Los empresarios piden actuar ya para que los mosquitos no dañen al turismo

Los empresarios de la provincia de Castellón instan a hacer los deberes en la lucha contra los mosquitos porque temen que, si no, se repetirán las imágenes del verano del 2015, un auténtico annus horribilis, por las picaduras que llevaron a cientos de veraneantes a las farmacias, a los centros de salud y a las urgencias médicas solicitando ayuda para paliar la reacción, algo que les preocupa porque puede dañar la imagen turística de los municipios.

El presidente de la asociación provincial de empresarios de hostelería y turismo de Castellón, Carlos Escorihuela, explica: “El año pasado hubo bastantes quejas para que se diera una solución con antelación a la plaga de los mosquitos y quiero pensar que están trabajando, porque las medidas no se tienen que dar en el verano, sino que deben ir buscando soluciones eficaces con antelación”. Asimismo, el presidente de Ashotur considera que “se tiene que hacer un estudio de qué clase de mosquitos hay para saber cómo atajarlos y erradicar las picaduras”. E insiste en que “el año pasado es el ejemplo de cómo no se debería haber hecho”.

Para Escorihuela, la problemática de las picaduras “es algo que afectaría a todo el mundo, tanto a los turistas que vienen y luego se han tenido que ir al centro de salud, como al propio sector”. “Esto no nos aporta absolutamente nada bueno”, manifiesta.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Castellón (CEC), José Roca, se suma a la petición de Ashotur. “Yo creo que nunca está de más empezar a trabajar ya en la lucha contra los mosquitos”, destaca. Roca añade que “en una zona turística como es la provincia de Castellón es fundamental tomar medidas ya cara a la temporada que viene”, argumenta sobre este asunto.

COORDINACIÓN // Sobre todo, demanda coordinación entre las administraciones y “poner de acuerdo a los ayuntamientos, diputaciones y Generalitat para que este problema nos coja preparados y no tener que repetir la situación del año pasado, en que se nos echó encima y nos llegó un poco tarde” la solución. Por ello, señala que “sería conveniente tomar las medidas para que esta fuente de riqueza que es el turismo no se deteriore otra vez”.

MARKETING AL TRASTE // En la misma línea, Agustín Platillero, responsable del área de restauración de Ashotur, explica que “hay que hacer una previsión ante este tipo de plagas y tendría que existar una planificación y fumigar desde antes de que empiece la primavera, que es cuando empezará a hacer calor y a reproducirse y eclosionar las larvas”. Recuerda que en algunos casos lo ocurrido en el 2015 fue realmente grave; hubo niños e incluso personas mayores que sufrieron picadas y erosiones y que no afectó a una sola población sino a muchas, especialmente del litoral.

Por ello, indica: “Ayuntamientos, Diputación y Conselleria tendrían que tomar medidas para que no se repita, porque podemos hacer campañas e ir a Fitur, pero si cuando nos vienen los turistas se encuentran con estos problemas, es muy grave”.

Agustín Platillero indica que esta es “una preocupación del sector” y recuerda que las administraciones se comprometieron a trabajar, por lo que confía en que ayuntamientos, Diputación y Generalitat se pondrán las pilas. Reconoce que el año pasado hubo “mala suerte porque cuando se hicieron los tratamientos llovió y estos perdieron efectividad”, pero “no es excusa”.

TODOS LOS AÑOS // Por su parte, otro empresario, Manuel Ferreres explica que “en la costa, si no hay un tratamiento adecuado, hay plaga”. Considera que “no es que deban empezar ya, es que no deberían dejar nunca de trabajar y de estudiarlo, porque es un problema que se da todos los años y cuando llueve es todavía peor”. “Son cosas que están afectando a la salud pública de las personas y si queremos ser un destino de calidad, debemos trabajar las cosas no cuando viene el problema, sino todo el año”, concreta.

Deja tu comentario

Los comentarios será moderados.