El interior coge oxígeno tras un buen final de año

El turismo de interior empieza a ver la luz al final del túnel. Los resultados del último trimestre del 2013 le permiten encarar el nuevo año con cierto optimismo y con la previsión de mantener, e incluso aumentar, las cifras de ocupación del último ejercicio, que no van a ser malas del todo gracias a la recuperación experimentada en la última parte del año. De hecho, y a falta de las cifras de diciembre, casi 30.000 turistas han elegido una casa o hotel rural en la provincia para pasar sus vacaciones. En todo el 2012 fueron 37.000, teniendo en cuenta que el mes de diciembre es el más importante del año.

Aun así, la previsión que maneja el sector no es para echar cochetes. Y es que en los últimos años los resultados no han sido benévolos con un sector que vivió su época dorada durante los años previos a la recesión económica. Un ejemplo: los 471 alojamientos rurales con los que la provincia contaba en el 2007 (prácticamente la misma cifra que ahora) sumaron ese año 51.657 viajeros. A partir de ese ejercicio, y tras un lustro de fuerte crecimiento, la demanda comenzó a caer hasta quedarse en 37.169 viajeros en el último año, según el INE.

Deja tu comentario

Los comentarios será moderados.