuerto por distintos motivos le hizo un flaco favor a Castellón. Hubo personas que apostaron e invirtieron para que el proyecto saliera adelante y me cuesta creer que se les haya dejado en la estacada, perdiendo lo que tenían y, en algunos casos, con deudas económicas importantes. Eso no ha favorecido a nadie, ni tenemos mejores condiciones ecológicas, ni… son terrenos que se han quedado como eriales. Nos encontramos con que ahora se duda de quién es el propietario del terreno, si lo vendió o no…

– La crisis ha afectado a todos los sectores de la economía y en el caso del turístico no ha sido una excepción, pero ¿ha superado la crisis?

– La crisis hizo mucho daño a todos los sectores. Sin embargo, el sector turístico, pese a pasarlo mal como todos, y esto es evidente, tuvo la suerte de que pudo mantener en los peores años casi el 100 % de actividad y casi ninguna empresa grande cerró. Algunos restaurantes sí que cerraron, pero campings, apartamentos u hoteles se pudieron mantener casi en su totalidad. Ello fue posible a base de ajustar los precios. Y a partir de 2014 empezamos a notar un aumento de la ocupación, aunque los precios se mantenían estables. Estamos contentos de cómo han ido las cosas el año pasado y este. Y la tendencia va en esa línea.

– ¿Colabora la Administración en la superación de la crisis?

– En estos momentos hay empresarios que quieren hacer cosas y es tiempo para que desde las administraciones se impulse el turismo, porque la inversión privada llega porque quien tiene espíritu emprendedor busca las oportunidades donde piensa que mejor le van a ir las cosas. Por eso tenemos que generar las oportunidades. Tenemos que hacer ver a la gente que somos una zona sin riesgo, con futuro, que somos trabajadores y capaces de aportar mano de obra cualificada y que apoyamos a quien venga con un proyecto. Y ese ‘tenemos’ empieza por las administraciones, cuyos gestores deben de ser conscientes de que no hay que poner ninguna traba y hay que abrir las puertas a cualquier inversor que llegue con una idea. Se le debe oír y no rechazar, por principio, cualquier iniciativa. Esta es una asignatura pendiente de la Administración. Entiendo que es complicado para alguien que llega a la política conocer la problemática de cada sector, pero es preciso que tomen conciencia de que no podemos evolucionar o desarrollar ningún territorio si no hay economía. El turismo representa el 14 % del PIB de la economía valenciana y hemos de pensar que por ahí tenemos un camino por recorrer.

Nunca es el momento de tasas

– Curiosamente, la misma Administración que impulsa medidas de apoyo al sector, impone una polémica tasa turística que rechazan frontalmente empresarios y administraciones provinciales y locales…

– No sé qué pasará, porque cuando un partido gobierna con apoyos le resulta difícil tomar decisiones, porque está pendiente siempre de terceros y en función de valoraciones que no son siempre objetivas. En este caso de la tasa, es cierto que el partido mayoritario del tripartito han dicho que no están a favor. Creo que no es el momento. Nunca es el momento de tasas, porque pienso que son como un castigo, pero hay dos partidos que cogobiernan que están a favor de aplicarla.
De ahí la dificultad que tiene en estos momentos el Consell. En este contexto, antes de imponer una tasa turística se debería sopesar bien en qué nos beneficia, en qué nos perjudica, qué aporta o deja de aportar, si están todas las partes afectadas de acuerdo, en especial los empresarios del sector que conocen su problemática a fondo porque la viven diariamente o quiénes diseñan la política con criterios académicos. Nosotros, como empresarios, aceptamos las decisiones de los políticos y unas veces esas medidas nos salen bien y otras no tanto. Pero es injusto que por el mero hecho de pernoctar en algún lugar se genere una tasa, no sabemos muy bien a qué criterio o a qué responde. Esa tasa podría afectar al consumo de los turistas en el destino.

– Entonces, ¿qué va a ocurrir?

-En el momento en el que se tenga que sumar la tasa, va a ocurrir que haga descender el precio del alojamiento para compensarlo y esto redundaría en la economía y seríamos los empresarios quienes tendríamos que asumir el coste de la tasa. No se puede aplicar esa tasa mientras estás invirtiendo en promocionar el turismo en el mundo, diciéndole al turista que vengan aquí y cuando llegan pagan el precio de todo el mundo y cuando se van a ir les pedimos que pasen por taquilla para pagar una tasa extra. Por ello, les hacemos un flaco favor al penalizarles por venir. Y hacemos que reconsideren la inversión que hacen durante su estancia aquí. Yo creo que esas cantidades de dinero que calculan que se recaudan por medio de tasas podrían obtenerse de otra forma. Solo con que potenciásemos la evolución del sector, lo recaudaríamos con impuestos de forma rápida, no haría falta cobrar esa tasa al turista.

– ¿Cómo son las relaciones de los empresarios turísticos con el Consell?

– La sintonía con la Agència Valenciana del Turisme (AVT) es muy buena; hay un buen feeling. Sintonizamos bien con las áreas de formación, promoción… con todas de la AVT y con los gestores. Mantenemos reuniones de forma periódica e intercambiamos información sobre necesidades del sector. Ese entendimiento es básico porque caminamos hacia el mismo objetivo. Con Colomer, en la AVT, como con la Diputación de Castellón, a través de su Patronato Provincial de Turismo, tenemos una buena sintonía.

– ¿Cómo es el empleo en el sector?

– A los empresarios nos gustaría tener el mayor número posible de empleados, a tiempo completo y en las mejores condiciones laborales posibles, pero son puestos de trabajo que es importante que existan y cuyas condiciones mejoraremos. Por eso, soy consciente y comparto la opinión de que hay que hacer un esfuerzo para que esos puestos de trabajo sean más estables y evitando la temporalidad de la contratación. En esa línea hacemos lo que podemos. Pero si a todo esto le ponemos alguna traba frenamos el avance, sin duda.

– ¿Hay movimiento en el sector?

– Se han abierto nuevos negocios, todos vinculados al campo de la restauración, atendiendo las tendencias de la nueva cocina, que es un campo a cuidar. Asimismo, se han abierto hoteles y van surgiendo nuevos proyectos, para hoteles y apartahoteles, que hacen que se mueva el sector. Está en boga el sector de los apartamentos turísticos, aunque sea un sector que ha empezado a reglarse para evitar competencias. Es bueno que se registren ante la Administración para evitar problemas.

– La Administración autonómica está intentando regular esa actividad, ¿qué les parece?

– La lucha contra el intrusismo y la oferta no reglada debe ser una de las principales prioridades del sector para el 2018. La buena imagen y el prestigio que ha alcanzado nuestro destino dentro del panorama nacional gracias al buen hacer de nuestro empresariado se puede ver seriamente perjudicada por este tipo de alojamientos que no ofrecen ningún tipo de garantía ni seguridad jurídica al usuario y que representa una competencia desleal importantísima a los empresarios de nuestra provincia y un fraude a la sociedad.

– Como otros empresarios del sector, ha estado recientemente en la Feria Internacional de Turismo, Fitur, en Madrid. ¿Cómo se beneficia el sector de las campañas en las ferias turísticas?

– Las ferias son muy importantes porque nos permiten decirle al mundo, como el caso de Fitur, que estamos ahí. En esta feria exhibimos nuestra oferta y realizamos contactos con gente del sector. Pero hacer negocio en las ferias es difícil y complicado porque en tres días no se puede hablar con todo el mundo. Son muy buenos escaparates por los que pasan los posibles turistas. Pero los negocios de verdad, con los mayoristas, agencias de viaje o los turoperadores, se trabajan en los despachos. Es más fácil que te reciban a ti en un espacio concreto en el que puedes exponer tu oferta y negociar precios. Sí que es verdad que hace unos años los contactos se iniciaban en las ferias. Hoy la tecnología digital ha revolucionado todo y la globalización cambia la forma de contactar.

Creo que las ferias van a ir perdiendo un poco de fuelle y van a ir quedando solo las más representativas y las pequeñas.

C. Escorihuela: “Para que vengan turistas hay que hacer cosas”

El presidente de la patronal del sector turístico castellonense que reúne al 100 % de los grandes establecimientos, sostiene que “el turismo se afianza como una industria clave en el tejido económico y laboral de la provincia, con unas cifras de ocupación turística elevadas”.

Por eso, Carlos Escorihuela considera preciso que los empresarios estén preparados para afrontar las demandas de una sociedad cada vez más digital y que “contrata el destino a través de internet”. Ante ello “es preciso que un sector como el turismo tenga que adaptarse y utilizar estas tecnologías que nos permiten conocer la información que generan los miles de turistas que nos visitan para ofrecerles nuevos productos según sus gustos. Las tecnologías están cambiando el modelo de negocio”.

“De todas formas, no debemos olvidarnos”, apostilla que “para que vengan turistas hay que hacer cosas. Nadie tiene una varita mágica y sabe qué hace falta con exactitud, pero tiene que haber de todo. Si queremos tener turismo debemos ser capaces de lograr que el cliente cuando venga, disfrute, lo pase bien, se divierta porque al final, estén más o menos días, la gente necesita diversión, tiene que salir y moverse. El turista tiene que tener infraestructuras como parques acuáticos, por ejemplo, como tienen todos los destinos. Por eso, la construcción de este tipo de infraestructuras vinculadas al turismo deben de apoyarse desde el minuto uno por las administraciones”.

La patronal hotelera prevé un 85 % de ocupación en los nueve días de fiesta

Los hoteles de Castelló ya registraron hace dos semanas reservas para Magdalena, que se desarrollará del 3 al 11 de marzo. La patronal provincial turística de Ashotur prevé que la ocupación hotelera en fiestas ronde entre el 80 y el 85 %.

Desde Ashotur destacan que el año pasado la campaña hotelera fue positiva y que en este ejercicio se espera una mejora en las cifras de ocupación.

«Este año y a 10 días vista de Magdalena llevamos una ocupación media del 67.29% lo que supone un crecimiento del 24.61% respecto al año anterior. Por tanto tendremos un previsión media de Magdalena del 03 al de 10 marzo del 83% (fines de semana 03,09 y 10 completo al 100%)», explicaron fuentes del Hotel Intur de Castelló, que señalaron que «el año pasado el Intur a 10 días vistas de Magdalena ( a 10 de marzo) tenía una ocupación media de la semana del 54% y acabó con un 77.29% (18 al 25 marzo.

Es decir, los datos del Intur reafirman el aumento de ocupación apuntado por la patronal turística. En el caso del citado establecimiento hotelero, el aumento previsto es cinco puntos superior al del año pasado. Asimismo, añaden que el Hotel Intur Orange de Benicàssim, que este año volverá a acoger las Bandas de Música, cerró el año pasado Magdalena con un 70.77% y la previsión de las próximas celebraciones es del 74%».

Además de los participantes en el desfile de bandas internacional, uno de los actos que aporta más visitantes de fura es la feria taurina de Magdalena, ya que reúne a aficionados de otras provincias. Cabe tener en cuenta que el año pasado la plaza de toros de Pérez Galdós acogió a 70.000 personas.

Otro punto fuerte de Magdalena es la amplia oferta gastronómica que se programa en la calle. Este año, por ejemplo, se impulsará la primera feria de casas regionales, con la participación de los centros de Asturias, Galicia y Castilla-la Mancha. También destacan el mesón de Vino o el mercado gastronómico de Santa Clara.

Internacionalización

La Agencia Valenciana de Turismo y el ayuntamiento trabajan para que las fiestas ayuden a impulsar la llegada de visitantes extranjeros a la capital de la Plana.El objetivo de ambas administraciones es internacionalizar unas fiestas que consiguieron en 2010 la declaración de interés turístico internacional. Así, el consistorio ha llevado a cabo campañas promocionales en las aerolíneas que operan en el aeropuerto de Castelló, que enlazan con Reino Unido, Polonia, Rumanía y Bulgaria. En la pasada feria de turismo de Madrid expuso por primera vez una gaiata infantil, que se acompañó por un desfile.

Los hoteleros creen que la alta velocidad reforzará la tendencia al alza del turismo en Castelló este año.

La llegada del AVE a la ciudad de Castelló, el próximo día 23 y aunque sea con un retraso de 11 años sobre el primer calendario oficial anunciado por el Gobierno central, ha sido saludada con «alegría y satisfacción» por parte de la empresarios de la provincia. Las distintas asociaciones patronales coinciden en señalar a la nueva infraestructura como nuevo trampolín para el sector turístico provincial.

Las tres patronales con mayor peso específico en al economía castellonense, a saber, la Confederación de Empresarios de Castelló (CEC), la plataforma del sector turístico, representada por la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castelló (Ashotur), y la patronal cerámica, que representa (Ascer), han destacado la necesidad de la puesta en marcha de este nuevo servicio ferroviario y su «positiva» influencia en un nuevo relanzamiento de la economía provincial. En el mismo sentido se ha expresado la presidenta de la Cámara de Comercio de Castelló, Dolores Guillamón.

Néstor Pascual, presidente de la gestora de la CEC, expresó su satisfacción por el anuncio de llegada del AVE. «Es algo que estábamos esperando desde hace muchos años. Por tanto, tenemos que expresar nuestra alegría y felicidad. Está claro que va a ser un revulsivo para la economía de la provincia, y sobre todo para la actividad turística», declaró.

El dirigente de la patronal castellonense restó importancia al hecho de que, inicialmente, el AVE Castelló-Madrid discurría por el denominado ‘tercer hilo’ sobre la vía convencional, a la espera de la vía de doble ancho internacional. «Es un primer paso. Y mejor esto que nada», puntualizó Pascual.

Por su parte, Carlos Escorihuela, presidente de Ashotur, subrayó la importancia del AVE y su conexión con las comarcas del norte para atraer a nuevos turistas a la provincia de Castelló. «Estamos seguros de que el AVE reforzará la tendencia al alza del sector para este año que acaba de empezar, cuyas expectativas ya son de por sí muy halagüeñas», dijo, al tiempo que expresaba su satisfacción por la puesta en marcha del anunciado y anhelado proyecto de la Alta Velocidad en Castelló.

Mientras, desde la patronal cerámica, Ascer, a través de una nota oficial, se ha valorado así la llegada del AVE: «Se trata de un hecho histórico, positivo para la provincia de Castelló», dice la nota. «Confiamos en que se cumplan también, y lo antes posible, todas las inversiones relacionadas con el Corredor Mediterráneo y el transporte ferroviario de mercancías», añade.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Comercio de Castelló, aunque con matices, también ha manifestado su alegría por la llegada del AVE. «Es un logro, aunque sea después de 11 años de espera, y no de la forma que hubiéramos querido, es decir, el tercer carril», dijo. «Pero en cualquier caso, es una infraestructura que al inicio de cada año hemos pedido y rogado a los Reyes Magos, y por fin la tenemos», añadió.

Guillamón también resaltó que el impacto más directo e inmediato de la nueva infraestructura en la economía de la economía provincial se reflejará en el sector turístico, «aunque su efecto se notará en el conjunto de la actividad económica», precisó.