30.000 trabajadores de Castellón siguen sin convenio en sus sectores

El preacuerdo entre patronal y sindicatos del azulejo para la firma de un nuevo convenio asegura tres años de paz social en una de las ramas clave de la economía de Castellón. No obstante, en la provincia quedan más de 30.000 trabajadores de al menos tres sectores importantes que tienen sus acuerdos laborales caducados, el más importante de los cuales es el de la hostelería y el turismo. Los otros dos son el transporte y las oficinas y despachos.

Si algo comparten estas tres situaciones es la dificultad que encuentran los sindicatos para forzar una mesa de negociación con los empresarios, debido fundamentalmente a la debilidad de unas grandes centrales --UGT y CCOO- que con la crisis económica perdieron un 25% de su afiliación en Castellón y que apenas comienzan a recuperarse de esa caída. El secretario general de CCOO Comarques Nord, Manel Nieto, reconoce la «incapacidad» sindical no ya para arrancar convenios positivos para sus representados, sino incluso para iniciar las negociaciones. Al tiempo, lamenta que no haya una legislación que obligue a las patronales a pactar unas «condiciones dignas».

LA HOSTELERÍA, EJEMPLO

El mejor ejemplo de ello es el poderoso sector de la hostelería, que en Castellón cuenta con unos 25.000 trabajadores. Los sindicatos quieren negociar un nuevo convenio, pues el anterior venció hace cinco años. En palabras de Nieto y su homólogo en UGT, Francisco Sacacia, «cinco veranos con manos libres para los empresarios para contratar sin regulación en la provincia». Por su parte, el presidente de la patronal Ashotur, Carlos Escorihuela, se muestra abierto a dialogar siempre que crean que lo que exigen los representantes de los trabajadores no les perjudica. Asimismo, asegura que en su opinión «no existe problemática» en el sector.

El caso del transporte es distinto, pues el martes se dio la primera reunión y, aunque las posiciones están lejanas, existe un calendario de encuentros, lo cual facilita el entendimiento. Según explica el responsable de UGT en el ramo, José Vicente Goyar, en la reunión los sindicatos plantearon una subida salarial de aproximadamente un 20% en los próximos tres años para «compensar los diez años» en los que han «tenido los sueldos congelados debido a que no había convenio».

Según ha podido saber Mediterráneo, la Asociación Empresarial Castellonense de Transportes de Mercancías por Carretera ofreció en primera instancia una subida cercana al 10% hasta el 2020, aunque posteriormente se mostró dispuesta a analizar la propuesta sindical y a dar una respuesta el 18 de septiembre, cuando los dos equipos negociadores volverán a verse las caras. Del acuerdo dependen 6.000 camioneros, quienes aseguran que las condiciones laborales en provincias limítrofes como Valencia, Tarragona o Teruel son mucho mejores, hasta el punto de que llegan a cifrar la diferencia de ingresos mensual en 400 euros.

El último gran acuerdo laboral pendiente es el de oficinas y despachos, un sector con baja afiliación y en el que la mayoría de empresas tienen menos de 100 empleados, lo que dificulta que existan comités de empresa. Es por ello que la propuesta que los sindicatos presentaron durante los últimos meses para mejorar las condiciones de los algo menos de 1.000 trabajadores de la provincia cayó en saco roto, pues ni siquiera recibieron respuesta de los empresarios. No obstante, tanto desde UGT como en CCOO aseguran que pretenden volver a intentarlo para, al menos, poder utilizar en Castellón el convenio ya existente en Valencia.

PAZ SOCIAL EN EL AZULEJO

Donde ya tienen casi asegurada la estabilidad laboral y la paz social es en el sector azulejero. Y es que el preacuerdo al que llegaron el martes Ascer y las organizaciones sindicales, que prevé subidas del 2,5% para 2018, 2019 y 2020, solo está pendiente de ratificación por parte de las asambleas, algo que ocurrirá en septiembre.

Deja tu comentario

Los comentarios será moderados.