Comercio y hostelería alargan horario hasta septiembre para hacer ‘caja’ con el turismo

Las empresas de servicios de Castellón se ponen ya a punto para ofrecer horarios especiales, cara a rentabilizar al máximo la presencia de veraneantes y turistas, en especial, en los municipios más turísticos de la provincia, tanto de costa como de interior.

En el caso del sector del ocio, el gerente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur), Carlos Gomis, explica que para este verano han tramitado en 26 ayuntamientos la petición para alargar horarios de cierre --en media hora o una hora, lo máximo permitido, según el tipo de establecimiento (ver tabla)--, que hacen referencia a viernes, sábados y vísperas de festivos, del 14 de junio al 30 de septiembre. “Hay de costa y de interior. Por ahora nos han venido autorizados, como en Torreblanca, Onda o Benicàssim. Pero nos ha sorprendido la denegación del permiso en la Vall d’Uixó. Nos dicen que los locales están en zonas residenciales donde ya se han autorizado muchas terrazas y esto puede perturbar el descanso vecinal”, indica.

Con todo, Gomis aclara que “es posible autorizar más horario para el interior del local y no variarlo para la terraza. Por eso no lo comprendemos”.

Y si los bares, restaurantes, heladerías, pubs y cafeterías se apuntan a trabajar más horas y aprovechar la temporada alta, no son menos los comercios.

Castellón sigue, eso sí, solo con siete municipios de costa declarados de afluencia turística, donde el comercio puede abrir festivos y domingos, sin importar su superficie o sector, del 1 de julio al 30 de septiembre. Con todo, pueblos de interior como Morella, en verano, abren una hora más sus locales hosteleros; y las tiendas “todos los domingos, de 10 a 14 y de 16 a 20 horas”.

Deja tu comentario

Los comentarios será moderados.