El turismo de proximidad brinda a Castellón un mes de julio histórico

El sector turístico castellonense presentó en julio los mejores datos de su historia. Nunca antes 137.423 personas habían visitado la provincia durante el séptimo mes del año y tampoco se habían producido 592.809 pernoctaciones. Un récord que confirma las buenas previsiones de los hosteleros gracias al turista de proximidad. El sector castellonense supera incluso al recordado verano del 2006, cuando la provincia alcanzó la cima en número de personas que llegaron de fuera a pasar aquí sus vacaciones y en habitaciones reservadas.

El sector hostelero recibió en julio a 13.000 personas más que el año pasado, gracias sobre todo a ciudadanos de Madrid, un 22,55%; de la Comunitat, un 22,2%; de Catalunya, un 13,06%; y de Aragón, un 10,11%, es decir, un turismo de proximidad que escoge Castellón como destino para sus vacaciones. Por contra, los extranjeros pierden protagonismo en la encuesta de ocupación en alojamientos turísticos del INE. 4.000 visitantes menos llegaron de fuera respecto al año anterior, en parte, debido al menor aforo del FIB, y contradiciendo al resto de la Comunitat, que incrementa en un 6,5% sus pernoctaciones.

¿Por qué crece el turismo en la provincia a pesar de la crisis? Según Carlos Escorihuela, el presidente de Ashotur, los españoles tienen ahora menor poder adquisitivo y eligen destinos de cercanía para disfrutar sus vacaciones, cada vez son menos los que salen de nuestras fronteras para descansar, circunstancia agravada además con los conflictos del norte de África, por lo que Castellón se convierte en un atractivo.

Las previsiones también son muy positivas para agosto.

Deja tu comentario

Los comentarios será moderados.