Castellón bate récord en hoteles en julio por el tirón del turista nacional

Castellón ha vuelto a batir nuevos récords en turismo. Julio cerró con 145.354 viajeros y 604.113 pernoctaciones, de modo que se registaron los mejores datos de la serie histórica, y a la vez se logró superar la barrera de las 600.000 reservas en un mes clave para la campaña de verano. Si las estimaciones de los hoteleros ya eran positivas al inicio y en el ecuador de la campaña estival, las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) lo acabaron de confirmar ayer. El turista nacional ha sido el detonante de este balance excelente.

Otro dato llamativo que arrojan los informes es que la costa de Castellón, en julio, se situó como la sexta favorita por los españoles para irse de vacaciones, en la clasificación de zonas turísticas. Su número de pernoctaciones de turismo nacional en esa categoría incluye el área de playa (510.397), lo que la situó solamente por detrás de estas costas: Blanca, en Alicante (1.068.538); del Sol, en Málaga (813.666); Almería (681.257); Daurada, en Tarragona (676.382); y de la Luz, Cádiz (663.754).

LAS CIFRAS SE DUPLICAN // Castellón ha recibido este julio justo el doble de visitantes que tenía en las vacaciones de hace 16 años. Además, registra el mejor resultado de toda la serie histórica, desde 1999. Respecto al mismo mes del 2014, en un año, también se logra un incremento del 3%.

La llegada de españoles también ha registrado sus mejores datos en un mes de julio, con 124.274 (con un 3,1%) interanual.

Sobre todo, el modo de alojamiento en hotel ha sido el favorito de madrileños y valencianos, que han copado las reservas. Suponen el 30,7% y 20,5% del total de pernoctaciones. En volumen de demanda, le siguen, pero más de lejos, Cataluña (8,3%), Castilla-León (8,2%), Castilla- La Mancha (7,3%) y Aragón (7,2%). Desde el grupo Marina d’Or, en Orpesa, confirmaron que “nuestros datos en ocupación son mejores que los del verano pasado”.

ÚLTIMOS TRES AÑOS // ¿Y qué pasa con los extranjeros? En hoteles se hospedaron 21.080, un 2,7% más que el julio del 2014, pero lo hicieron durante menos días, con 66.886 pernoctaciones (a la baja casi un 9%). Con todo, es el mejor dato en ese mes desde el 2012, es decir, en los últimos tres años.

Para el director del Gran Hotel Peñíscola, Francisco J. Ribera, puede ser debido a que “muchos extranjeros huyen de los precios más caros de la costa de julio y agosto; y prefieren viajar en otros meses más económicos”.

Respecto la campaña estival anterior, Castellón ha mejorado en julio con más personal contratado, 3.334 frente a 3.193, y con mayores índices de ocupación, pero se ha reducido en tres el número de establecimientos abiertos, con lo que el global suma 230, aunque apenas se nota la variación.

Desde el Patronato Provincial de Turismo, su gerente, Virginia Ochoa, valoró que “el turista español está aumentando su actividad todo el año, creciendo el número de viajeros el primer semestre del año más de un 10%. Esta tendencia al alza se refleja también en julio”. Y resaltó que el número de viajeros hospedados en hoteles aumentan en un año; los nacionales un punto más que los extranjeros.

Sin embargo, constató que en pernoctaciones, mientras la demanda de españoles aumenta, no así la internacional, “que se recorta un -0,40% en estancia media, con lo que asciende a 3,17 días en julio, mes del que aún falta contabilizar el impacto de festivales (FIB) y del resto de modalidades de alojamiento”.