Castellón bate récord en hoteles en julio por el tirón del turista nacional

Castellón ha vuelto a batir nuevos récords en turismo. Julio cerró con 145.354 viajeros y 604.113 pernoctaciones, de modo que se registaron los mejores datos de la serie histórica, y a la vez se logró superar la barrera de las 600.000 reservas en un mes clave para la campaña de verano. Si las estimaciones de los hoteleros ya eran positivas al inicio y en el ecuador de la campaña estival, las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) lo acabaron de confirmar ayer. El turista nacional ha sido el detonante de este balance excelente.

Otro dato llamativo que arrojan los informes es que la costa de Castellón, en julio, se situó como la sexta favorita por los españoles para irse de vacaciones, en la clasificación de zonas turísticas. Su número de pernoctaciones de turismo nacional en esa categoría incluye el área de playa (510.397), lo que la situó solamente por detrás de estas costas: Blanca, en Alicante (1.068.538); del Sol, en Málaga (813.666); Almería (681.257); Daurada, en Tarragona (676.382); y de la Luz, Cádiz (663.754).

LAS CIFRAS SE DUPLICAN // Castellón ha recibido este julio justo el doble de visitantes que tenía en las vacaciones de hace 16 años. Además, registra el mejor resultado de toda la serie histórica, desde 1999. Respecto al mismo mes del 2014, en un año, también se logra un incremento del 3%.

La llegada de españoles también ha registrado sus mejores datos en un mes de julio, con 124.274 (con un 3,1%) interanual.

Sobre todo, el modo de alojamiento en hotel ha sido el favorito de madrileños y valencianos, que han copado las reservas. Suponen el 30,7% y 20,5% del total de pernoctaciones. En volumen de demanda, le siguen, pero más de lejos, Cataluña (8,3%), Castilla-León (8,2%), Castilla- La Mancha (7,3%) y Aragón (7,2%). Desde el grupo Marina d’Or, en Orpesa, confirmaron que “nuestros datos en ocupación son mejores que los del verano pasado”.

ÚLTIMOS TRES AÑOS // ¿Y qué pasa con los extranjeros? En hoteles se hospedaron 21.080, un 2,7% más que el julio del 2014, pero lo hicieron durante menos días, con 66.886 pernoctaciones (a la baja casi un 9%). Con todo, es el mejor dato en ese mes desde el 2012, es decir, en los últimos tres años.

Para el director del Gran Hotel Peñíscola, Francisco J. Ribera, puede ser debido a que “muchos extranjeros huyen de los precios más caros de la costa de julio y agosto; y prefieren viajar en otros meses más económicos”.

Respecto la campaña estival anterior, Castellón ha mejorado en julio con más personal contratado, 3.334 frente a 3.193, y con mayores índices de ocupación, pero se ha reducido en tres el número de establecimientos abiertos, con lo que el global suma 230, aunque apenas se nota la variación.

Desde el Patronato Provincial de Turismo, su gerente, Virginia Ochoa, valoró que “el turista español está aumentando su actividad todo el año, creciendo el número de viajeros el primer semestre del año más de un 10%. Esta tendencia al alza se refleja también en julio”. Y resaltó que el número de viajeros hospedados en hoteles aumentan en un año; los nacionales un punto más que los extranjeros.

Sin embargo, constató que en pernoctaciones, mientras la demanda de españoles aumenta, no así la internacional, “que se recorta un -0,40% en estancia media, con lo que asciende a 3,17 días en julio, mes del que aún falta contabilizar el impacto de festivales (FIB) y del resto de modalidades de alojamiento”.

Castellón recibe más turistas en septiembre

El turismo ha vuelto a dar alegrías a Castellón en septiembre, al registrar los alojamientos extrahoteleros (cámpings, apartamentos y casas rurales) en su conjunto un 6% más de pernoctaciones respecto al mismo mes del 2013. En concreto, Castellón recibió a 2.144 turistas más, sobre todo por el tirón del visitante nacional, y las reservas se elevaron en casi 17.000, aquí también con peso de los extranjeros.

En concreto, llegaron 37.739 viajeros y efectuaron 309.606 pernoctaciones. El único dato negativo fue un ligero descenso de las reservas en casas rurales, al bajar la estancia media, pero en cuanto a clientes se han mantenido.

LÍDER EN ESTANCIA // El apartamento sí lo copa la demanda nacional y baja la extranjera, pero en reservas están igualados. Castellón es la séptima provincia del ránking estatal, con mejores datos, y número 1 en días de estancia media: 10,7, y dinamizando el empleo con 346 puestos.

En cámpings, Castellón se posiciona como la quinta provincia de España con más reservas, y en este caso recibe más cliente internacional que español en septiembre. Con una media de casi 7 días, este subsector mantiene 266 empleos, según el Instituto Nacional de Estadística. En crecimiento extrahotelero en el noveno mes, casi un 6% más, Castellón superó la media nacional, 5,3%; y la Comunitat Valenciana, 3%.

Castellón recibe 55.618 turistas menos en 2010

Castellón cerró el 2010 con menos turistas, un -4% (55.618 menos), y menos pernoctaciones, un -1% (55.956 menos). Un ligero descenso en el que pesa la moderación de la demanda de vacaciones de los viajeros nacionales y, en algunas categorías, como cámpings y alojamientos rurales, sin embargo, gana cuota el visitante llegado de otros países.

Así, la provincia recibió durante todo el pasado ejercicio 1.337.177 viajeros, frente a 1.392.795 en el 2009. En cuanto a pernoctaciones, el total ascendió a 6.098.696, algo menos que las registradas el año anterior, con 6.154.652.

En líneas generales, y como dato positivo, crecieron las pernoctaciones en global en el tipo de alojamiento extrahotelero: cámpings, casas rurales y apartamentos. Asimismo, las opciones consideradas tradicionalmente más económicas para las vacaciones elevaron su cuota. Como ejemplo, los cámpings descendieron en viajeros, pero aumentó la demanda extranjera y en general la estancia media. También experimentaron un avance, pero justo en sentido contrario, los apartamentos, que vieron disminuir las pernoctaciones pero registraron más clientes y, en cuanto a los extranjeros, reservaron más días --igual que ocurrió en los hoteles--.

El presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur), Carlos Escorihuela, valoró que “pese a ser un mal dato el del 2010, nos faltaría valorar el balance económico, que es difícil de cuantificar”. En su opinión, “esta pasada campaña han sido muchos los destinos que han competido con precios y aquí los hemos mantenido bastante. Esto puede hacer que aunque recibamos menos viajeros que otras zonas al final el beneficio sea igual”.