Pajín da 7 días a la hostelería para adaptarse a la norma antitabaco

Una semana. Es el tiempo que tendrán los hosteleros de Castellón para adaptarse a la nueva ley antitabaco si la norma entra en vigor el 2 de enero del 2011 y finalmente no se da el visto bueno en el Congreso a la moratoria hasta el 1 de julio. La redacción final del proyecto prevé aprobarse el 23 de diciembre. Antes es poco viable teniendo en cuenta que el próximo lunes, día 13, el documento pasa al Senado definitivamente para darle luz verde y posteriormente debe llegar al Congreso. Dado que la semana del 21 es la última en la que hay pleno, es necesaria su aprobación en esas fechas para que pueda entrar en vigor el 2 de enero, según informaron desde el Congreso.

Mientras tanto, la incertidumbre es total entre los empresarios de la hostelería de Castellón, como ayer contó Mediterráneo, puesto que aún se desconoce si será viable la idea de la creación de habitáculos de fumadores en locales cerrados, así como si habrá compensaciones para aquellos que hicieron reformas en sus locales hace ahora cuatro años”.

Precisamente, entre las disposiciones nuevas que llegarán a la Cámara Alta figura una referente a las compensaciones por inversiones no amortizadas, la cual recoge que el Gobierno, en el plazo de tres meses a partir de la entrada en vigor de la presente ley, establecerá reglamentariamente los supuestos, requisitos e importe de la compensación que pueden solicitar los empresarios de la restauración que remodelaron sus locales para habilitar zonas para poder fumar y no tengan amortizada aún la inversión realizada. Es más, otra disposición trata las compensaciones por reformas realizadas y reza: el Gobierno, en el plazo de tres meses a partir de la entrada en vigor de la presente ley, modificará la normativa fiscal al objeto de compensar mediante beneficios fiscales a los titulares de aquellos establecimientos que realizaron las reformas para habilitar en sus locales la zona para fumadores.

Los hosteleros se mantienen cautelosos: “No sabemos nada, pero está claro que se creará un perjuicio de orden público en los locales, porque si entra en vigor con tanta premura el 2 de enero, los clientes no conocerán la ley, se fumarán los cigarros en bares y restaurantes y se montará”, dijo Carlos Gomis, gerente de la Asociación de Hosteleros y Empresarios Turísticos de Castellón.

Deja tu comentario

Los comentarios será moderados.