La hostelería dice que peligran 200 empleos si los tráilers dejan la 340

El presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur), Carlos Escorihuela, ha remitido por escrito al subdelegado del Gobierno en Castellón, David Barelles, una súplica para evitar que el desvío de camiones planteado en la N-340, entre el tramo de Nules a Torreblanca, sea definitivo, tras publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE). “Unas 200 personas aproximadamente van a perder sus puestos de trabajo si no circula la totalidad de vehículos que en estos momentos lo hace y que son los clientes diarios para estos establecimientos”, advierte Escorihuela.

Y es que los camioneros representan el 90% de los clientes de los diversos establecimientos ubicados en las márgenes de la N-340. “Ante esta lamentable situación y ante el clamor de los empresarios afectados, creemos que no es una medida tomada con la reflexión necesaria ya que se pueden plantear otras soluciones para paliar la siniestralidad vial, pero no cortando vías de comunicación y evitando su uso, en contra de la libertad de mercado”, expone el escrito de Ashotur.

La patronal hostelera lamenta que la Subdelegación del Gobierno no les haya consultado esta medida y apuesta por otras soluciones diferentes al desvío planteado, como mejorar la señalización o la liberalización de la AP-7.

En este sentido, el presidente de Ashotur sostiene que el motivo de remitir este escrito es “manifestar nuestra más enérgica protesta por este desvío”.

La falta de dinero en la N-340 “sorprende” a los empresarios

Los empresarios castellonenses critican la reducción en los Presupuestos Generales del Estado. A este respecto, el secretario de Pymec, José Pascual Serrano, destaca que se quedó “sorprendido” al comprobar que en las últimas cuentas había desaparecido la aportación para la N-340. De esta manera, resalta que “ya estábamos esperando” esta infraestructura y su postergación es una cosa “que no se va a entender en la provincia”.

El secretario general de la CEC, Rafael Montero, critica a este respecto que retrasar esta “infraestructura básica, nos va dejando dentro de la crisis y dificulta encontrar la salida”. Es por esto que critica el “abandono de la provincia”.

El presidente de Ashotur, Carlos Escorihuela, destaca la falta de aportación para la A-7, la N-232 y el AVE. “Para la sociedad y para nuestro sector no nos hace ningún favor que se retrasen estas infraestructuras. Perderemos un año”, afirma.

El alcalde de Castellón, Alberto Fabra, afirmó ayer: “Es inaudito que el subdelegado del Gobierno dijera que la ejecución de las obras de la N-340 era inmediata y ahora no salga una partida en el presupuesto”. Por esto indicó que valoran presentar “enmiendas al presupuesto”. Por su parte, el vicepresidente del Consell, Vicente Rambla, dijo que los presupuestos “no estimulan la economía”.