El turismo de Castellón afronta el mejor agosto de su serie histórica

Los empresarios turísticos de Castellón tienen claro que este recién estrenado mes se cerrará como el mejor de la historia, título que hasta ahora ostenta agosto del 2016. Justo hace un año la provincia contabilizó 316.022 turistas y 1.719.646 pernoctaciones, sumando la ocupación de plazas en hoteles, cámpings, apartamentos y casas rurales.

El buen ritmo de las prerreservas, la vuelta a la época dorada del consumo de vacaciones de los españoles y los multitudinarios eventos --como los festivales costeros del Arenal Sound y Rototom; o la fiesta del Anunci en Morella, unida a las tradicionales de agosto en los pueblos-- elevan al máximo las previsiones del sector. La Diputación de Castellón, de hecho, prevé una ocupación de más del 92% en el litoral.

Precisamente, los enclaves costeros de Castellón son los que más disparan su población habitual en verano, y especialmente, en agosto, sumando turismo y segunda residencia, donde en esta campaña se hará especial hincapié en los alquileres irregulares.

Representantes de distintos municipios confirmaron a Mediterráneo que hacen encaje de bolillos con la gestión de los servicios públicos, para atender a residentes y visitantes, que disparan el censo por unos meses, o incluso días, como durante los festivales. Desde Peñíscola, el edil de Turismo, Rafael Suescun, explicó que pasan de los 7.500 empadronados --con picos de 20.000 residentes en invierno-- a los más de 100.000 habitantes en verano, «llegando a 150.000 en las semanas centrales de agosto».

BASURAS Y TRÁFICO

La renovación de contratos justo este ejercicio en Peñíscola ha implicado la mejora de servicios este estío: desde más personal y horas de limpieza en las playas, a la ampliación de la recogida de residuos a áreas urbanizadas donde no se llegaba. «El refuerzo de la Policía Local es imprescindible para atender el tráfico, pues también se multiplica el parque móvil. Y la atención sanitaria se refuerza con consultorios», manifestó el concejal peñiscolano.

En puntos próximos, como Alcossebre, pasan de 8.000 a 85.000 habitantes. Y en Burriana, con 34.643 censados, recibirán hasta 300.000 más durante los días del Arenal Sound. Además, los poblados marítimos burrianenses (serratella, Puerto, Grao y Santa Bárbara), con unos 4.000 residentes habituales, en agosto alcanzan los 12.000, según el consistorio.

En el caso de Benicàssim, la edila del área, Elena Llobell, explicó que pueden sumar en campaña estival por el turismo más de 80.000 habitantes: de los 19.000 habituales a 100.000 o incluso en picos de festivales, los 177.000 habitantes en la localidad. En meses punta de ocupación como agosto la limpieza aseos públicos en festivales, por ejemplo, pasa de tres a cinco veces. El refuerzo abarca desde brigadas como policía local e informadores turísticos. Se echa mano de subvenciones de empleo para contratar a parados, que adecentan la playa. «Son 7 kilómetros de litoral para tener a punto todos los días. Realmente, el personal se amplía pero también triplica su esfuerzo para dar la máxima atención», indicó.

En la misma línea, en Moncofa, el alcalde Wenceslao Alós compartió que en su municipio pasan de 6.300 vecinos a 40.000, «con picos de afluencia en fiestas de Sant Roc, en la segunda quincena de agosto. Se junta población, turistas y visitantes». «Nos toca realizar un esfuerzo y se refuerza la policía, playas y el servicio de contenedores», dijo.

El turismo de proximidad brinda a Castellón un mes de julio histórico

El sector turístico castellonense presentó en julio los mejores datos de su historia. Nunca antes 137.423 personas habían visitado la provincia durante el séptimo mes del año y tampoco se habían producido 592.809 pernoctaciones. Un récord que confirma las buenas previsiones de los hosteleros gracias al turista de proximidad. El sector castellonense supera incluso al recordado verano del 2006, cuando la provincia alcanzó la cima en número de personas que llegaron de fuera a pasar aquí sus vacaciones y en habitaciones reservadas.

El sector hostelero recibió en julio a 13.000 personas más que el año pasado, gracias sobre todo a ciudadanos de Madrid, un 22,55%; de la Comunitat, un 22,2%; de Catalunya, un 13,06%; y de Aragón, un 10,11%, es decir, un turismo de proximidad que escoge Castellón como destino para sus vacaciones. Por contra, los extranjeros pierden protagonismo en la encuesta de ocupación en alojamientos turísticos del INE. 4.000 visitantes menos llegaron de fuera respecto al año anterior, en parte, debido al menor aforo del FIB, y contradiciendo al resto de la Comunitat, que incrementa en un 6,5% sus pernoctaciones.

¿Por qué crece el turismo en la provincia a pesar de la crisis? Según Carlos Escorihuela, el presidente de Ashotur, los españoles tienen ahora menor poder adquisitivo y eligen destinos de cercanía para disfrutar sus vacaciones, cada vez son menos los que salen de nuestras fronteras para descansar, circunstancia agravada además con los conflictos del norte de África, por lo que Castellón se convierte en un atractivo.

Las previsiones también son muy positivas para agosto.

Castellón atrapa turistas con los hoteles más baratos de agosto

Los hoteles de la provincia de Castellón se han mantenido en lo que va de este mes de agosto entre los más económicos de España en vacaciones para playas, llegando con ofertas puntuales en Peñíscola a ser los más económicos.

En portales de internet como Logitravel se pueden encontrar alojamientos hoteleros de Peñíscola desde 19 euros la noche, precio solo superado por Fuengirola, y seguido muy de cerca por rivales de la Comunitat como Gandia y Benidorm, por 20 y 22 euros.

Los ganchos para la recta final del verano inciden en descuentos especiales, como rebajas del 10% si se reserva para estancias hasta el 2 de septiembre, también en Peñíscola. Otra estrategia es la captación del turismo familiar, ofreciendo alojamiento sin coste ya no solo para un niño, sino para dos. Con todo, los precios varían mucho incluso de un día para otro, y en función de los servicios prestados, categoría y si se incluye o no la pensión.

El presidente de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur), Carlos Escorihuela, apuntó que la estrategia del precio es muy variable. “Todos los establecimientos juegan sus bazas, sobre todo, en el último momento, en función de las reserva, para finales de este mes”, señaló Escorihuela. Y explicó que puede variar de una semana para otra. Sobre el sector, dijo que “afortunadamente, estamos manteniendo el tipo”.

Castellón supera el 90% de ocupación turística en la recta final de agosto

Los empresarios turísticos de Castellón tienen claro que este agosto, y sobre todo la segunda quincena, va a ser la época punta del verano en ocupación, “que superará el 90% en la costa, la más alta, con diferencia”. Por contra, en el interior, aunque muy animado por los festejos populares de la Asunción y Sant Roc, la reserva de alojamientos rurales estará “más floja, al igual que los cámpings”. Para el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios Turísticos de Castellón (Ashotur), Carlos Escorihuela, el interior se situará en un 50%.

MEJOR QUE JULIO // Para Escorihuela, en la provincia, justo este mes y a partir de esta segunda quincena de agosto, “la ocupación es máxima; la gente sale más de vacaciones en estas fechas. Ya desde el 5 de agosto, la primera quincena, ha sido muy buena, y ahora, hasta el día 24, va todo sobre ruedas, y aún faltan las reservas de última hora”.

El portavoz de los empresarios también se mostró optimista en el periodo hasta septiembre, “esperamos que se vayan llenando habitaciones; septiembre suele ser también un mes decente, además, en Peñíscola, las fiestas atraen también a muchos visitantes, aunque de otro perfil, y a medida que avanza incluso llegan ya de la tercera edad”.

En cuanto al origen, destacó que “la masa del turismo de Castellón que suma este agosto es nacional”. Respecto a los extranjeros, algunos establecimientos incluso han recibido menos. “Nos visitan muchos franceses, algunos ingleses, rusos…”, indicó. En todo caso, remató que “afortunadamente, el sector turístico en Castellón se mantiene; vamos sacando el tipo”.

Desde el Patronato Provincial de Turismo de Castellón también facilitaron cifras provisionales de ocupación para la segunda quincena de agosto. La media, del 88% en la costa, es muy similar a la apuntada por Ashotur. Y en cuanto a procedencia de los clientes --como se aprecia en el gráfico-- ocho de cada diez son españoles, con muchos valencianos y madrileños. De extranjeros, con diferencia, ganan los franceses, más de la mitad.

Agosto de récord para los hoteles de Castellón

Aunque julio hizo saltar las alertas por el descenso del turista español en los hoteles de Castellón, agosto compensó con creces y ha supuesto récords de un mes como este en estancia de extranjeros y recuperación de la cuota nacional, también positiva.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan un balance positivo en Castellón y la Comunitat Valenciana, mientras retroceden en la media del país. En concreto, los establecimientos hoteleros de la provincia recibieron a 151.386 viajeros, que efectuaron 661.399 reservas, con una estancia media de 4,37 días.

Si se compara con agosto del 2011, en este del 2012 los viajeros han crecido un 4,10% y las jornadas contratadas se mantienen y van al alza, un 0,49%. En cuanto a la demanda nacional que cayó un 10% en julio, crece un 1,7%, aunque se quedan menos días, al decrecer un -4,05% su estancia. De visitantes internacionales viene un 21,7% más que hace un año y se queda más días, lo que supone un aumento de casi el 55%, récord. En todo caso, en demanda de españoles (con 582.854 pernoctaciones), es el segundo mejor dato desde el 2000 --pues el pico se dio en el 2011, con 607.434--; y de internacionales (con 78.545), es la mejor cifra de los últimos 13 años en un mes de agosto.

UN 86% ESPAÑOL // En cualquier caso, y pese al gran avance de los visitantes procedentes de otros países, el grueso sigue siendo nacional: Un 85,98%, frente al 14,02%. En los días contratados, donde pesa más la facturación en función del volumen, los porcentajes son del 88,12% nacional y del 11,88%, del exterior.

Si se observa el balance de los hoteles de enero a agosto, el avance es ligeramente positivo, un 1,17% más de viajeros y un 0,13% más de sus estancias. El visitante de otras autonomías ha bajado su demanda, por la crisis, en un 2,45% en llegadas y un -4,3% en reservas. El extranjero, sin embargo, en variación interanual, progresa un 20,27% en viajeros y crece un 27,86% en días. La estancia media de estas vacaciones o escapadas se sitúa en 3,61 días.

Los hoteles de la Comunitat se han desmarcado de la caída de los españoles, que han perdido clientes en casi cuatro puntos (cuando Castellón ha ganado justo un 4%, con ocho de diferencia) y en pernoctaciones, con dos puntos menos (cuando la provincia, aunque poco, ha mejorado en un 0,4%). La consellera de Turismo, Lola Johnson, manifestó que la promoción “se ha hecho bien” y se atraen turistas “de distintos perfiles”, no solo low cost.