Alianza turística en plena ‘crisis’ del Penyagolosa

El entorno del Parque Natural del Penyagolosa (Castellón) se prepara para una cita de primer nivel, la carrera Gegant de Pedra, que se disputará el sábado envuelta de polémica. Cabe recordar que la Conselleria de Medio Ambiente ha vetado este año el recorrido habitual y ha obligado a la organización a diseñar otro con menos afección al paraje pero también con menos impacto turístico para los pueblos por los que transcurría y que este año se quedarán sin ese reclamo.

Sobre la mesa, pues, ha quedado el debate sobre la necesidad de ampliar el uso público del paraje para que la Conselleria, en un futuro, pueda autorizar iniciativas culturales o deportivas. El propio departamento autonómico ya ha avanzado que trabajará para modificar el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) del Penyagolosa pero desde ayer hay otra solución.

El Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (GOGV) publicó este lunes el protocolo general de colaboración para el desarrollo y ejecución del Plan de Dinamización y Gobernanza Turística del Penyagolosa, un protocolo firmado y del que formarán parte la Agència Valenciana de Turisme (Generalitat Valenciana), el Patronato Provincial de Turismo de Castellón (Diputación), la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo (Ashotur) y la Asociación Intermunicipal del entorno del paraje.

Es en este protocolo donde se explican los pilares sobre los que se tiene que construir el futuro del Penyagolosa desde su vertiente económica y social. Uno de los objetivos es, precisamente, el de «ampliar y mejorar los espacios de uso público». Si bien es cierto que las actuaciones tendentes a conseguir estos objetivos «se desarrollarán en el territorio y sobre los recursos y servicios de titularidad de los municipios que integran la asociación», no es menos cierto que se trata de un punto de partida que augura cambios también en este sentido en el suelo que es de titularidad autonómica, como el del propio parque.

El protocolo marcará una línea de actuación conjunta durante tres años (hasta el 2021) y otros de sus objetivos serán el aumento de la calidad de los servicios turísticos del territorio, la mejora del medio urbano y natural, la diversificación de la oferta complementaria, la puesta en valor de los recursos turísticos, la creación de nuevos productos o la sensibilización de la población.

Este protocolo es, pues, una nueva herramienta que pretende seguir poniendo en valor el parque y su entorno. La mayor permisividad para pruebas deportivas en el Penyagolosa, que ha quedado en entredicho este año, es el siguiente reto. No va a ser a través de un documento como éste sino a través de la tramitación del nuevo PORN para el paraje. Esta regulación renovada más el citado protocolo asegurarían un Penyagolosa y un entorno más dinámico.

Deja tu comentario

Los comentarios será moderados.