La Diputación ‘vende’ el turismo de camping en 20 ferias nacionales e internacionales

El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha firmado un convenio con la Asociación Provincial de Campings por un importe de 7.000 euros con el objetivo de colaborar en las actividades de promoción turística en un total de 20 ferias internacionales del sector.

Por su parte la Asociación de Campings, que aglutina a 30 empresarios de la provincia, se ha comprometido a promocionar la marca Castellón Mediterráneo en sus asistencias a las citas, que tendrán parada en distintos puntos de la geografía española pero también en diferentes ciudades de Holanda, Alemania, Bélgica, Francia, Bruselas y Gran Bretaña.

En este sentido, el diputado de Turismo, Andrés Martínez, destacó que el de los campings es el sector turístico «con mejor evolución en el último año», ya que, según dijo, «ha conseguido desestacionalizar la demanda consiguiendo unos resultado óptimos. «Además, es el sector que más extranjeros está consiguiendo atraer y ha logrado adaptarse a los tiempos y ser competitivo», añadió.

Al respecto, Martínez hizo hincapié en «la decidida apuesta» de la Diputación por fomentar el posicionamiento de la provincia de Castellón como destino turístico y en las acciones que está llevando a cabo con el objetivo de ‘cazar’ al turista de última hora e incluso de aumentar la cuota de demanda para este verano. Acciones en las que el ente ha invertido, incidió, «más de 140.000 euros».

El sector ve vital internacionalizar el turismo para resistir mejor la crisis

El sector turístico y las principales autoridades coinciden en subrayar la internacionalización como la vía más recomendable para mantener la competitividad ante la difícil coyuntura económica. Ese mensaje unívoco planeó ayer durante la conferencia territorial celebrada en el Centre de Turisme del Grao.

Los datos oficiales dan pábulo a esa tesis. Según la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur), el pasado año 2011 visitaron la provincia 952.780 viajeros, un 2,08% menos respecto al 2010. De esa cifra, 794.680 llegaron de otros puntos de España --la caída fue del 2,3%-- mientras del extranjero nos visitaron 158.100 turistas, apenas un 0,08% menos. Esa mayor resistencia a la crisis del sector por parte de los visitantes foráneos visualizada en el hecho de que las pernoctaciones crecieran un 8% evidencia el amplio margen de mejora existente en el mercado internacional.

Ese fue precisamente el mensaje en el que incidieron todas las autoridades que se dieron cita en el acto inaugural de la conferencia. La consellera de Turismo, Lola Johnson, anunció que tras el verano se celebrará en Castellón por primera vez un certamen donde las empresas del sector podrán mostrar su amplia oferta a los turoperadores y demás potenciales clientes. “Se promocionarán nuestros destinos y lo que podemos ofrecer para ampliar las posibilidades de negocio”, dijo.

En el año 2011, según Ashotur, 2.862.734 pernoctaciones hoteleras fueron de turistas nacionales --un 1,3% menos-- frente a las 501.905 de usuarios extranjeros --el citado 8% más--. El presidente de la Diputación, Javier Moliner, insistió una vez más en apuntar al aeropuerto de Vilanova d’Alcolea como una de las herramientas para atraer turistas extranjeros en un contexto en el que “pese a la crisis global, en el mundo se preven mil millones de desplazamientos turísticos”.

Más o menos en la misma línea se expresó el presidente de la Cámara de Comercio, Salvador Martí Huguet, quien aconsejó potenciar la colaboración público-privada y la innovación “para recuperar nuestro tejido social y empresarial”. De hecho, la provincia perdió tres establecimientos hoteleros en el 2011 al pasar de 189 a 186. Del mismo modo, las plazas hoteleras también mermaron al caer de 18.352 a 17.850 camas, según los datos de la patronal hostelera provincial.

Por su parte el presidente de Ashotur, Carlos Escorihuela, señaló que una parte de la solución al momento crítico del sector podría estribar en captar viajeros de Francia, Alemania o Reino Unido, que ya copan tres cuartas partes de las visitas a la provincia. Una buena fórmula son los cruceros. El pasado sábado llegó el sexto en la historia del puerto castellonense, el buque holandés Prinsendam con 655 turistas.

Por último el alcalde de Castellón, Alfonso Bataller, recordó la inversión municipal anual de un millón de euros en promocionar la capital en distintas ferias y pidió a Johnson la inclusión del patronato local en el futuro consejo rector provincial de turismo.