Barcelona: reto para el turismo de congresos

Castellón emprenderá acciones de promoción de su interior para captar turistas de congresos ente las empresas y multinacionales de Barcelona.

Tras la apuesta por darse a conocer entre los ejecutivos de Madrid, incluida una street márketing frente a las Torres Picasso, este ejercicio se realizará un almuerzo en la Ciudad Condal con clientes potenciales finales.

El Convention Bureau del Interior (CBI) de Castellón, que agrupa a empresas y organismos públicos, ejerce de intermediario entre el cliente y las compañías de alojamientos y espacios rurales singulares del interior de la provincia que cumplen los requisitos de calidad exigidos.

La gerente del CBI Castellón, Maite Romero, explicó que en el listado de acciones promocionales de este año, que recientemente expusieron a representantes de la Conselleria de Turismo, se incluyen paquetes de oferta complementaria en la guía, asistencia a ferias, así como un proyecto de asesoramiento y coordinación a través de las oficinas de la red Tourist Info Castellón, que se convertirían en “embajadoras” de las posibilidades del CBI.

EN INTERNET // También se pretende mejorar el posicionamiento web y las redes sociales; así como un viaje de familiarización a organizadores profesionales de congresos, que permitirá conocer los atractivos de pueblos del norte provincial, tras la organizada el pasado año en el sur.

El interior optará en 2011 a celebrar congresos nacionales y europeos

El Convention Bureau de Interior (CBI) apunta alto. Con apenas unos meses de vida, la iniciativa de aprovechar el tirón del turismo rural de la provincia para introducir a los establecimientos castellonenses en el mercado del turismo de congresos va tomando cuerpo y, aunque todavía falta por acabar de perfilar el que será su instrumento base -el catálogo de hoteles y salas de reuniones-, la Asociación de Hostelería y Turismo (Ashotur) de Castellón va dando pasos firmes en el difícil cometido de «crear marca» e iniciar el proceso de comercialización del producto. ‘Pescar’ de cara a 2011 algún congreso de ámbito nacional o europeo y captar turismo francés de reuniones son dos de las principales tareas que se ha marcado el CBI en su calendario más inmediato.
La idea es la de aprovechar el tirón que pueda tener el interior de la provincia para la organización de determinadas actividades, como pueda ser el senderismo, la micología, los avistamientos de aves o el arte rupestre, para presentar candidatura a organizar y acoger alguno de los congresos de ámbito estatal o europeo que las asociaciones dedicadas a estas actividades convocan anualmente. El tipo de convención, señaló la responsable del CBI, Maite Romero, dependerá de «cuál de ellos se adapte mejor a las condiciones que puede ofrecer Castellón».
La posibilidad de albergar un congreso de estas características supondría para el CBI de Castellón una oportunidad única para mostrar su oferta en un ámbito que les puede reportar importantes beneficios a medio plazo. Quizás por eso, los principales esfuerzos del Convention Bureau de Interior se están centrando en estos momentos en ‘atar’ la presentación de candidatura.
Otra de las vías iniciadas para la comercialización del turismo de reuniones en el entorno rural de la provincia son los contactos con touroperadores o mayoristas de mercados potenciales para el interior de Castellón. Uno de los más apetecibles es el turismo francés, ya consolidado en la provincia en el producto de ’sol y playa’ y que ahora el CBI se propone atraer al entorno rural. Para ello, se ha preparado un viaje de familiarización con turoperadores y prensa francesa para que, durante un periodo aproximado de tres o cuatro días, puedan conocer la oferta del CBI. El turismo más cercano, procedente de provincias limítrofes, como Tarragona, Valencia o Teruel, se intentará captar con acciones de tipo ‘road show’, es decir, convocando a las agencias del potencial mercado emisor a una sesión informativa del producto en sus localidades.

Museos, salones e iglesias conformarán el catálogo del CBI

El Conventio Bureau de Interior de Castellón está ultimando el catálogo de los establecimientos que formarán parte de la oferta de la organización para albergar reuniones con un aforo de entre 10 y 200 personas. De tota la oferta, los ‘espacios singulares’ van a ocupar un lugar especial en el catálogo del CBI. En la línea de la oferta de otros Convention Bureau españoles, la asociación Ashotur quiere ofrecer a sus clientes un amplio abanico de salas que tengan en su propia arquitectura o ubicación un valor en sí mismo, y es por ello que el CBI de Castellón busca locales de reuniones en antiguas iglesias o castillos. El ermitorio de Sant Pau de Albocàsser, el Museu de la Valltorta, la iglesia del Socós en Jérica, el Museo de Onda o el Patio de Armas y salón de actos de la Serra d’en Galceran serán algunos de estos locales, además de varias salas de Morella, como la Casa Siurana, la lonja o el teatro, entre otras poblaciones. Por otra parte, el CBI está todavía pendiente de firmar con la Conselleria un nuevo convenio para avanzar en la puesta en marcha del organismo.