El gasto en restaurantes y ocio cae un 60% y el sector busca alternativas

Los castellonenses igual salen pese a la crisis, pero gastan menos. El consumo en restaurantes y ocio ha caído un 60% en la provincia, según el informe ¿Evolución o revolución? El consumidor ante la crisis, datos confirmados por las principales asociaciones empresariales, que inciden en “la necesidad de reinventarse con iniciativas que ayuden al mantenimiento y captación de clientela”. “El volumen de personas se mantiene, pero ha caído el nivel de facturación”, coinciden los empresarios.

Tanto la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo (Ashotur) como la Federación de Turismo de Castellón (Feiturcas) han iniciado campañas para promocionar los establecimientos, con jornadas gastronómicas, catas, presentaciones de vinos, degustación de nuevos productos y mejora de instalaciones, creación de páginas web, renovación de las cartas y un mayor márketing, entre otras iniciativas. “Los establecimientos están respondiendo --explica Carlos Gomis, gerente de Ashotur--. Y ante la crisis, los hosteleros han buscado ofrecer un valor añadido”. Eduardo Ferreres, de Feiturcas, expone que “el sector está realizando un verdadero plan renove, adaptándose a unas circunstancias que parece que remontarán cara al próximo año, porque ya se ha tocado fondo y los empresarios han cambiado el chip”.“A mayor nivel y categoría del establecimiento, peores resultados arroja”, señala. E indica que los bares de tapas, pizzerías, bocaterías y tascas han bajado un 10 ó un 15%, pero han aguantado; los de menús, en un 50%; pero han sido los restaurantes los que más lo han notado, en un 75%”. “La gente sale igual, pero recorta en la cervecita o en el vino”, explica.

El responsable de Restauración de Ashotur, Agustín Platillero, incide en que “se han ajustado precios, menús y se ha tirado de inventiva, con jornadas de todo tipo, desde setas, trufas, arroces o langostino, o aprovechando los eventos deportivos”. Y en el sector del ocio, más de lo mismo. “La crisis propicia el botellón, y la gente recorta en ocio, saliendo menos de copas o apurando el gasto, y eso es un palo para los pubs y discotecas, a lo que hay que sumar la restricción de tabaco; que será la guinda”, señala José Luis Selma. El delegado de Ocio Nocturno de Ashotur hace hincapié en que “se han iniciado alternativas, como las promociones de hora feliz del 2×1, la entrada gratis para las chicas, o espectáculos extra, para captar a la juventud”.

Deja tu comentario

Los comentarios será moderados.