La falta de convenio en hostelería ya provoca una ‘fuga de talentos’

Castellón sufre una fuga de talentos en la hostelería. Los trabajadores más formados escogen en un porcentaje muy importante salir de la provincia para desarrollar su carrera profesional, lo que crea un problema en el sector, que no puede acceder a personal cualificado. Coinciden en el diagnóstico patronal, sindicatos y el centro educativo de referencia en la provincia, aunque cada uno apunta a causas distintas.

La Escuela de Hostelería y Turismo del Grao de Castellón forma cada año a decenas de jóvenes. Sin embargo, muchos optan por irse en busca de mejores perspectivas. «Hay muchos factores que lo explican, como el hecho de que los sueldos en Baleares hasta triplican lo que se paga aquí. En la provincia nadie sabe lo que es trabajar ocho horas, porque siempre trabajan más, además de que hay mucha estacionalidad», explica el vicedirector del centro, Rubén Martínez.

En la misma dirección apunta el secretario general de UGT en Castellón, Francisco Sacacia, aunque centrándose en un aspecto muy concreto: la falta de un convenio colectivo. «La gente se va, no quiere trabajar aquí, y luego quieren vender un turismo de calidad», detalla Sacacia. El acuerdo que rige las condiciones de trabajo de la hostelería expiró en el 2011, aunque se acordó una prórroga hasta octubre del 2013.

La patronal Ashotur admite el problema para encontrar trabajadores con formación, aunque en opinión de su presidente, Carlos Escorihuela, entre otras soluciones, habría que flexibilizar las condiciones legales para realizar contrataciones temporales, de modo que resulten más beneficiosas para el trabajador. No obstante, se muestra «dispuesto a negociar» el nuevo convenio, porque cree que «llegará un momento» en el que tendrán que hablar.

30.000 trabajadores de Castellón siguen sin convenio en sus sectores

El preacuerdo entre patronal y sindicatos del azulejo para la firma de un nuevo convenio asegura tres años de paz social en una de las ramas clave de la economía de Castellón. No obstante, en la provincia quedan más de 30.000 trabajadores de al menos tres sectores importantes que tienen sus acuerdos laborales caducados, el más importante de los cuales es el de la hostelería y el turismo. Los otros dos son el transporte y las oficinas y despachos.

Si algo comparten estas tres situaciones es la dificultad que encuentran los sindicatos para forzar una mesa de negociación con los empresarios, debido fundamentalmente a la debilidad de unas grandes centrales --UGT y CCOO- que con la crisis económica perdieron un 25% de su afiliación en Castellón y que apenas comienzan a recuperarse de esa caída. El secretario general de CCOO Comarques Nord, Manel Nieto, reconoce la «incapacidad» sindical no ya para arrancar convenios positivos para sus representados, sino incluso para iniciar las negociaciones. Al tiempo, lamenta que no haya una legislación que obligue a las patronales a pactar unas «condiciones dignas».

LA HOSTELERÍA, EJEMPLO

El mejor ejemplo de ello es el poderoso sector de la hostelería, que en Castellón cuenta con unos 25.000 trabajadores. Los sindicatos quieren negociar un nuevo convenio, pues el anterior venció hace cinco años. En palabras de Nieto y su homólogo en UGT, Francisco Sacacia, «cinco veranos con manos libres para los empresarios para contratar sin regulación en la provincia». Por su parte, el presidente de la patronal Ashotur, Carlos Escorihuela, se muestra abierto a dialogar siempre que crean que lo que exigen los representantes de los trabajadores no les perjudica. Asimismo, asegura que en su opinión «no existe problemática» en el sector.

El caso del transporte es distinto, pues el martes se dio la primera reunión y, aunque las posiciones están lejanas, existe un calendario de encuentros, lo cual facilita el entendimiento. Según explica el responsable de UGT en el ramo, José Vicente Goyar, en la reunión los sindicatos plantearon una subida salarial de aproximadamente un 20% en los próximos tres años para «compensar los diez años» en los que han «tenido los sueldos congelados debido a que no había convenio».

Según ha podido saber Mediterráneo, la Asociación Empresarial Castellonense de Transportes de Mercancías por Carretera ofreció en primera instancia una subida cercana al 10% hasta el 2020, aunque posteriormente se mostró dispuesta a analizar la propuesta sindical y a dar una respuesta el 18 de septiembre, cuando los dos equipos negociadores volverán a verse las caras. Del acuerdo dependen 6.000 camioneros, quienes aseguran que las condiciones laborales en provincias limítrofes como Valencia, Tarragona o Teruel son mucho mejores, hasta el punto de que llegan a cifrar la diferencia de ingresos mensual en 400 euros.

El último gran acuerdo laboral pendiente es el de oficinas y despachos, un sector con baja afiliación y en el que la mayoría de empresas tienen menos de 100 empleados, lo que dificulta que existan comités de empresa. Es por ello que la propuesta que los sindicatos presentaron durante los últimos meses para mejorar las condiciones de los algo menos de 1.000 trabajadores de la provincia cayó en saco roto, pues ni siquiera recibieron respuesta de los empresarios. No obstante, tanto desde UGT como en CCOO aseguran que pretenden volver a intentarlo para, al menos, poder utilizar en Castellón el convenio ya existente en Valencia.

PAZ SOCIAL EN EL AZULEJO

Donde ya tienen casi asegurada la estabilidad laboral y la paz social es en el sector azulejero. Y es que el preacuerdo al que llegaron el martes Ascer y las organizaciones sindicales, que prevé subidas del 2,5% para 2018, 2019 y 2020, solo está pendiente de ratificación por parte de las asambleas, algo que ocurrirá en septiembre.

Acuerdo para impulsar la seguridad y la salud en la hostelería y el turismo

Unión de Mutuas y la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la provincia de Castellón, Ashotur, han firmado un convenio de colaboración en materia laboral y de seguridad social para reforzar las relaciones entre ambas entidades y ofrecer un mejor servicio a sus empresas asociadas, trabajadores protegidos y autónomos adheridos.

En la sede de la mutua, en Castellón, el presidente de Ashotur, Carlos Escorihuela, y el director adjunto a gerencia, Jaime Querol, rubricaron el acuerdo que establece un marco de cooperación para la ejecución de acciones encaminadas a promover el intercambio y la difusión de conocimientos en áreas de interés común relacionados con la Seguridad Social, el cuidado de la salud y las novedades normativas de carácter laboral.

Para ello, ambas entidades organizarán conjuntamente conferencias, cursos y jornadas dirigidas a las empresas asociadas, trabajadores protegidos y autónomos adheridos, con el fin de reforzar la prevención de los riesgos profesionales, seguridad y salud en las empresas turísticas. Asimismo, también colaborarán en la organización de actividades formativas e informativas para orientar y aportar conocimiento sobre las novedades que surjan en materia laboral y las funciones que desempeña la mutua como entidad colaboradora con la Seguridad Social.

Ashotur nació en 1977 con el objetivo de aunar esfuerzos de representación y defensa de los intereses colectivos de los empresarios turísticos del sector de la hostelería en la provincia. Por su parte, Unión de Mutuas, mutua colaboradora con la Seguridad Social, tiene asociadas 37.395 empresas y protege a 303.493 trabajadores y trabajadoras.

Moliner promociona los cámpings en diez ferias internacionales

La Diputación promocionará los cámpings de la provincia en 10 ferias internacionales. El presidente de la corporación provincial, Javier Moliner, firmó ayer con la Asociación Provincial de Cámping y Caravaning el convenio por el cual la institución respaldará con una aportación de 7.000 euros la presencia del sector en estos certámenes, algunos de los cuales se celebrarán este mismo año y otros a principios del 2015. El objetivo de la iniciativa es continuar atrayendo viajeros a un segmento del turismo castellonense que gana adeptos (la llegada de turistas ha crecido un 11,8% hasta julio, como ya informó el sábado este diario).

Y entre ellos forman parte destacada los viajeros extranjeros. Según el Instituto Nacional de Estadística, cuatro de cada 10 visitantes que se alojan en los cámpings de la provincia proceden de fuera de España. Pero si se tienen en cuenta las pernoctaciones, la tendencia se invierte y el 60% las realizan visitantes nacidos allende las fronteras. Asimismo, como ya señaló ayer este diario, los turistas foráneos son amplia mayoría en temporada baja. Hay algunas mensualidades, como enero o febrero, en las que por cada noche que realizan los nacionales, los extranjeros casi suman 10 pernoctaciones.

Es por ello que desde la Diputación van “a seguir ayudando a que toda la gente que ha escogido la provincia como destino se multiplique el próximo año tras la puesta en marcha del aeropuerto y la llegada de la alta velocidad”, ha apuntado Moliner, quien ha resaltado la “confianza” que despierta Castellón para los viajeros de cámpings en la reunión que ayer mantuvo con los empresarios en uno de estos recintos, ubicado en Alcossebre.

La provincia cuenta hoy con 40 cámpings que dan trabajo a 333 personas, según el INE

Castellón promueve consumir gajos de mandarina en Nochevieja

El alcalde de Castellón, Alfonso Bataller, se reunió ayer con la presidenta de la Cámara de Comercio, Lola Guillamón; la responsable comercial de Ashotur, Yolanda González; el representante de la Junta del Mercado de la Naranja, José Ruiz; y el concejal de Agricultura, Gonzalo Romero, para cerrar el acuerdo promovido por el consistorio para la promoción del consumo de gajos de mandarinas en Nochevieja, en la ciudad. El edil Romero destacó la importancia de esta iniciativa que propiciará la promoción del consumo de naranja y mandarina “y gracias al trabajo que estamos realizando vamos a ser la capital nacional e internacional de la naranja”. De esta forma, “a través de la implicación de la Cámara de Comercio, Ashotur y el Mercat de la Taronja, vamos a facilitar a las personas que celebren la Nochevieja en Castellón que puedan consumir los doce gajos de mandarina. Los restaurantes y hoteles podrán disponer de estos gajos”.

Por su parte, Guillamón mostró el apoyo de la Cámara a esta acción “para fomentar la mandarina”. González también se mostró partidaria de esta iniciativa y destacó que “los empresarios vamos a colaborar a través de Ashotur porque entre todos tenemos que ayudarnos para ser más fuertes económicamente y ésta es una bonita iniciativa que pondrá en valor lo nuestro”.

La falta de convenio de hostelería ya rebaja los salarios de Navidad

Las empresas de hostelería ya están ofreciendo nuevos contratos para cubrir turnos extra y apoyos a las cenas de fin de año en Castellón con rebajas salariales entre el 10 y el 15%. Un sector sin convenio regulador desde que el 30 de octubre expiró sin acuerdo la ultraactividad, que permitía regirse todavía por el anterior, con tablas salariales del 2011.

Más de 15.000 empleados -unos 25.000 en verano- se han quedado desamparados en cuanto a un marco normativo provincial y afrontan la primera campaña de Navidad en estas circunstancias.

El secretario general de Colegio de Graduados Sociales de Castellón, Vicente Arrandis, apuntó que “por el pulso con el sector, la sensación es que las empresas van a respetar las condiciones y, en materia salarial, rebajas moderadas --como las citadas--, pero no una desregulación total. Creo que va a imperar el sentido común”. En opinión de Arrandis, se une que “hace años no se encontraba personal formado para Nochevieja, y ahora hay mucho disponible. Además, los menús han bajado de precio y el coste de personal supone un 30 ó 40%”. Un hecho que hará que, en ciertos casos, por trabajar ese día se pase “de cobrar 90 euros a 50”.

COMPETENCIA DESLEAL // El asesor jurídico de la patronal turística, Ashotur, Emilio Pin, apuntó que “cada empresa tendrá libertad para fijar los salarios de las horas extra y fines de semana”. Por parte de los sindicatos, tienen prevista una asamblea de delegados para decidir si se movilizan la segunda semana de diciembre, tras el puente. Mar Sáenz, de UGT, apuntó que “esperan a ver si la falta de convenio afecta a las nóminas de noviembre”; y Elsa Montón, de CCOO, apuntó que si cada empresa marca su salario “va a ser una batalla campal y propiciará la competencia desleal”, por lo que esperó que se respete a los trabajadores.

La hostelería se queda sin convenio al no haber acuerdo

El sector de la hostelería en la provincia de Castellón se quedará esta semana sin convenio --expira mañana-- , después de que ayer la negociación entre la patronal y los sindicatos se diera por zanjada y sin resultado de acuerdo.

En temporada alta las empresas turísticas pueden ocupar a unas 25.000 personas, aunque la plantilla estable ronda los 17.700. Empleados que no saben aún cómo les afectará el nuevo marco laboral por el que pasarán a regirse, por convenios concretos de cada empresa y la base general del Estatuto de Trabajadores.

Desde la patronal Ashotur, su portavoz Emilio Pin apuntó que “hubiéramos aceptado mantener la tabla salarial --la última es del 2011-- pero no han aceptado que llamemos a los empleados fijos discontinuos por idoneidad y no por antigüedad”. Una adaptación que, para los sindicatos, como señala la delegada de UGT, Mar Sáenz, atenta contra el trabajador “sobre todo, los de mayor edad”. Además, Sáenz apuntó que “además de congelar salarios querían eliminar el plus de idiomas, la extra de horas de Navidad, o que se pague el propio empleado el uniforme que le marquen”.

UGT y CCOO prevén mañana, a las 10.30 h., en la sede de CCOO en Castellón, una asamblea para delegados y empleados de hostelería; y luego, informar en las empresas. Sáenz espera que estas no se rijan por el salario del Estatuto de Trabajadores, sino que “se respete el del actual convenio, aunque se extinga”.

La patronal turística descarta un seguimiento masivo de la huelga

La patronal turística descarta un seguimiento masivo de la huelga convocada para el viernes por parte del colectivo hostelero, con motivo de la negociación del convenio colectivo del sector.

Así lo ha explicado el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur), Carlos Escorihuela, quien afirma que “la gente lo que quiere es trabajar y cobrar todos los meses y, en los tiempos que corren, los trabajadores no están para arriesgarse participando en una huelga, por lo que creemos que no va a tener un seguimiento especialmente masivo”. No obstante, asegura que “los sindicalistas hacen su trabajo y lo entendemos y, si finalmente los trabajadores deciden participar, es respetable, pues están en su derecho”.

Asimismo, Escorihuela reitera su intención de sentarse a negociar y llegar a un acuerdo lo más beneficioso posible para las partes. “Es un momento complicado por la subida del IVA y otros factores, pero la intención es solucionarlo”, indica, “nosotros no queremos perjudicar a nadie, ni a trabajadores, ni a empresas”, y señala que tienen “buena sintonía con los sindicatos”.

Además, añade que “va a ser una negociación dura, pero la realidad es la que es, hay sectores que están mucho más perjudicados que el nuestro”.

Los sindicatos estudian una huelga en hostelería por el bloqueo del convenio

Sindicatos y patronal mantienen una lucha abierta por la negociación del nuevo convenio colectivo en el sector de la hostelería que se recrudece en plena temporada alta de la campaña turística, siendo uno de los sectores en los que están depositadas todas las esperanzas en materia de generación de ingresos y creación de puestos de trabajo.

Sin ir más lejos, UGT y CCOO ya han acordado celebrar huelgas en muchas provincias de España, una medida de presión que programan a partir del día 20 de julio en un calendario de fechas que se irá ejecutando territorialmente y de manera progresiva. En el caso de Castellón, las acciones se valorarán el próximo jueves, en la asamblea conjunta que ambos sindicatos han previsto, y en la que no descartan “ninguna acción”, entre las que también estaría la huelga de trabajadores.

El objetivo es presionar para activar la creación de una mesa de negociación que favorezca una nueva negociación para regular el trabajo en el sector.

Las posturas no pueden estar más alejadas. El marco normativo laboral que regula a las industrias de la hostelería de Castellón, del que dependen entre 15.000 y 20.000 empleos, está extinguido desde el pasado 31 de diciembre, pero tanto empresarios como trabajadores reconocen que, a día de hoy, no hay comunicación.

Desde los sindicatos, Elsa Montón, de la Fecoht-CCOO, sitúa el problema en que, “directamente, la patronal Ashotur no quiere sentarse a negociar” y “amenaza con que, si lo hace, es para rebajar todos los conceptos salariales entre un 25 y un 30% a los trabajadores, algo que es intolerable”.

El presidente del colectivo de empresarios, agrupado en la organización Ashotur, Carlos Escorihuela, niega la mayor. “No estamos cerrados a una negociación, ni queremos una bajada de sueldos; solo que venimos de un convenio en el que se pactaron unas condiciones muy favorables, que luego hemos tenido que asumir pese a que la coyuntura ha cambiado y ha sido muy difícil”, continúa. Asimismo, Escorihuela incide en que “la huelga es un derecho que respetamos”, pero también alerta de que “una huelga, con lo que estamos viviendo, puede terminar perjudicando a los propios trabajadores”. “No considero que sea una postura coherente, con la situación económica, el paro que existe y la época del año en la que estamos”, continúa el líder de Ashotur.

Los sindicatos afirman “entender” la coyuntura que hay, y matiza que, “precisamente, lo que pretendemos es negociar, llegar a acuerdos que favorezcan a todos”, en contra de “imponer” los criterios empresariales.

60.000 euros para los congresos de interior

El Convention Bureau de Interior (CBI) de Castellón recibirá una ayuda de 60.000 euros para promover el interior de la provincia como destino de convenciones y eventos de empresa a lo largo de este ejercicio.

De este modo, para formalizar el acuerdo la consellera de Turismo, Belén Juste, firmó ayer el convenio por el cual otorga esta cantidad a la entidad castellonense, cuyo presidente y a la vez dirigente de la patronal Ashotur, Carlos Escorihuela, también participó en el acto.

Asimismo, estuvieron presentes los responsables de los CBI de la provincia de Valencia, Miguel Ángel Fernández Torán; y de la de Alicante, Cristina Rodes, que recibieron 30.000 y 60.000 euros, respectivamente, para dedicar a las labores de promoción de congresos.