El consistorio controlará que el ‘parking’ de caravanas no sea un «camping ilegal»

El Ayuntamiento de Castelló controla de forma diaria el aparcamiento de autocaravanas habilitado junto al Planetario del Grau para impedir que se convierta en un «camping ilegal» y conseguir que se cumplan las normas que rigen un área de estacionamiento que cumple la legislación vigente. Fuentes municipales señalaron ayer a Levante de Castelló que el consistorio cuenta en la zona con una persona que se encarga de vigilar a diario que todos los propietarios de las autocaravanas cumplan la normativa, y, en el caso de que no sea así, informarles pertinentemente o, si es necesario, dar aviso a la Policía Local.

Son parte de las explicaciones que dieron ayer la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, y la concejala de Turismo, Patricia Puerta, a los representantes del sector de campings vinculados a la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castelló (Ashotur), con quienes se reunieron en el ayuntamiento para intentar explicar el objetivo del ‘parking de autocaravanas y su futura ampliación.

Y es que el representante de los campings, José María López, ha denunciado lo que califica de «competencia desleal» , hasta el punto de anunciar posibles «acciones» contra el ayuntamiento». El primer paso, en cualquier caso, será participar en el próximo pleno municipal destinado a los vecinos, previsto para el jueves 26 de enero, donde preguntarán sobre esta cuestión.

Desde el equipo de gobierno, según señalaron ayer fuentes municipales, insistieron en explicar a los empresarios que se trata de dos actividades distintas, ya que los representantes de los campings mantienen que es competencia desleal, algo que niegan en el ayuntamiento al ser dos públicos potenciales distintos.

En este sentido, desde el consistorio aclaran que el turista que visita un camping suele ser el de familias o matrimonios, muchos de ellos extranjeros, que están varias semanas en las instalaciones habilitadas para ello. Frente a ello, el área de estacionamiento del Grau es para autocaravanas que están de paso. De hecho, sólo pueden estar estacionadas 48 horas, aspecto que debe controlar la persona destinada en la zona por la institución municipal. Además, subrayan desde el ayuntamiento que «las normas son muy claras», como no estar más de dos días aparcados y tener prohibido lavar los vehículos, sacar sillas y mesas, poner toldos, barbacoas o tender ropa. De cara al futuro, además, se avanza que se colocará un parquímetro al estilo de la zona azul para cobrar la estancia.

Esta era una de las críticas de José María López, quien señalaba el lunes en este diario que «un aparcamiento de autocaravanas no puede ser gratuito cuando se ha hecho con dinero público. A nosotros se nos exige cumplir con la normativa autonómica para ofrecer el servicio en nuestros negocios y el Ayuntamiento de Castelló, como está ocurriendo en otros municipios, ofrece pernoctar a coste cero y sin autorización».

Ashotur pide ampliar los horarios de verano también en la ciudad

La patronal turística provincial, Ashotur, ha solicitado al Ayuntamiento de Castellón la ampliación de los horarios de bares, restaurantes y pubs de la ciudad durante los fines de semana de los meses de verano, una medida que implicaría en ciertos locales una hora más de actividad. De esta manera, apoya la petición de la asociación de empresarios de la playa del Grao, que también están negociando con el equipo de gobierno en este mismo sentido para poder sacar más rentabilidad de la temporada estival.

Tal y como explican fuentes de la institución, Ashotur elevó esta petición el pasado día 19 y, por el momento, no ha recibido respuesta. La patronal se apoya en el artículo 10 del decreto autonómico promulgado en diciembre del 2015, que establece que los ayuntamientos tienen potestad para ampliar los horarios desde el 17 de junio al 25 de septiembre. Esta medida se aplicaría viernes, sábados y vísperas de festivo.

HORARIOS DISTINTOS // Los horarios propuestos por Ashotur dependen de las licencias de actividad con la que funcione cada establecimiento. Así, por ejemplo, los locales inscritos en el grupo B --como pubs, cafés-teatro o karaokes-- podrían cerrar a las 4.00 horas en vez de a las 3.30, mientras que restaurantes y cafeterías inscritas en el grupo J ampliarían su actividad durante una hora, de la 1.30 a las 2.30.

Es precisamente este último grupo de locales sobre los que tanto Ashotur como los empresarios de la playa hacen más incidencia, al considerar que en verano los horarios para cenar “se relajan y la gente empieza a cenar muy tarde, especialmente los fines de semana. Tener que cerrar tan pronto supone una limitación”, tal y como expresó el portavoz de la asociación, Alexis de Pablo, director del Hotel del Golf. De este modo, pretenden igualarse a Benicàssim en horarios.

La patronal, además de en la capital de la Plana, también ha solicitado la adopción de esta medidas en más localidades de la provincia, con la intención de fomentar la actividad turística y económica en las mismas durante el periodo estival.