Castellón permitirá terrazas con barandillas en las vías del TRAM para evitar accidentes

La ordenanza sobre ocupación de la vía pública permitirá a los negocios hosteleros de Castellón colocar mesas y sillas en las zonas de tránsito del TRAM siempre que no haya riesgo para los peatones y la seguridad vial. Para ello, se deberán instalar elementos de protección como barandillas desmontables o maceteros. Este es uno de los cambios de la actual normativa municipal que verá la luz en el pleno de mañana.

El equipo de gobierno ha aceptado las alegaciones que presentaron, justo en ese sentido, un particular, la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur) y el Colegio Oficial de Ingenieros Superiores Industriales.

Esos tres alegantes y la comunidad de propietarios de un edificio de la plaza Tetuán registraron los 13 escritos resueltos ahora por el ejecutivo municipal.

Otro aspecto que se incorporará a la ordenanza definitiva es la obligatoriedad de que inspectores municipales fijen los puntos de anclaje al suelo de las sombrillas para garantizar la seguridad de los usuarios de las terrazas. Ashotur pedía eliminar la fijación de esas argollas. El consistorio tampoco ha aceptado la pretensión de los empresarios hosteleros de que se permitiera instalar mesas y sillas en los negocios ubicados en distintos polígonos industriales, así como la alegación que buscaba eliminar la prohibición de guardar estos elementos auxiliares dentro de los locales hosteleros en horas nocturnas.

La normativa que aprobará mañana el pleno abrirá la puerta a la futura consolidación del Mercado Central como área gastronómica, ya que permitirá la instalación de mesas y sillas en el pasaje cubierto hasta el cruce con la calle Arcipreste Balaguer. El equipo de gobierno mantiene viva su pretensión de ampliar esa zona urbana entre la plaza Mayor y la plaza Santa Clara con nuevos negocios similares a las tascas.

Otro nuevo aspecto de la ordenanza es la posibilidad de apilar en la calle mesas y sillas, fuera del horario autorizado, siempre que la vía pública tenga una anchura superior a 7 metros y no entorpezca el paso de vehículos o peatones. En cambio, la normativa elimina las restricciones que figuraban para ocupar espacios libres privados de uso público.

En el apartado sancionador, la ordenanza endurece las multas en casos de subarriendo de las licencias a terceros.

Europa vigilará de cerca que los sondeos petrolíferos no dañen las islas Columbretes

La Comisión Europea (CE) vigilará de cerca que las prospecciones de petróleo en el golfo de Valencia no dañen las islas Columbretes, como temen los pescadores y las instituciones de la provincia de Castellón. Así lo aseguró ayer el comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, tras reunirse con el consejero de Medio Ambiente de Baleares, Gabriel Company. Y es que la oposición a estos sondeos está siendo muy visible en las islas Baleares, ya que están afectadas por el mismo proyecto de búsqueda de hidrocarburos que las Columbretes.

El comisario europeo prometió a los responsables baleares que solicitará al Gobierno central que se cumpla “estricta y rigurosamente” la normativa comunitaria de estudios medioambientales. Potocnik recordó que las competencias en materia de prospecciones petrolíferas están en manos de los Estados miembros.

De ahí que sea el Ministerio de Medio Ambiente el encargado de hacer las evaluaciones para calcular el impacto ambiental de estas prospecciones y, en función de los resultados, exigir modificaciones o paralizar los planes de las empresas. Aunque la decisión final de si Capricorn Spain Limited sigue con su proyecto para buscar hidrocarburos en el litoral depende del de Industria.

Precisamente ayer, el ministro del ramo, José Manuel Soria, estuvo en la inauguración de la feria Cevisama en Valencia y evitó pronunciarse al respecto de estas prospecciones a preguntas de Mediterráneo. Soria opta ahora por guardar silencio sobre este tema tan controvertido, después de que la semana pasada asegurara en una entrevista que las prospecciones no se paralizarán porque las autorizaciones cuentan con el respaldo legal necesario.

alegaciones // La Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur) ya ha formalizado sus alegaciones en contra de las prospecciones ante el temor de que puedan afectar al sector turístico. Además, Ashotur ha tomado como propia la queja que las cofradías de pescadores de Castellón han presentado ante la UE por los sondeos y ayer mismo la remitió también a Bruselas.

“El motivo de la presente queja a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo es que el Reino de España ha actuado de espaldas a la Unión Europea en todos los trámites desenvueltos hasta el presente momento, a pesar de que el artículo 3 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, asigna a esta competencia exclusiva en materia de conservación de los recursos biológicos marinos en el marco de la política pesquera común”, reza la queja.

El objetivo de esta queja, presentada tanto por el sector pesquero como turístico de la provincia, es que el Parlamento Europeo se pronuncie al respecto de estos sondeos. Los pescadores ya han anunciado que agotarán todas las vías administrativas y legales para frenar el proyecto.

Ashotur pide edificar hoteles de más alturas en el Grao

La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur) ha presentado esta semana alegaciones al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Castellón y entre sus peticiones figura modificar las condiciones para poder construir hoteles de más alturas y complejos de ocio en la zona que abarca desde el Planetario del Grao hasta Benicàssim.

“Los empresarios queremos poder explotar turísticamente este área, donde ahora no hay muchos alojamientos hoteleros. La idea es poder abrir Castellón al mar. Para ello pedimos que se modifique el PGOU para poder permitir que se asienten infraestructuras hoteleras --se especifica de 4,5 m3/m2 de volumetría--”, indicó el gerente de Ashotur, Carlos Gomis.

Al respecto, matizó que para que estas sean rentables piden determinadas condiciones de “edificabilidad, ocupación del suelo y número de alturas en zonas ahora residenciales familiares”, dado que “un hotel solo de tres alturas no sería rentable”. Además la petición es que sea compatible con proyectos terciarios, no solo hoteleros, sino de ocio y comerciales.

RESTAURANTE EN SÓTANO // Por otro lado, desde la patronal hostelera se fundamenta también que el PGOU ampare en la capital de la Plana actividades de ocio y restauración en sótanos y semisótanos. “La ordenanza ahora es muy antigua y queremos que se permita y esto beneficie al desarrollo empresarial de la ciudad, cara al futuro, ahora la tecnología permite este uso con total seguridad”, apuntó. El resto de alegaciones se refiere a cuestiones técnicas en cuanto al tamaño de rótulos publicitarios de negocios y salidas de humos.