Los locales de ocio ampliarán horario pero se someterán a un mayor control

Compaginar el descanso vecinal con el ocio, en plena polémica con los chiringuitos y las tascas de Castellón, será uno de los retos para esta temporada estival. Justo este verano será el primero en el regirá el nuevo reglamento de espectáculos, aprobado a finales de marzo y que es la antesala de la nueva ley que el Consell prevé implantar a finales de este 2010.

Por ahora, el reglamento y la orden de horarios de verano establecen una línea a seguir que busca permisividad de horarios, a la vez que cumplimiento de la legislación ambiental acústica y el refuerzo de los controles. Y es que, según apuntan desde Conselleria de Gobernación, “se hace hincapié en el derecho al descanso de los vecinos y para que quede garantizado se efectuará un mayor control en este sentido”. Aunque el texto normativo dice que “hay posibilidad de ampliar horarios para aquellos locales que por su ubicación sean susceptibles de causar molestias al vecindario, por lo que deberán estar localizados fuera de los cascos urbanos”.

EN CARRETERA // Al respecto, el gerente de la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur), Carlos Gomis, señaló que esto beneficiará a discotecas y locales musicales de polígonos, pero no soluciona áreas en conflicto como las tascas, con una restricción horaria ahora por la declaración de zona acústicamente saturada (ZAS). Asimismo, Gomis añade que esperan que a la larga se atienda otra reivindicación como es la de lograr un horario especial para locales de ocio, “pero no solo en verano, sino también durante Semana Santa, aunque este año no se ha aceptado, pero seguiremos insistiendo en cada comisión de espectáculos y para la futura ley”. Sí están ahora en marcha y ya cursadas las peticiones, desde Ashotur a los ayuntamientos, de ampliación de horarios para el periodo permitido este verano por la Conselleria y que abarca seis días menos, aunque desde el colectivo no le dan importancia a este punto. Así, si en 2009 se estableció del 12 de junio al 20 de septiembre; para este 2010 pasa del 18 de junio al 19 de septiembre. De media, el cierre se puede aplazar entre media hora y una hora más --ver gráficos--. Otra novedad es que se incorpora la figura jurídica de los locales de ocio de la zona marítimo terrestre.

En cuanto a las excepcionalidades de los negocios que podrán pedir ampliar horarios la Generalitat cita aquellos situados en carreteras, aeropuertos, estaciones de servicios o estaciones de ferrocarriles. Así, la Conselleria entiende, a través del reglamento, que “por su ubicación, bien atiendan a necesidades de usuarios o trabajadores nocturnos, así como a los que, por su ubicación fuera de los núcleos urbanos habitados y en centros de ocio, no sean susceptibles de causar molestias, sin perjuicio de lo dispuesto en la ley sobre contaminación acústica”.

Otros aspectos que controla la normativa son aquellas instalaciones desmontables y eventuales, y las situadas al aire libre, que afectan a chiringuitos de playa y terrazas propias del verano.

Gomis sí aplaudió la autorización de los locales multiactividad y la actualización de una norma “que data del 2003” y lo comparó con la negativa a revisar por parte del Ministerio de “la ley de Costas, que es de 1988”.

Deja tu comentario

Los comentarios será moderados.