Los cámpings critican la competencia desleal

Los cámpings de Castellón, grandes receptores de turismo internacional que busca vida al aire libre con temperaturas más agradables que en sus países de origen en temporada baja, están en pie de guerra por la competencia desleal. En una reunión de urgencia en Ashotur, acordaron reiterar sus quejas a Diputación y Generalitat, ayuntamientos y comandancia de la Guardia Civil. “Pedimos que se haga cumplir el decreto de cámpings y no se permita pernoctar en áreas no autorizadas, ya sea vía pública o playas, pues lo prohíbe Costas”, criticó el presidente de la asociación provincial de cámpings, de Ashotur. “Denunciaremos a quien incumpla el decreto y la ley”, dijo.

SUPERVISAR PÁRKINGS // Según López, el sector acordó “medidas urgentes contra las decisiones de los ayuntamientos de Castellón y la Vall d’Uixó de promover párkings para autocaravanas, pues permitir pernoctar no respeta el nuevo decreto de cámpings”. Y añadió que “también en Peñíscola, Benicàssim, Burriana o Ribera de Cabanes las autoridades deben vigilar que no se pernocte sin control días y semanas en la vía pública, pues eso ya pasa”.

“Se puede aparcar, pero no establecerse días, semanas o meses; y más en lugares no autorizados. Esos párkings no crean empleo ni imagen turística; no pagan impuestos ni tienen control policial o sanitario, y se crean con impuestos que pagamos los cámpings, generando una competencia desleal”. “Sería muy fácil colocar señales de prohibido aparcar de 20.00 a 10.00 horas, y que la policía sancione si se incumple”.