Terrazas para esquivar el veto total al tabaco

La instalación de terrazas se perfila como la única alternativa para los establecimientos de hostelería para esquivar el veto total al tabaco después de que la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, asegurase ayer que las mismas se consideran espacios públicos abiertos y, por tanto, se podrá fumar en ellas. En estos términos se posicionó la ministra después de que la propuesta de la Federación Española de Hostelería (FEDH) de crear cubículos separados para fumadores no prosperara, al ser rechazada por los grupos parlamentarios de la izquierda.

Emilio Pin, asesor jurídico de la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur), comentó que muchos establecimientos de Castellón, donde el clima acompaña, ya habían instalado terrazas en previsión de que esto iba a pasar, ya que cree que con la nueva ley no se impedirá fumar en los espacios como las terrazas.

Con todo, Carlos Gomis, gerente de Ashotur, considera que la prohibición de fumar en bares y restaurantes afectará negativamente al sector y critica el que apruebe este veto sin contar con la opinión de los hosteleros.

Ashotur defiende la propuesta de la Federación Española de Hostelería y Turismo de que haya espacios exclusivos para fumadores siempre que no salga el humo y que tengan sistemas de extracción para que verdaderamente sean espacios sin humos.

A su vez, Pin manifiesta que con esta nueva ley antitabaco se está limitando el derecho de actividad propia del empresario y recortando las libertades.

CAMPAÑAS // Además, Gomis censura que el Ejecutivo no ha hecho las campañas de prevención anunciadas cuando se dio el visto bueno a la anterior normativa.

El gerente de Ashotur manifiesta que el veto total al tabaco perjudicará al empresario. “Seguramente habrá pérdidas para los hosteleros, tal y como está el sector ahora”, declara.

Gomis recuerda que ya tuvieron que realizar inversiones muy importantes para poder adaptar sus locales y crear las zonas de fumadores que contemplaba la anterior ley antitabaco en establecimientos de más de 100 m2 que esta nueva norma no contempla.

No obstante, Pin apunta que jurídicamente no cree que sea posible exigir al Gobierno compensación, porque el empresario que ha asumido dicha inversión lo ha hecho voluntariamente y porque se trata de una normativa, previsiblemente, aprobada por el Congreso de los Diputados.

No obstante, Pin vaticina que la nueva ley unida a la inversión que se hizo no va a poder ser recuperada y que la situación de crisis pueden afectar al sector. Así pronostica una retracción del cliente fumador que, por ejemplo, puede que no vaya a tomarse el café porque verdaderamente no va a poder fumar.

Finalmente, Gomis critica que al final la hostelería sea la gran pagadora de la prohibición al tabaco e ironizó con que al final sería más sencillo que no se vendiera tabaco, aunque ello repercutiría en los ingresos de las arcas públicas. Por último, Pin explica que la ley si se cumple provocará que no haya competencia desleal entre establecimientos.

Deja tu comentario

Los comentarios será moderados.