El turismo deja otro récord con 7,5 millones de reservas en Castellón

Castellón superó los 1,7 millones de turistas y los 7,5 millones de pernoctaciones en todo tipo de alojamientos durante el 2016. Unas cifras que suponen superar el récord de la serie histórica ya lograda en el 2015, cuando se rozaron los siete millones de reservas (6.954.737), que en este reciente 2016 se han sobrepasado con creces (7.505.012), prácticamente, un 8% más.

Y en visitantes, más de lo mismo (179.083 nuevos turistas): de los 1.558.870 del 2015 se han alcanzado los 1.737.953, lo que implica un progreso del 11,5%. En definitiva, aumentan las personas que eligen Castellón para sus escapadas y también, aunque en menor medida, los días de vacaciones que estos pasan en hoteles, apartamentos, cámpings o casas rurales de la provincia.

¿Cuál fue la procedencia mayoritaria? El mercado emisor tradicional más potente continuó siendo el español, con 5.325.913 reservas realizadas durante todo el ejercicio, un 7,6% más que el año anterior. La importancia del factor pernoctaciones radica en que refleja la duración del estancias y, a más cuantía, supone un mayor impacto económico.

La demanda de los extranjeros se elevó más, con un alza del 9%, traducido en 2.179.099 pernoctaciones en alojamientos de Castellón. Si la proporción habitual hace unos años era de 80% nacional y 20% extranjero, esta ha variado ligeramente por una proyección de los visitantes de otros países en aumento, cada vez más con el aeropuerto; y ahora la tarta se reparte entre un 71% de cliente español y un 29% foráneo.

los empresarios opinan // «El reciente 2016 ha sido un año muy bueno. El incremento porcentual de casi 180.000 turistas es para estar satisfecho. Es muy destacable», destaca el responsable de alojamiento de Ashotur y presidente del club de producto Introducing Castellón, Javier Gallego. «Lo ideal sería tener una temporada turística de nueve meses, que aún no tenemos», añade. En su opinión, los resultados reflejan que «cada vez más, Castellón tiene aceptación como producto turístico. Ahora bien, habría que analizar si ese alza de turistas se produce en los meses de verano, pues el crecimiento es limitado, y sería preocupante. Lo que interesa es atraer visitantes todo el año, incluida temporada baja, alargar la ocupación hasta octubre y noviembre; y también en mayo».

Para ello, Gallego apuesta por atajar también la «altísima dependencia» del turismo nacional --ahora siete de cada diez visitantes a la provincia-- y abrir el horizonte a más mercados.

De hecho, cara a reforzar el turismo internacional, el aeropuerto está jugando su papel como puerta de entrada de extranjeros (con conexiones con el Reino Unido, Bulgaria y Rumanía); o la proximidad de Francia, número 1 internacional para Castellón, como emisor de viajeros, muchos por carretera.

En el 2016 también influyó la coyuntura de inseguridad internacional (por atentados en otros países), que favoreció reservas de extranjeros que optaban por destinos aparentemente más seguros y también por españoles, que se quedaban por lo mismo, además de recuperar ligeramente poder adquisitivo para salir de viaje por el territorio nacional.

La previsión de la patronal nacional Exceltur para este 2017 es de continuar con un crecimiento moderado del turismo. También en Castellón el empresariado opina que «lo normal es seguir incrementando visitantes, con racionalidad». «Nuestro primer objetivo este año debe ser retener la cuota de mercado del 2016, que ha sido buena. También continuar con los planes estratégicos para desestacionalizar y los de competitividad; así como con los controles desde la Agencia Valenciana de Turismo para atajar los apartamentos ilegales, competencia desleal», añaden.

Deja tu comentario

Los comentarios será moderados.