El consistorio controlará que el ‘parking’ de caravanas no sea un «camping ilegal»

El Ayuntamiento de Castelló controla de forma diaria el aparcamiento de autocaravanas habilitado junto al Planetario del Grau para impedir que se convierta en un «camping ilegal» y conseguir que se cumplan las normas que rigen un área de estacionamiento que cumple la legislación vigente. Fuentes municipales señalaron ayer a Levante de Castelló que el consistorio cuenta en la zona con una persona que se encarga de vigilar a diario que todos los propietarios de las autocaravanas cumplan la normativa, y, en el caso de que no sea así, informarles pertinentemente o, si es necesario, dar aviso a la Policía Local.

Son parte de las explicaciones que dieron ayer la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, y la concejala de Turismo, Patricia Puerta, a los representantes del sector de campings vinculados a la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castelló (Ashotur), con quienes se reunieron en el ayuntamiento para intentar explicar el objetivo del ‘parking de autocaravanas y su futura ampliación.

Y es que el representante de los campings, José María López, ha denunciado lo que califica de «competencia desleal» , hasta el punto de anunciar posibles «acciones» contra el ayuntamiento». El primer paso, en cualquier caso, será participar en el próximo pleno municipal destinado a los vecinos, previsto para el jueves 26 de enero, donde preguntarán sobre esta cuestión.

Desde el equipo de gobierno, según señalaron ayer fuentes municipales, insistieron en explicar a los empresarios que se trata de dos actividades distintas, ya que los representantes de los campings mantienen que es competencia desleal, algo que niegan en el ayuntamiento al ser dos públicos potenciales distintos.

En este sentido, desde el consistorio aclaran que el turista que visita un camping suele ser el de familias o matrimonios, muchos de ellos extranjeros, que están varias semanas en las instalaciones habilitadas para ello. Frente a ello, el área de estacionamiento del Grau es para autocaravanas que están de paso. De hecho, sólo pueden estar estacionadas 48 horas, aspecto que debe controlar la persona destinada en la zona por la institución municipal. Además, subrayan desde el ayuntamiento que «las normas son muy claras», como no estar más de dos días aparcados y tener prohibido lavar los vehículos, sacar sillas y mesas, poner toldos, barbacoas o tender ropa. De cara al futuro, además, se avanza que se colocará un parquímetro al estilo de la zona azul para cobrar la estancia.

Esta era una de las críticas de José María López, quien señalaba el lunes en este diario que «un aparcamiento de autocaravanas no puede ser gratuito cuando se ha hecho con dinero público. A nosotros se nos exige cumplir con la normativa autonómica para ofrecer el servicio en nuestros negocios y el Ayuntamiento de Castelló, como está ocurriendo en otros municipios, ofrece pernoctar a coste cero y sin autorización».

Deja tu comentario

Los comentarios será moderados.