El Imserso ‘agota’ Tenerife, Menorca y viajes culturales y ‘pasa’ de Cataluña en Castellón

El Imserso cuelga el cartel de completo en Tenerife, Menorca, Huelva y viajes culturales (Jaén, Huesca, Madrid, Soria, Valladolid o Zamora) de esta oferta turística promovida por el Ministerio de Servicios Sociales y destinada a los mayores de la provincia. Sin embargo, Calella y Lloret de Mar, ambos en Cataluña, son los que cuentan, a día de hoy, con más plazas libres ya que son dos de los destinos que tienen menos éxito entre toda la oferta dirigida a los mayores castellonenses. Y es que, el año pasado, ya hubo poca demanda para los destinos ubicados en la comunidad catalana.

Desde primera hora de la mañana de ayer, los castellonenses formaron largas colas en las agencias de viaje de la capital de la Plana con el fin de conseguir el viaje deseado, aunque esta oferta seguirá abierta el resto del año con las plazas que queden disponibles. Tanto desde Nautalia; como Diego Tirado, de Viajes Tirado; Lledó Mateu, de Viajes para no parar; y Gema Querol, de Viajes Castellón, coincidieron en declarar que las primeras plazas que se agotaron fueron las de la localidad de Tenerife y que las de viajes culturales, que incluyen un circuito con varias excursiones, también son de las más demandadas.

IMSERSO EN LA PROVINCIA

Por lo que se refiere a las localidades que ofrece la provincia de Castellón con el fin de atraer a un mayor número de turistas fuera de temporada alta y enmarcados dentro de esta iniciativa gubernamental, hay que destacar a Peñíscola, Vinaròs y Montanejos. Tres destinos que suelen tener también una gran aceptación por los mayores que deciden venir a la provincia dentro de este programa social desde los meses de octubre a junio.

Sin embargo, el gerente de Ashotur, Carlos Gomis, destaca que aunque resulta positivo para los establecimientos que participan en esta propuesta que les permite mantener las plantillas, «se trata de una oferta complementaria que da a conocer diversas poblaciones pero con una escasa repercusión económica en el resto de la provincia de Castellón».

El objetivo del Imserso, según explican desde el Ministerio de Servicios Sociales, es mejorar la calidad de vida de las personas mayores mediante la participación en diversos viajes y la realización de varias actividades turísticas, favorecer la creación o mantenimiento del empleo en el sector turístico y potenciar la actividad económica en diversos sectores de la economía.

La cultura del almuerzo se instala en la provincia de Castellón

Las Jornadas BBC (bocadillo, bebida y carajillo) han dado, un año más, el pistoletazo de salida a una edición en la que participan 16 municipios y un total de 44 locales gastronómicos para promocionar los típicos almuerzos mediterráneos. Las localidades en las que se hasta el próximo 31 de mayo se pueden disfrutar de los suculentos e irresistibles almuerzos son: Alcalà de Xivert-Alcossebre, Almenara, Morella, Nules, Burriana, Forcall, Castellón, Navajas, Atzeneta del Maestrat, Fuentes de Ayódar, Peñíscola, Vall d’Alba, Benicàssim, Borriol, Eslida y la Vall d’Uixó.

El objetivo de la jornada es promocionar los almuerzos en la provincia, costumbre mediterránea auténtica y tradicional consistente en un pequeño tentempié realizado entre el desayuno y la comida consistente en un bocadillo elaborado, una bebida (preferiblemente una cerveza bien fría o un vaso de vino) y el carajillo. El almuerzo se convierte muchas veces en una excusa perfecta para reunirse con los amigos o compañeros y pasar un rato agradable a media mañana. Más información en Jornadas BBC.

Ashotur aboga por atraer cruceros pequeños de lujo

Castelló compite desde hace una década por convertirse en un destino de cruceros. Desde 2010 ha conseguido dos escalas de media anuales. El presidente de PortCastelló, Francisco Toledo, ha revisado el modo de gestión de su predecesor, Juan José Monzonís, para mejorar estas cifras. Su objetivo es alcanzar las diez visitas a partir de 2019. La patronal provincial de turismo (Ashotur) considera que Castelló ha de olvidarse de los grandes cruceros «porque juega a otra liga» y centrarse en atraer pequeños barcos de lujo que ahora «atracan en Ibiza o Cerdeña».

«Castelló tiene poco atractivo para los cruceros de 3.0000 pasajeros», señala Javier Gallego, representante de Ashotur y presidente de Club de Producto Turístico «Introducing Castelló», que considera que además no tiene capacidad para absorber una estancia de 3.000 turistas en un corto periodo de ocho horas. También cuestiona que estas visitas fulgurantes son poco rentables para el turismo provincial.

Por ello, considera que Castelló ha de apostar por barcos de lujo de 300 cruceristas. Destaca que hay barcos que fondean de dos a tres días lo que incrementa el impacto turístico.

Gallego reitera que arribarán más cruceros a Castelló en la medida que se promocione un «producto atractivo«.

En este sentido, el puerto trabaja junto al Consell, diputación y ayuntamiento para reforzar a la provincia como destino turístico. El miércoles, el puerto de Castelló recibió un por primera vez al Silver Cloud, un buque del estilo al comentado por el responsable de Ashotur; con 269 pasajeros de alto poder adquisitivo. Los turistas pudieron disponer de autobuses lanzadera que los trasladaron a Peñíscola, Benicàssim y Valencia, además del centro de la capital de la Plana.

El puerto castellonense ha contado este año con dos cruceros y para 2018 ha cerrado de momento un atraque. El gran salto está proyectado a partir de 2019, ya que las navieras planifican sus itinerarios con dos años vistas. En 2018 se antoja complicado un aumento de cruceros.

Presentación Tarjeta Fideliza Castellón

Fideliza Castellón, la nueva tarjeta para el turista

Castellón ofrece menús con platos de cuchara a 15 €

La patronal turística Ashotur, junto al Ayuntamiento de Castellón, la Diputación y el Mercat de la Taronja organizan todo este mes de noviembre las I Jornadas Gastronómicas POP, que ofrecen menús con platos de cuchara, de caliente, por 15 euros, en 25 restaurantes de Castellón y el Grao.

El gerente de Ashotur, Carlos Gomis, explicó que incorporan al menos un plato basado en el potaje, la olla y el puchero tradicional, y postre elaborado con naranjas. Los locales y menús se pueden consultar en gastromapas, en www.jornadaspopcastellon.com. Los clientes podrán votar el mejor menú y participarán en sorteo de regalos. Si han visitado menos de diez establecimientos de la ruta, optan a 10 circuitos de spa y comida para dos en el Hotel & Spa Peñíscola Plaza Suites; y más de 10, a un fin de semana con media pensión y spa, para dos, en el Gran Hotel Peñíscola.

Un verano con 6.600 turistas cada día

Castellón ha concluido otro verano turístico redondo, con récord de viajeros y reservas en todos los ámbitos, dejando una media de 6.655 visitantes dispuestos a pasar sus vacaciones cada día en la provincia. Más españoles y también más extranjeros, que han dejado altos índices de ocupación en hoteles, cámpings, apartamentos y casas rurales.

Unas cifras históricas que, sin embargo, como ya apuntó este rotativo, no se han visto reflejadas lo suficiente en el empleo, pues sí hubo contratos temporales, pero no a la altura de las expectativas por la alta ocupación.

OTOÑO CALUROSO // Con todo, la previsión para los empresarios es rematar un 2014 histórico, con un octubre caluroso que ha mantenido cotizada la costa todavía a estas alturas; y optimismo del subsector del turismo rural que, como ya apuntó Mediterráneo, tiene reservas para el puente de diciembre y fin de año.

En solo cuatro meses, de junio a septiembre, han llegado a Castellón 812.004 turistas (un 4,3% más), con 4.106.315 noches de alojamiento contratadas (un 8% más de pernoctaciones).

Otra curiosidad es que, de todo el verano, agosto ha sido el rey, con un 11% más de afluencia de turistas respecto al del 2013, aupado por los festivales; mientras que septiembre, con temperaturas cálidas hasta finales, ha sido el que más ha visto aumentar sus reservas en un año, un 8,5% más.

HOTELES Y APARTAMENTOS // Por tipo de alojamiento, continúan liderando en días contratados los hoteles, dado también el mayor número de plazas; mientras que la segunda modalidad preferida por quien visita Castellón durante la campaña estival, movida por el sol y playa, son los apartamentos en el litoral. En tercer lugar están los cámpings; y por último, las casas rurales, cuya temporada alta comienza más tras el calor, de otoño a primavera.

Desde el Patronato Provincial de Turismo de Castellón, el vicepresidente de Diputación, Andrés Martínez, apuntó que “el esfuerzo conjunto de empresarios e instituciones por posicionar nuestro destino turístico ha conseguido algo muy complicado: mejorar las ya de por sí buenas cifras del verano 2013. Hemos aumentado en viajeros, pernoctaciones, plazas de alojamiento turístico y personal empleado”.

PRECIOS INVARIABLES // Para el gerente de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur), Carlos Gomis, “el verano ha sido bueno, mejor que el del 2013 y como el calor se ha extendido, septiembre y octubre también han sido buenos. Un 5% mejor que otros años. Se ha recuperado cliente extranjero, que supondría el 22% frente al 78% nacional; y los precios de los establecimientos se han mantenido, lo que es un aspecto bueno”.

En previsión del último trimestre, “ya han cerrado la gran mayoría de hoteles de costa, salvo los que trabajan con Imserso y cuya rentabilidad prácticamente no existe. Para fin de año trabaja más el interior y la perspectiva es bastante buena”, concluyó.

Cámpings

El presidente de la Federación Provincial de Cámpings de Ashotur, José María López, resaltó que este verano ha sido “bueno y mejor que el año pasado”, con índices de ocupación superiores entre un 6 y un 10%, según sus estimaciones. El portavoz de los empresarios valoró que esto ha sido posible por una conjugación de factores: “Por la promoción del destino Castellón, el clima, los precios que se mantienen estables desde hace cuatro o cinco años y servicio de calidad”. Justo este último factor es el López considera clave: “Los cámpings que se han modernizado, que han invertido, son los que más han notado el auge de la demanda. En Castellón hay instalaciones con mucha calidad”.

La ocupación actualmente, en esta recta final del año, ya la copan extranjeros, “sobre todo del norte de Europa: Alemania, Holanda, Inglaterra”. El aeropuerto podría disparar estas cifras.

NÚMEROS POSITIVOS // El fiel reflejo de la buena temporada lo confirman las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística (INE). Del pasado mes de junio al de septiembre, los cámpings han recibido 131.144 viajeros frente a los 119.895 del verano del 2013 (11.249 más). En reservas, 850.179, más que las 802.363 del estío anterior (47.816 más).

Castellón permitirá terrazas con barandillas en las vías del TRAM para evitar accidentes

La ordenanza sobre ocupación de la vía pública permitirá a los negocios hosteleros de Castellón colocar mesas y sillas en las zonas de tránsito del TRAM siempre que no haya riesgo para los peatones y la seguridad vial. Para ello, se deberán instalar elementos de protección como barandillas desmontables o maceteros. Este es uno de los cambios de la actual normativa municipal que verá la luz en el pleno de mañana.

El equipo de gobierno ha aceptado las alegaciones que presentaron, justo en ese sentido, un particular, la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur) y el Colegio Oficial de Ingenieros Superiores Industriales.

Esos tres alegantes y la comunidad de propietarios de un edificio de la plaza Tetuán registraron los 13 escritos resueltos ahora por el ejecutivo municipal.

Otro aspecto que se incorporará a la ordenanza definitiva es la obligatoriedad de que inspectores municipales fijen los puntos de anclaje al suelo de las sombrillas para garantizar la seguridad de los usuarios de las terrazas. Ashotur pedía eliminar la fijación de esas argollas. El consistorio tampoco ha aceptado la pretensión de los empresarios hosteleros de que se permitiera instalar mesas y sillas en los negocios ubicados en distintos polígonos industriales, así como la alegación que buscaba eliminar la prohibición de guardar estos elementos auxiliares dentro de los locales hosteleros en horas nocturnas.

La normativa que aprobará mañana el pleno abrirá la puerta a la futura consolidación del Mercado Central como área gastronómica, ya que permitirá la instalación de mesas y sillas en el pasaje cubierto hasta el cruce con la calle Arcipreste Balaguer. El equipo de gobierno mantiene viva su pretensión de ampliar esa zona urbana entre la plaza Mayor y la plaza Santa Clara con nuevos negocios similares a las tascas.

Otro nuevo aspecto de la ordenanza es la posibilidad de apilar en la calle mesas y sillas, fuera del horario autorizado, siempre que la vía pública tenga una anchura superior a 7 metros y no entorpezca el paso de vehículos o peatones. En cambio, la normativa elimina las restricciones que figuraban para ocupar espacios libres privados de uso público.

En el apartado sancionador, la ordenanza endurece las multas en casos de subarriendo de las licencias a terceros.

Castellón aspira a duplicar el número de turistas extranjeros

Si hay un sector en Castellón que ha sido capaz de dar alegrías a la economía, aun en los peores momentos, ese es el turismo. Mientras otras actividades iban perdiendo fuelle, hoteles, cafeterías, restaurantes, cámpings, y casas rurales han aguantando y sacado pecho gracias, fundamentalmente, al mercado nacional. El turista ha seguido respondiendo y ha continuado eligiendo Castellón como destino vacacional.

A falta de los datos del mes de diciembre, casi 921.000 personas eligieron Castellón el año pasado para pasar sus vacaciones. Son un 3% más que de enero a noviembre del 2012 y el incremento en el número de viajeros hay que achacarlo, fundamentalmente, a los turistas nacionales. “Trabajamos con un cierre de año positivo de en torno al 2% en el número de viajeros gracias, sobre todo, al crecimiento de la demanda nacional, que ha acumulado una variación interanual del 5,4% en el número de clientes”, explican desde la Diputación de Castellón.

A pesar de que los datos son buenos (de septiembre a noviembre del 2013 llegaron 15.000 viajeros más que durante los mismos meses del 2012), el sector de Castellón cree que en absoluto se está tocando techo y que lo mejor todavía está por llegar. Y la clave está en el extranjero. “La gran asignatura pendiente del sector en Castellón sigue siendo conseguir atraer a más turistas extranjeros. Estamos muy consolidados en el mercado nacional, pero el objetivo tiene que ser aumentar el número de extranjeros que nos visitan cada año y ahí la apertura del aeropuerto resulta esencial”, dice Carlos Escorihuela, presidente de la patronal Ashotur.

Sin tener aeropuerto y gracias a importantes campañas de promoción, Castellón ha conseguido incrementar año tras año la llegada de extranjeros. Un ejemplo: En el 2012 llegaron 181.708 (el 19,5% del total), casi 23.000 más que en 2011. Y otro dato más. El pasado mes de agosto 28.480 residentes extranjeros eligieron Castellón para veranear, un 30% más que el mismo mes del año anterior. “El aeropuerto traería más turistas extranjeros y, automáticamente, más inversiones en otras infraestructuras como hoteles o cámpings”, reconoce el presidente de la patronal.

EL AEROPUERTO, LA ESPERANZA // Pero, ¿cuántos turistas extranjeros más serían necesarios? En Castellón la proporción ahora es de 80% nacionales frente al 20% de internacionales y lo ideal, según todos los expertos, es 60-40, es decir, prácticamente duplicar los 182.000 extranjeros que llegaron en 2012 a Castellón. “El turismo nacional es poco exigente, de ahí que la meta debe ser atraer a más visitantes extranjeros. No tengo ninguna duda de que el aeropuerto, a la larga, va a funcionar”, señala Diego López Olivares, catedrático de la Universitat Jaume I y director del Congreso Internacional de Turismo.

A falta de turistas extranjeros, Castellón ha potenciado en los últimos años otras fórmulas turísticas que empiezan a funcionar muy bien. Una de las más rentables es el turismo de festivales, que cada año trae a la provincia casi 400.000 espectadores. También el turismo deportivo y, últimamente, el gastronómico, que está consiguiendo llenar los hoteles y restaurantes de la provincia. “Todo son iniciativas que suman, aunque falta un empujón privado importante. Falta oferta complementaria y ahí las posibilidades que tiene la provincia son muy importantes”, defiende López Olivares.

Castellón promueve consumir gajos de mandarina en Nochevieja

El alcalde de Castellón, Alfonso Bataller, se reunió ayer con la presidenta de la Cámara de Comercio, Lola Guillamón; la responsable comercial de Ashotur, Yolanda González; el representante de la Junta del Mercado de la Naranja, José Ruiz; y el concejal de Agricultura, Gonzalo Romero, para cerrar el acuerdo promovido por el consistorio para la promoción del consumo de gajos de mandarinas en Nochevieja, en la ciudad. El edil Romero destacó la importancia de esta iniciativa que propiciará la promoción del consumo de naranja y mandarina “y gracias al trabajo que estamos realizando vamos a ser la capital nacional e internacional de la naranja”. De esta forma, “a través de la implicación de la Cámara de Comercio, Ashotur y el Mercat de la Taronja, vamos a facilitar a las personas que celebren la Nochevieja en Castellón que puedan consumir los doce gajos de mandarina. Los restaurantes y hoteles podrán disponer de estos gajos”.

Por su parte, Guillamón mostró el apoyo de la Cámara a esta acción “para fomentar la mandarina”. González también se mostró partidaria de esta iniciativa y destacó que “los empresarios vamos a colaborar a través de Ashotur porque entre todos tenemos que ayudarnos para ser más fuertes económicamente y ésta es una bonita iniciativa que pondrá en valor lo nuestro”.

La noche se apunta al ‘low cost’ en un intento de no perder más clientes

La noche se ha vuelto gris. Hace cuatro años que el sector del ocio nocturno de Castellón vive horas bajas, pero los empresarios aseguran que como este año, ninguno. Cuesta encontrar optimistas. La crisis, el paro juvenil, la ley antitabaco y el incremento del IVA han formado un cóctel explosivo que está provocando que los márgenes del millar de pubs y discotecas de Castellón sean más ajustados que nunca. Tanto que la patronal del sector estima que la viabilidad de más de la mitad de las empresas está en peligro.

Cuando se llama a la puerta del sector, el pesimismo es extremo. José Luis Selma, portavoz de la Asociación Provincial de Ocio Nocturno y gerente de la discoteca Pirámide de Cabanes, asegura que en los últimos cinco años la facturación del sector en Castellón ha menguado más de un 50%. “La media es de entre un 10 y un 15% menos cada año. Si antes entraban 1.000 clientes en una discoteca ahora entran 300 y eso ha obligado a muchos locales a abrir solo en fechas muy puntuales y concretas”, explica.

SOLO SÁBADOS POR LA NOCHE // Diego Cuevas lleva años trabajando en la noche de Castellón. Conoce como nadie el sector y asegura que solo hay gente los sábados (hasta hace unos años todos los locales abrían también jueves y viernes) para llenar dos de las diez discotecas de la capital. “Hace unos años, un sábado por la noche salían en Castellón más de 6.000 personas. Hoy la cifra no supera las 3.000, y eso siendo muy generoso”, lamenta el gerente de locales tan conocidos como La Fête, DCN y OMG, que asegura que los empresarios hacen todo lo que pueden por intentar sobrevivir cada día.

La única alternativa antes de echar la persiana pasa por estrujarse el cerebro para ofrecer alicientes a esos jóvenes ávidos de nuevas propuestas, aunque con poca alegría en los bolsillos. Y la clave está en la cultura low cost. Promociones como el 2×1, conciertos gratis, entrada libre hasta las 03.00… son solo algunos de los ejemplos, aunque hay muchísimos más. “Las estrategias y el márketing están muy bien y han logrado frenar algo la caída de público, pero el sector del ocio nocturno no volverá a ser lo que fue hasta que no se reactive la economía”, argumenta Juan José Carbonell, empresario de Vinaròs y secretario general de la Federación de Ocio y Turismo de la Comunitat Valenciana (Fotur).

Otra estrategia, a la que muchos empresarios todavía se resisten, es a bajar los precios de las copas. Una copa cuesta en un pub o una discoteca de la provincia entre 5 y 7 euros, nada que ver con los 10 euros de media que valen en Valencia. “Muchos locales han apostado en los últimos años por bajar precios. Lo que está claro es que nadie los ha aumentado y eso que en septiembre el IVA subió en 13 puntos, un porcentaje que ha sido asumido por los empresarios”, sentencia Selma.