Los hosteleros piden a Generalitat que medie contra la ley del tabaco

No quieren hacer “ni de policías ni de inspectores”. Los responsables de los locales de ocio y discotecas de la provincia unirán fuerzas con sus coetáneos de Valencia y Alicante para pedir a la Generalitat que interceda por ellos ante el Gobierno ante la inminente entrada en vigor, el 2 de enero del 2011, de la ley del tabaco. José Luis Selma, responsable de este departamento en la Asociación de Hosteleros y Empresarios Turísticos de Castellón (Ashotur) es claro: “La norma acabará de hundir al sector, será un palo grande para restaurantes, pubs y discotecas, pues la prohibición de fumar en estos locales propiciará, aún más si cabe, que prolifere el botellón. Será una salidita del local a fumar un cigarrillo y, de paso, a beber”.

Selma sostiene serán los establecimientos ubicados en el centro urbano y en polígonos los que más lo van a notar. E incide en que “la seguridad o los camareros de los locales no tienen por qué ejercer como policías antitabaco, y los propietarios no podemos poner un vigilante en cada rincón del local o en los baños; me parece ridículo; y si la gente sale a la calle, será perjudicial para el vecindario, por los ruidos que esto generará cada noche”.

MAL PLANTEAMIENTO // Los propietarios serán los gran damnificados de la nueva ley. Primero, dicen, por las inversiones hechas ya para adecuarse a la anterior normativa --“es dinero que ha caído en un saco roto”, dice Selma--, sobre todo en acondicionamiento ambiental y en señalítica. “La ley está mal planteada desde el principio. Este invierno, en cuando se ponga en marcha la norma, se perderá mucho dinero, y habrá incluso locales que se plantearán echar el cierre, porque la gente va a los pubs a beber, fumar y bailar; si dos de tres ya no pueden hacerlo, pues no irán; y si encima hace frío para salir a la calle…”.

Selma plantea una reunión con las asociaciones hosteleras de toda la Comunitat para establecer unos parámetros para luchar unidos para modificar la ley. “Al menos que dejen libertad de elección a los locales”, pidió.

No obstante, desde la Conselleria de Sanidad vaticinaron que el nuevo texto dejará poco margen de maniobra a las autonomías ya que no podrán alegar. Además, la anterior ley permitió al Consell aprobar un desarrollo normativo, que es el que crear espacios para fumadores en establecimientos de más de 100 metros cuadrados. Este no se podrá suavizar al prohibir fumar en todos los locales.

Aun así, recordaron que en el último consejo interterritorial, en el que se presentó el borrador del nuevo real decreto, la Generalitat mostró su oposición a que en el actual contexto de crisis las reformas hechas por los hosteleros para cumplir con la anterior normativa iban a quedar sin efecto al prohibirse completamente el consumo de tabaco en hostelería. Entonces lograron un aplazamiento de su entrada en vigor hasta el 2 de enero del 2011.

Ahora, con el cambio de ministra de Sanidad, el encuentro interterritorial que iba a tener lugar entre Ministerio y autonomías este fin de semana ha quedado pospuesto hasta diciembre. Desde Sanidad se abstuvieron de valorar la propuesta de los hosteleros hasta no disponer de ella formalmente e indicaron que hasta no conocer el orden del día del consejo interterritorial no saben si podrán abordar esta cuestión ante el Ministerio.

Deja tu comentario

Los comentarios será moderados.