Los turistas gastan menos y prefieren pensión completa

Los hoteles del litoral castellonense rozan el 100% de ocupación durante la celebración estos días del puente de la Virgen de Agosto, y lo harán este año con una particularidad añadida: El aumento de la contratación del régimen de pensión completa. Así lo explican distintos establecimientos de la costa provincial, que confirman que “este verano, y sobre todo este puente festivo, más turistas que nunca han optado por el todo incluido”. Tanto es así que, según apuntan el hotel Vinaròs Playa, “la mayoría de nuestros clientes hace aquí los dos almuerzos”. Una tendencia que se da en el Gran Hotel de Peñíscola, donde, tal y como señala su director, Francisco Ribera, “también se ha registrado un interés por la media pensión”. “Algunos turistas hacen una comida fuerte en el hotel y por la noche pican alguna cosa más ligera por los restaurantes de la zona”, concreta Ribera. Según aseguran, “antes se solían gastar 30 euros por persona, pero actualmente muchos no pueden permitirse más de 15 euros por comensal”.

Una circunstancia que los expertos atribuyen “a la crisis económica actual, que ha provocado que la gente recorte en el ocio”. Según refleja Ribera, “el hecho de contratar desde el primer momento el alojamiento con una comida o con dos les permite saber cuánto dinero se van a gastar de media para, de ese modo, no de-sembolsar más de lo que tenían previsto desde el principio”.

MENÚS PARA CLIENTES // De hecho, algunos centros ofrecen menús exclusivos para sus clientes. “La novedad de este año es que la mayoría de los alojados come aquí y para adaptarnos hemos tenido que bajar el precio de 22 a 20 euros”, apuntan desde el Voramar de Benicàssim.

La hostelería se adapta a la crisis y ajusta precios para atraer a clientes

El sector hostelero de la provincia de Castellón se reinventa para adaptarse a la coyuntura económica actual. Así lo han dado a conocer a Mediterráneo distintos restaurantes del litoral provincial, desde Vinaròs a Moncofa, que expresan “la necesidad de adaptarse a la demanda con ajustes de precios, ya que los clientes se fijan mucho en el dinero”.

Desde Peñíscola, algunos restauradores comentan que “la gente pide platos muy baratos, por lo que nos hemos visto obligados a ofrecer menús asequibles que vayan a consonancia de su bolsillo”. Tanto es así que, según manifiesta Francisco Ribera, director del Gran Hotel de Peñíscola, “el 90% de los comensales prefiere una carta cerrada de antemano”.

Una postura que comparten desde el restaurante Casa Juanito del Grao de Castellón, cuyo gerente especifica: “Diariamente ofrezco comidas por 13 euros, que incluyen postre y bebida porque así logro atraer a más clientela”. De hecho, la marca de algunos establecimientos se asocia al menú del día, como es el caso del restaurante Zamora, donde desde hace cuatro años solo ofrece esta posibilidad, “ya que es lo que quiere la mayoría”.

La recesión económica ha comportado, por tanto, cambios “en la mentalidad de los castello-nenses y de los turistas, quienes son muy selectivos, saben lo que quieren y cuánto dinero están dispuestos a gastarse”, señalan desde un restaurante del Grao. “Durante toda la semana, los comensales pueden degustar un plato del día por solo 6 euros y hacerse ellos mismos su carta”, concretan. “Los vecinos y turistas vienen igual a comer, aunque sí que hemos notado que reducen la cantidad”, explican, en la misma línea, desde el restaurante Pilón de Burriana.

ESTRATEGIA PUBLICITARIA // Un fenómeno que ha provocado cambios en la estrategia publicitaria de la hostelería. De hecho, muchos restaurantes de la provincia recurren a la promoción a través de trípticos. Una imagen habitual en la plaza del Mar del Grao de Castellón es que los restauradores ofrezcan a los paseantes información sobre sus ofertas. El restaurante Pilón de Burriana también recurre a esta práctica “para incentivar a la gente a que venga”, explica el gerente.

A esta técnica hay que sumar también las atractivas ofertas que lanzan para los comensales. En un bar del Grao, por ejemplo, ofrecen un 15% de descuento presentando una entrada del cine. En esta misma línea, muchos apuestan por menús infantiles bastante económicos para atraer a familias enteras. En definitiva, decenas de estrategias para poder hacer el agosto.

El gasto en restaurantes y ocio cae un 60% y el sector busca alternativas

Los castellonenses igual salen pese a la crisis, pero gastan menos. El consumo en restaurantes y ocio ha caído un 60% en la provincia, según el informe ¿Evolución o revolución? El consumidor ante la crisis, datos confirmados por las principales asociaciones empresariales, que inciden en “la necesidad de reinventarse con iniciativas que ayuden al mantenimiento y captación de clientela”. “El volumen de personas se mantiene, pero ha caído el nivel de facturación”, coinciden los empresarios.

Tanto la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo (Ashotur) como la Federación de Turismo de Castellón (Feiturcas) han iniciado campañas para promocionar los establecimientos, con jornadas gastronómicas, catas, presentaciones de vinos, degustación de nuevos productos y mejora de instalaciones, creación de páginas web, renovación de las cartas y un mayor márketing, entre otras iniciativas. “Los establecimientos están respondiendo --explica Carlos Gomis, gerente de Ashotur--. Y ante la crisis, los hosteleros han buscado ofrecer un valor añadido”. Eduardo Ferreres, de Feiturcas, expone que “el sector está realizando un verdadero plan renove, adaptándose a unas circunstancias que parece que remontarán cara al próximo año, porque ya se ha tocado fondo y los empresarios han cambiado el chip”.“A mayor nivel y categoría del establecimiento, peores resultados arroja”, señala. E indica que los bares de tapas, pizzerías, bocaterías y tascas han bajado un 10 ó un 15%, pero han aguantado; los de menús, en un 50%; pero han sido los restaurantes los que más lo han notado, en un 75%”. “La gente sale igual, pero recorta en la cervecita o en el vino”, explica.

El responsable de Restauración de Ashotur, Agustín Platillero, incide en que “se han ajustado precios, menús y se ha tirado de inventiva, con jornadas de todo tipo, desde setas, trufas, arroces o langostino, o aprovechando los eventos deportivos”. Y en el sector del ocio, más de lo mismo. “La crisis propicia el botellón, y la gente recorta en ocio, saliendo menos de copas o apurando el gasto, y eso es un palo para los pubs y discotecas, a lo que hay que sumar la restricción de tabaco; que será la guinda”, señala José Luis Selma. El delegado de Ocio Nocturno de Ashotur hace hincapié en que “se han iniciado alternativas, como las promociones de hora feliz del 2×1, la entrada gratis para las chicas, o espectáculos extra, para captar a la juventud”.

El turismo sortea la crisis y crecerá un 7% durante el año 2010 en la provincia

La consellera Belén Juste presidió la cita autonómica con empresarios y políticos, ayer, en Peñíscola.

El sector turístico en Castellón redondeará el 2009 con buenos resultados de ocupación turística, mejores que en el 2008, tanto en la costa como en el interior. Así lo avanzó ayer la consellera del ramo, Belén Juste, quien presidió el Consejo de Turismo que reúne a los principales estamentos, entre empresarios y representantes políticos de la Comunitat, y que por primera vez salió de su sede habitual, Valencia, a Peñíscola.

Cara al 2010, además, la delegada autonómica del área se mostró optimista y pronosticó un incremento del 7% en el número de turistas llegados al territorio, frente al alza del 5% registrada en este ejercicio, conseguida debido a la positiva evolución de la demanda nacional y a una reducción a la mitad del porcentaje de descenso de la demanda extranjera.

Y es que Castellón, en concreto, lleva registrando cifras iguales o mejores que el pasado 2008, con lo cual se demuestra que dentro de la estructura económica, y en los dos años de núcleo de la crisis, está resistiendo con bastante nota. Al respecto, el gerente del Patronato de Turismo de Castellón, Enrique de Pablo, coincidió en que a falta de datos definitivos, la temporada turística del 2009 no ha resultado tan negativa como se preveía, aunque habrá que ver qué esfuerzos han realizado los empresarios para ello.

Al respecto, el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur), Carlos Escorihuela, señaló que no ha ido tan mal; el 2010 será difícil pero esperamos tirarlo adelante. Sobre este próximo año, apuntó que el aeropuerto llega tarde para los turoperadores extranjeros. Confiemos en tenerlo pronto y, cara al 2011, convencerles de que traigan a sus clientes a Castellón.

Otro objetivo de Ashotur será captar al turista del sur de Francia, estratégico por su ubicación y que ya ha aumentado este año, aunque sin dejar de lado al visitante nacional. Escorihuela abogó por potenciar las necesarias infraestructuras y transportes, las acciones de comárketing con turoperadores y la promoción on line.

PLANES // Juste repasó proyectos de la Conselleria ante empresarios de cámping, hoteles, apartamentos o casas rurales. Anunció un decreto para regular el turismo activo y formación a distancia para profesionales. Añadió que en el 2010 proseguirá el plan de señalización turística y recalcó su compromiso de apoyo en temas como los chiringuitos, la futura ley del tabaco o cuestiones del medio ambiente. Ayer, en la encuesta del ministerio sobre turismo internacional, la Comunitat contabilizó hasta octubre 4,6 millones de turistas, un 11,4% menos.

La Comunidad Valenciana registra una ocupación ’similar’ a la de 2008 aunque con menos ingresos

El presidente de la Federación Hotelera de la Comunidad Valenciana, Carlos Escorihuela, ha estimado que las cifras definitivas de ocupación del verano serán “similares e incluso un poco mejores” que las del año pasado, aunque con menos ingresos por las ofertas que han hecho los establecimientos.

Escorihuela ha señalado que las tasas de ocupación de este verano “no se pueden calificar como malas”, ya que se ha salvado una campaña que se preveía “difícil” por la situación de crisis que está afectando a todos los sectores, “aunque al turístico mucho menos”.

Sin embargo, el presidente de la federación hotelera ha asegurado que en agosto las cifras de ocupación en algunos puntos de la Comunidad autónoma “descendieron más de lo previsto” pese a que durante este mes se esperaban registrar los mejores resultados porque “tradicionalmente siempre ha sido así”.

“Agosto ha sido un mes difícil porque tradicionalmente siempre se ha llenado todo por inercia, con las mayores tarifas de precios y la mayor ocupación, pero este año ha habido una demanda muy de última hora y los establecimientos se han llenado de una semana para otra”, ha añadido.

Así, este comportamiento mayoritario de los clientes ha provocado “pequeñas guerras de precios” en muchos lugares de la Comunidad Valenciana que se han materializado en rebajas en los precios “por el miedo al último momento”, según Escorihuela, que ha considerado que el mes central del verano ha sido el “más atípico de la campaña”.

Por otro lado, los responsables de la federación hotelera se han reunid con la consellera de Turisme, Belén Juste, tras su reciente nombramiento y han expresado su confianza en que haya una “muy buena colaboración” entre los empresarios y la Administración, al mismo tiempo que han pedido una “buena promoción” de la Comunidad autónoma que permita posicionarla en “todos los mercados, tanto nacionales y extranjeros”.

Recuperar mercados clave para la Comunidad autónoma

Escorihuela ha precisado que es necesario incidir en mercados “cautivos” como el británico, el belga o el alemán que hay que recuperar porque la crisis ha hecho que el número de visitantes que aportaban “descienda en un porcentaje importante”.

Asimismo, el representante hotelero ha hecho hincapié en que hay otros países que se deben potenciar como es el caso de Rusia, que cuenta con un mercado “muy grande” en cuanto a volumen y “muy importante” en cuanto a nivel económico.

Del mismo modo, hay otros mercados como el japonés o el estadounidense que actualmente pasan por “una época difícil” pero que en el futuro “van a ser muy importantes para la Comunidad Valenciana “en especial para el Turismo cultural y de ciudad.

Por su parte, la consellera ha señalado que la Generalitat está trabajando en la promoción turística “tanto del interior como del litoral” y ha añadido que en el plan de marketing y posicionamiento que inició la Conselleria en 2009 “se contemplaba tanto la época de verano, como la campaña de invierno”.

La titular de Turisme ha asegurado además que, si es necesario “se intensificarán” las políticas en este ámbito por la incidencia de la crisis.

Los restaurantes no hacen el agosto

Los turistas y los castellonenses se lo han pensado este verano dos veces antes de salir a comer o a cenar a un restaurante. Y de tanto meditarlo, en algunas ocasiones han decidido quedarse en casa frente a un plato de jamón y con el dinero de la salida gastronómica en el bolsillo.

Así lo ponen de manifiesto los datos de facturación que baraja la asociación de turismo Ashotur. Los restaurantes de las poblaciones de costa han perdido este verano entre un 15 y un 25 por ciento de sus ingresos con respecto al año anterior. Pero aún peor les ha ido a quienes regentan establecimientos en el interior de la provincia: la facturación se ha desplomado entre un 20 y un 30 por ciento respecto a la temporada estival de 2008.

Las causas son sencillas: los turistas sí que se han alojado este año en Castellón pero han recortado

Las reservas de última hora refuerzan la campaña turística

Este verano hemos salvado los muebles”. Así valoraron desde la patronal turística de Castellón los resultados de la campaña estival, ya diciendo adiós a agosto. “No ha sido la mejor campaña, pero sí mejor de la esperada”, apuntó el director comercial de la Asociación de Empresarios de Hostería y Turismo (Ashotur), Alexis de Pablo.

Una ocupación que mantiene el tipo, un descenso del gasto en restauración del turista nacional --de nuevo el grueso-- y un acrecentamiento de las reservas de última hora han sido las claves de este 2009. Aun así, cada subsector muestra sus peculiaridades: la costa ha llegado al 80% de ocupación en julio y al 85% en agosto; en el interior, al 40% de julio, más flojo, para pasar al 70% de agosto; y los cámpings, con una media de 80-85%.

SERVICIOS “El cámping capea mejor la crisis porque es un turismo más económico, por ejemplo, para familias numerosas. Y cada día los recintos se convierten más en pequeños resorts, con animación, piscina, gimnasios, etc.”, apuntó Alexis de Pablo.

Por su parte, el presidente de Ashotur, Carlos Escorihuela, concretó que “julio ha sido bastante bueno, con muchas reservas de última hora; y agosto, algo más complicado, quizás por los precios más altos y la competencia por el turista nacional. Por ello, puntualmente, algunos establecimientos han tenido que hacer descuentos del 10 ó 15%, o niños gratis”. Ofertas que han tenido que aplicarse “sobre todo los últimos días de agosto”.

Y es que la patronal siempre ha sido partidaria de una política de precios invariables, con cuotas que habían decidido mantener por la crisis, pero nunca con rebajas. Aun así, apuntó que el balance por ahora oficial, “en base al Instituto Nacional de Estadística (INE), sitúa a Castellón muy por encima”. La encuesta, referida solo a hoteles, refleja un 20% más de pernoctaciones y un 12% más de viajeros en julio que un año antes. A mediados de este agosto, Ashotur estimó acabar la temporada con un 75% de ocupación media y la consellera de Turismo incluso habló de un 80%. Habrá que esperar para ver la nota oficial.