Las familias apuestan por el ‘todo incluido’ en turismo rural

Los negocios turísticos del interior se han apuntado al todo incluido, que también ofrecen hoteles del litoral, y parece que funciona. La presidenta de la Asociación de Turismo Rural (ATR), dependiente de la patronal Ashotur, Teresa Vayá, explicó que han configurado paquetes “que están teniendo mucho éxito, como los de aventura o los románticos”. Y añadió que, frente a estos lotes, muchos de fin de semana, ahora en verano, lo que prima es el todo incluido, sobre todo para familias, que además eligen mayoritariamente pasar unos cuatro o cinco días de “vacaciones tranquilas”.

Para contar con estos lotes, Vayá explicó que los empresarios de la zona han optado por la cooperación a la hora de dar ya hecho el alojamiento, restaurante y actividades. “Se busca algo más, el precio por persona del completo va de 90 a 140 euros; con coste especial para los niños”, dijo.

El gerente de Altretur, Pep Gómez, señaló que en la oferta para el interior figuran paquetes completos, que incluyen “comida, actividades y todo incluido”. Así, apuntó que “en general se mira mucho el bolsillo y se controla el gasto; el todo incluido se aprecia porque así se puede controlar el presupuesto, si no, se dispara, sobre todo con el turismo familiar, en el caso de un pareja con uno o dos niños”. Gómez apuntó, sobre las reservas que, un año más, ha primado la última hora, “la de julio se hacen en junio; y las de agosto, en el mes de julio”.

Apuntó que “siempre hay casas rurales que se ofrecen al cliente llave en mano, pero cada vez se prefiere más el establecimiento con todo incluido”.

En cuanto a la contratación, indicó que “en la duración se ha dado una sorpresa y es que la estancia se ha alargado; si antes eran dos o tres días, ahora se ha pasado a contrata de cinco a siete u ocho días, la semana”.

Los precios varían según negocios pero en general el sector lleva con la tarifa congelada dos años. A grandes rasgos, en el mercado se encuentran ofertas como una estancia de una semana de una familia con dos niños por 1.200 euros, aunque varía si es temporada alta, en agosto. El turismo activo, con senderismo, descenso de ríos, escalada o visitas a los bosques son otras opciones al alza, con lo cual, va creciendo la oferta complementaria.

Deja tu comentario

Los comentarios será moderados.