SGAE

La situación actual de los derechos de autor y su problemática con las discotecas

sgaeDesde la entrada en vigor del Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril, Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, cada vez son mas las entidades de gestión que reclaman de nuestro empresariado el pago de cantidades periódicas en concepto de la concesión de autorizaciones por la utilización y comunicación pública del repertorio que gestionan.

A nuestro empresariado cada vez le suenan mas siglas como SGAE, EGEDA, AGEDI y últimamente también AIE, aunque existen muchas más. Todas ellas son entidades de gestión de derechos reconocidas por orden ministerial, esto significa, que son las encargadas legalmente de hacer efectivos los derechos que la LPI concede tanto a los autores (SGAE), como a los productores audiovisuales (EGEDA), como a los productores fonográficos (AGEDI), como a los artistas interpretes o ejecutantes (AIE).

La Ley les reconoce a todos ellos el derecho de propiedad intelectual por las obras que crean, producen o interpretan y siempre y cuando estas se utilicen públicamente se genera, por un lado, la obligación por parte, en este caso, del empresario de solicitar la autorización correspondiente, que viene concedida a cambio de una contraprestación económica, para realizar la comunicación pública de las mismas, y nace, por otro, el derecho de aquellos de exigirlo. Por tanto, cuando un empresario quiere utilizar en su sala el repertorio de cualquier autor o productor (CD, LP, DVD, Single, Video etc.) con la intención de comunicarlo públicamente debe solicitar la autorización preceptiva de estas entidades de gestión de derechos, evitando, de este modo, cualquier actuación de estas tendente a su exigibilidad forzosa.

Anteriormente solo existía una entidad de gestión de derechos, la SGAE, que concedía autorizaciones para la comunicación pública de obras tanto de autores como de productores fonográficos y de artistas intérpretes o ejecutantes, pues englobaba tanto a AGEDI como a AIE, pero actualmente estas dos últimas se han separado de la primera, por lo que el empresario debe de solicitar la autorización, que se realiza mediante la firma de un “contrato-autorización”, tanto a SGAE como a AGEDI (esta engloba a AIE, por lo que cualquier reclamación por parte de AIE al empresario no tiene fundamento pues es AGEDI quien debe liquidar) y de esta forma evitar cualquier tipo de reclamación por cualquier vía.

Gracias a los acuerdos alcanzados por nuestra Federación Nacional (FASYDE) tanto con SGAE como con AGEDI y materializados con la firma de sendos convenios de colaboración, todos los empresarios asociados y que hayan rubricado estos contratos-autorización tienen unas bonificaciones en el pago del 20% y del 18% respectivamente y deben exigir que se respeten a la hora de hacerlos efectivos. Por tanto, y resumiendo, existe la obligación de pagar tanto a SGAE como a AGEDI porque la LPI así lo estipula, existe la posibilidad de firmar contratos-autorización con ambas entidades de gestión de derechos y obtener bonificaciones importantes (ya que se tiene que pagar paguemos lo menos posible), existe la posibilidad de evitar exigibilades de cobro por vías no deseadas y solo esta en manos del empresariado que las premisas anteriores se cumplan.

Links relacionados

Sociedad General de Autores y Editores (SGAE)
Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA)
Sociedad de Artistas Intérpretes o Ejecutantes de España (AIE)
Asociación de Gestión de Derechos Intelectuales (AGEDI)