Los empresarios reivindican decidir con autonomía en Turismo y Deporte

Los empresarios de Castellón no quieren que el nuevo decreto que plantea la Generalitat para coordinar las políticas de turismo y deportes reste autonomía a las decisiones provinciales de patronales y Diputación, en organismos como el pleno del Patronato Provincial de Turismo. Así lo apuntaron ayer el presidente de Ashotur, Carlos Escorihuela, y la secretaria general de la Cámara de Comercio, María Jesús Arenós.

Y es que aunque ven bien que se pretenda, como ya apuntó el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, “ganar en eficiencia y evitar duplicidades”, por otro lado, el sector empresarial quiere que las decisiones sobre promoción y presupuesto turístico se queden en la provincia, en la Diputación, que ven la Administración más cercana y en la que toman parte en el Patronato. En este punto, Colomer anunció el pasado lunes que sí incorporará a los empresarios al nuevo Consejo, aunque estos ayer todavía no sabían nada al respecto.

Desde Ashotur, Escorihuela indicó: “Entendemos que el fondo de la cuestión es que no haya duplicidades económicas ni de acciones, como ir por tres lados a una misma feria. Apoyamos racionalizar y no decimos que el sistema que se propone sea peor, pero preferimos seguir como hasta ahora”. Así, agregó que “la Diputación siempre ha sido muy próxima a los empresarios. Tenemos voz en el Patronato y planteamos de manera directa los mercados de interés para la promoción. El decreto tampoco sabemos qué atribuciones quita. Hay que buscar la fórmula”.

CONTRA EL CENTRALISMO // Por su parte, la portavoz de la Cámara, María Jesús Arenós, se mostró “preocupada” por el decreto y dijo que “la Cámara rechaza cualquier tipo de imposición que implique que la provincia pierda su autonomía, y el decreto atenta en este aspecto no solo contra la Diputación, sino también contra la Cámara”. Así, añadió que “el centralismo en la toma de decisiones que afectan a la Comunitat no siempre ha tenido un beneficio directo para los intereses de Castellón, sin importar el color político del Gobierno que las haya tomado”. Para Arenós, “la Cámara apoya coordinar esfuerzos y trabajar en común, siempre que sea desde el consenso y la participación de Diputación y colectivos empresariales, sociales o deportivos a los que le afecte”.

CONTRA EL ‘PRESIDENT’ // En la línea, el presidente de la Diputación, Javier Moliner, ratificó ayer que recurrirá el decreto de coordinación si hoy, como está previsto, lo aprueba el pleno del Consell. “El afán del president y su gobierno de intentar controlar políticamente lo que no han podido ganar en las urnas es irresistible”, opinó, y añadió: “No tendría sentido que Diputación decidiese coordinarse con un ayuntamiento y usurparle su presupuesto y autonomía de gobierno. Es lo que la Generalitat quiere hacer”. Finalmente, el diputado Andrés Martínez, en su Twitter, subrayó: “El turismo no entiende de colores. La Diputación decide siempre contando con el sector”.

“La Generalitat debe hacer cumplir el nuevo decreto de los cámpings”

José María López Boyano fue en 1988 el artífice del Cámping Oasis de Orpesa, junto con Lourdes de la Rosa Cobo. En el año 2010 asumió la presidencia de la Asociación de Cámpings de Castellón y, un año más tarde, se situó al frente de la Federación de Cámpings de la Comunitat Valenciana. Su experiencia en la dirección y gestión de este tipo de instalaciones, tanto a nivel empresarial como institucional, le respalda por lo tanto como una voz autorizada de calidad para hablar de la actualidad del sector, en la que existen importantes novedades, como la reciente publicación del decreto regulador de los cámpings en la Comunitat Valenciana. Esta normativa permitirá abordar los retos de mercado que más inciden en el desarrollo del sector cámping en la Comunitat; aportará claves para incrementar el atractivo del producto y obtener el mayor rendimiento en la comercialización; y reforzará la cohesión de los agentes que intervienen en el desarrollo del sector de la Comunitat Valenciana.

MERCHE ROMERO: Desde sus orígenes, el Cámping Oasis de Orpesa se ha situado como un referente en la provincia de Castellón. ¿Cuáles son sus señas de identidad?

JOSÉ MARÍA LÓPEZ: El Cámping Oasis siempre ha apostado por la calidad y por proporcionar los mejores servicios para sus clientes. Así lo seguimos entendiendo quienes formamos el equipo humano, compuesto por 15 personas durante todo el año y alrededor de 30 en verano. Contamos con 99 unidades de bungalows de distintos modelos y capacidades, con un gran confort. En cada parcela hay aseo privado, una prestación que es única en la provincia. Año tras año, nos hemos ido renovando y en la actualidad tenemos uno de los cámpings más modernos de Castellón. Es más, en estos momentos estamos en plena expansión empresarial y tenemos prevista la construcción de un nuevo cámping de 35.000 metros cuadrados también en Orpesa.

M. R.: ¿Qué nuevas oportunidades se abren para el sector con la publicación del nuevo decreto regulador de cámpings?

J. M. L.: En la Comunitat Valenciana somos pioneros y contamos con el decreto más moderno y competitivo del sector del cámping. Los cámpings se clasifican ahora por estrellas, como los hoteles. Esto es algo que el sector reclamaba desde hace mucho tiempo. Así, contamos con nuevas categorías, que se resumen básicamente en: resort park 100×100 bungalow, cámping de 5 estrellas, cámping de 4 estrellas, cámping de 3 estrellas, camper park todo para autocaravanas y área de pernocta 48 horas todo para autocaravanas. Todo ello supondrá más inversión, más modernización y, en definitiva, calidad para nuestros clientes, sin olvidar la cantidad de puestos de trabajo que estos aspectos supondrán.

M. R.: ¿Se está cumpliendo esta nueva normativa?

J. M. L.: Pues la verdad es que me gustaría pedir a las autoridades competentes de la Comunitat Valenciana que respeten y hagan cumplir el nuevo decreto. A todas aquellas instalaciones que no cumplan con la norma deberían aplicárseles las medias sancionadoras oportunas. No podemos seguir permitiendo acampadas durante largas estancias de autocaravanas pernoctando en las playas y en lugares prohibidos de nuestra provincia. Esto no solamente es perjudicial para nuestro sector, sino que, además, daña nuestra imagen turística en su conjunto.

M. R.: ¿La oferta de la Comunitat en 2014 la situó como segundo destino de cámpings en España por volumen de pernoctaciones, con un incremento del 7% frente al año 2013 y un aumento del número de viajeros en cámpings del 10%. ¿Cuáles son las previsiones en este sentido para este año 2015?

J. M. L.: Las expectativas son realmente favorables y esperamos un crecimiento superior al 6%.

M. R.: ¿Con cuántos campings cuenta la provincia? ¿Qué capacidad en número de plazas tienen?

J. M. L.: Castellón cuenta con 41 cámpings con más de 30.000 plazas de alojamiento y el 80% de ellos están federados. Desde aquí invito a todos los compañeros no asociados a que se asocien, porque unidos conseguiremos mas cuota de mercado y una mejor promoción de todo el colectivo.

M. R.: Según la Federación Española de Empresarios de Cámpings, los bungalows se mantienen como el producto estrella. ¿Sigue también esta tendencia nuestra provincia?

J. M. L.: Sí, por supuesto, este tipo de alojamiento está de moda en todos nuestros cámpings y, dadas las características y ventajas que ofrece, sin duda, tiene cada vez mayor demanda por parte del público.

M. R.: En cuanto al cliente que elige un cámping en nuestra provincia, ¿cuál sería el perfil medio?

J. M. L.: En verano es un público mayoritariamente de tipo familiar. En invierno, la demanda se concentra en el segmento de personas jubiladas procedentes del norte de Europa. En cuanto a la temporada estival, las reservas cada vez son más de última hora. La estancia media es de 7 días y el gasto medio de una familia de cuatro personas por día es de unos 150 euros.

M. R.: ¿Podemos hablar ya de recuperación en el sector? Y, con respecto al futuro, ¿cuáles son los principales retos a afrontar?

J. M. L.: La recuperación comienza a notarse, pero el cliente es ahora mucho más consciente de sus recursos y el precio se considera algo muy importante. De cara a los próximos años, debemos seguir apostando por la modernización y la mejora constante de los servicios que prestamos a nuestros clientes. También será fundamental continuar con precios competitivos.