Hoteles y restaurantes repartirán 3.000 bolsas de clementinas en Nochevieja

El concejal de Agricultura de Castellón, Gonzalo Romero, aseguró ayer que se repartirán en Nochevieja 3.000 bolsitas con gajos de mandarinas en restaurantes y hoteles de la capital, donde se dará a los clientes la posibilidad de elegir a sus comensales entre uvas o clementinas de la suerte para recibir el año 2015. Los restaurantes y hoteles participantes en esta iniciativa son Eleazar, Meson Navarro I y Mesón Navarro II, Rústico, Asador Ángel, Restaurante Chiva, Asador 7 de julio, Don Rigodón, Celebrity Lledó, Restaurante Casino Antiguo, Restaurante Brisamar, Casa Lola, Restaurante Da Giacomo del Hotel Jaime I, restaurante El Fadri del Hotel Intur, y el Restaurante Ribalta ubicado en Eurohotel.

El edil recordó ayer que “la campaña, que ya está en marcha, prevé repartir en Nochevieja más de 7.000 bolsitas de clementinas de la suerte en Castellón a través del Mercado de la Naranja y los hoteles y restaurantes colaboradores”.

El sector turístico ajusta precios y ofrece paquetes más completos para Nochevieja

Es la única noche del año que parece estar prohibido quedarse en casa. Y así se refleja en la ocupación que presenta el sector turístico castellonense, especialmente en el interior, y es que la mayoría de las casas rurales ya han colgado hace semanas el cartel de completo, al igual que apartamentos de la costa, que ya están reservados, mientras que otros hoteles y salas de fiesta esperan alcanzar hasta un 90% e incluso más, en la última semana del año.

Pero la crisis también hace mella y los empresarios han ajustado precios, estancias mínimas (que se acortan) y propuesto packs completos con múltiples actividades para llevar a cabo ese fin de semana, más allá de la cena del 31 de diciembre, para captar la atención de los clientes. Y lo consiguen, pues tal y como aseguró a este periódico la diputada de Turismo, Susana Marqués, “para fin de año las casas rurales tienen ya un lleno total”. Y lo confirmó, como ejemplo, Maria Teresa Vaya, de Cases Rurals Penyagolosa (Vistabella del Maestrat), que explicó que la demanda para Nochevieja “es muy grande desde dos meses antes de su celebración”.

En el interior, por citar un ejemplo, los responsables de Mas de Borràs han preparado “varias sorpresas” para los invitados, a los que también ofrecerán “innovaciones gastronómicas para que las degusten la última noche del 2010”, explica Josep Ramon Gómez, de Altretur. “Los precios no suben y, en cambio, se ofrecen muchas más actividades. Y los niños tienen el 40% de descuento”.

En la costa de Oropesa, los apartamentos de Marina d’Or ya están todos ocupados, mientras que en estas fechas empiezan las reservas para los hoteles de 3, 4 y 5 estrellas. “Hay precios asequibles para todos bolsillos, desde 130 euros por persona una noche en un apartamento hasta 259 en régimen de alojamiento, desayuno y cena de gala en el hotel de 5 estrellas. Y además de la cena de Nochevieja, se incluyen entradas al balneario”, explicaron.

En Castellón, el Hotel Jaime I ha apostado por precios más económicos que hace 3 años, cuando la cena con orquesta y baile hasta la madrugada costaba 150 euros, frente a los 115 actuales. Hace 4 años abrieron la sala de fiestas Nodo, “con total éxito de público para esa noche”, afirmaron.