La demanda para Nochevieja se avanza con casas rurales al 80%

El sector turístico de Castellón ha detectado un inesperado anticipo de la demanda de reservas para alojamiento en Nochevieja, que ya deja ocupaciones del 80% en casas rurales del interior, a dos meses vista. Un buen dato que compensa la falta de puentes en este otoño, dado que siempre son un revulsivo para la demanda. Ni el reciente festivo 9 d’Octubre (domingo) ni el Pilar el día 12 (miércoles) ni tampoco el 1 de noviembre (martes) han sido favorables para el sector.

El presidente de la Asociación de Turismo Rural (ATR), Joaquín Deusdad, apuntó que «tras este no puente, lo que sí tenemos es una demanda bestial para Nochevieja, y antes que otros años. Hay buenas perspectivas y alojamientos casi completos». «Aunque el 31 de diciembre y 1 de enero son solo fin de semana, el ritmo de demanda de grupos de amigos está siendo muy bueno. Por fin este año hemos podido subir tarifas y ganar algo de rentabilidad».

El turismo de interior, para el que ahora empieza su temporada fuerte, está pendiente también de la meteorología y de cómo puede animar la campaña de recogida de bolets, y con ello el incremento de visitantes.

También el dirigente de la patronal turística provincial Ashotur, Carlos Escorihuela, manifestó que «ahora, casi al final de campaña, al sector nos hubiera ido bien un puente. El 1 de noviembre (martes) dependemos de quien decida librar en el trabajo ese lunes y realizar una escapada a Castellón». Caso similar para el sector serán las festividades de inicio de diciembre, los días 6 (martes) y 8 (jueves).

En la línea, y al frente del Club Introducing Castellón –que agrupa al 90% de la oferta alojativa–, Javier Gallego, ratificó que «la ocupación en estos días de octubre de no puente ha sido el 25% de la que tuvimos el año pasado; de media, del 30% ó 40%». Y añadió que, cara al trimestre restante, «suele funcionar mejor el 6 y 8 diciembre que el 1 de noviembre, pues al haber menos hoteles abiertos, los que lo están concentran mejor la ocupación».

El portavoz de los empresarios turísticos de Peñíscola, de Agretur, Francisco J. Ribera, señaló que la falta de puente ha hecho que muchos establecimientos programaran el día 12 el cierre de campaña. Otros, esperarán a Todos los Santos que «está funcionando por la programación organizada de Halloween».

El turismo rural estrena temporada a lo grande con alojamientos al 100%

Los empresarios acogen con sorpresa el buen ritmo de reservas, del 80% de media en interior; y 70% en costa. La falta de ‘puente’ en octubre eleva ahora la demanda en una campaña con precios sin cambios y niños gratisUn puente de Todos los Santos mejor que el del 2012. Es lo que hasta ahora constatan los empresarios del sector del turismo rural, especialmente, que estrenan su temporada fuerte a lo grande, con casas que ya han colgado el cartel de completo.

Y es que todos coinciden en que la falta de puente en el mes de octubre ha concentrado la demanda a partir de estas fechas, siendo clave esta celebración de noviembre, con reservas de dos y tres noches, entre mañana, 31 de octubre, y el domingo.

Desde el Patronato Provincial de Turismo, la gerente, Virginia Ochoa, ratificó que “la previsión es muy buena para el interior, en el norte de la provincia hay casas rurales al 95% de ocupación; y la media es del 80% ya”. Además, Ochoa agregó que “se espera también mucho excursionismo que vaya a pasar el día a los pueblos del interior y genere un impacto económico en bares y restaurantes --en muchas localidades hay jornadas gastronómicas--”.

La mayor parte de visitantes procederán de la Comunitat y del sur de Cataluña. En cuanto a la costa, “hay ya hoteles que han cerrado, pero los que siguen han registrado en torno a un 70%”. Así, por ejemplo, en Marina d’Or, en Orpesa, con muchas actividades de ocio extra para Halloween, apuntaron que van “muy bien” de ocupación y prevén llenar el hotel de cuatro estrellas (Gran Duque) y el de cinco.

POCO INTERNACIONAL // La presidenta de ATR (Asociación de Turismo Rural de Ashotur), Teresa Vayá, destacó que el puente atrae a mucho turista de proximidad. Y es que las peticiones las mueve el cliente nacional y no el extranjero, salvo excepciones. En la casa La Belluga --en su bajo está el Museo del Aceite--, de Segorbe, su gerente Teresa Blasco explicó que “el puente es buenísimo. Estamos al 100%. Octubre empezó flojo pero el pasado fin de semana y para el próximo, tengo hasta reservas de ingleses jubilados”.

También desde Altretur, su responsable, Pep Gómez, relató que “hace 15 días que tenemos ya las casas completas para este puente, de la Comunitat, sobre todo de Valencia; y muchas familias con niños”. Los precios se mantienen sin cambios, con ofertas como niños gratis, y la pensión completa ronda los 65 euros al día.

“Para los tres días está totalmente lleno. Ha sido una sorpresa, ha habido tanta demanda que a muchos hemos tenido que decir que no. Como no hubo salidas en octubre, la demanda se ha activado ahora, y también ya para el de diciembre”, indicó Gómez.

Desde la central de reservas de Cases de Morella también coincidieron en que “hay mucha demanda, estamos al 90%. Este puente va a ser más bueno, al no haber en octubre. Todo el mes han ido reservando y estas dos últimas semanas, aún llaman para preguntar si hay plazas”.

La ausencia de puente de octubre limitará el beneficio a la hostelería

Los empresarios turísticos dan por perdidos los ingresos que solía reportar el puente de octubre “que remataba la campaña turística”, al no coincidir bien las fechas y propiciar la ausencia de puente y de más días seguidos de reservas hoteleras. Así lo constató el gerente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur), Carlos Gomis, quien apuntó que “quizás sí se notará más afluencia del turismo de proximidad, de Valencia, pero a los restaurantes, el día festivo de la Comunitat, el miércoles, 9 de octubre, a ver si acompaña la climatología”.

Gomis lamentó que se pierda esta oportunidad, contra la que tiene claro “no se puede hacer nada, han caído así las fechas”. “A los establecimientos les ha fastidiado”, remató.

Por ahora, “lo que nos trasladan las empresas es que, para el fin de semana los hoteles de costa están flojos y algunos podrían incluso adelantar el cierre --en ocasiones se hacía tras el puente de este mes--”. En cuanto al interior, “sí tiene más demanda, sobre todo por la campaña de rovellons. Es una pena porque si hubiera habido puente, se habrían beneficiado ya más las casas rurales, cuya temporada alta arrancará el puente del 1 noviembre (viernes y festivo), de Todos los Santos”.

COLOFÓN // Con todo, algunos hoteles sí han constatados peticiones para alojarse “del 11 al 14 de octubre, del viernes y salida, en lugar del domingo, el lunes. Deben haber trasladado el festivo en alguna zona”. Así lo apuntó el director del Gran Hotel de Peñíscola, Francisco J. Ribera, por otro lado también preocupado por el efecto en las reservas a causa de los seísmos en la zona. “Ahora viajan muchos grupos de tercera edad. Los precios son muy buenos, esperemos que vaya bien el puente de Todos los Santos y cerrar el 3 de noviembre”, dijo.

Los empresarios de Castellón abogan por ‘mover’ más festivos

El traslado de los dos festivos de la Comunitat Valenciana (9 de octubre y 19 de marzo) a lunes, anunciado este martes por el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, gusta (y no poco) a los empresarios de Castellón. Por unanimidad creen que eliminar los macropuentes ahorrará dinero a las empresas, mejorará la productividad y, en la mayoría de los casos, beneficiará al turismo. Eso sí, los empresarios piden un paso más para que cunda el ejemplo valenciano, es decir, quieren que se toquen también el grueso de las fiestas nacionales.

Los puentes festivos suponen un alto coste para las empresas de Castellón. El único estudio existente lo hizo hace unos meses la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme). En el conjunto de España los macropuentes suponen un extra de 4.200 millones de euros, de los que 460 corresponderían a la Comunitat y 48 a Castellón, es decir, dos veces el presupuesto del Ayuntamiento de Vinaròs.

Rafael Montero, secretario general de la Confederación de Empresarios de Castellón (CEC) y de la patronal autonómica Cierval, asegura que se trata de una medida “acertada” e insiste en la necesidad de que se modifique el calendario de festivos a nivel nacional. “Es un tema que venimos defendiendo desde hace meses. Los puentes repercuten negativamente en la productividad de las empresas y también reducen el rendimiento personal. Pasar los festivos a lunes es una buena solución”, argumenta.

El cambio beneficiaría prácticamente a todos los sectores económicos de Castellón, especialmente, al azulejo, que durante varias semanas al año se topa con días de fiesta a mitad de semana, lo que obliga a parar e iniciar la actividad constantemente.

BUENA NOTICIA PARA EL TURISMO // Al turismo también le agrada la idea de pasar los festivos a los lunes. “Saber que todo el mundo va a tener durante varias semanas al año tres días seguidos de fiesta sería una buena noticia para el turismo de Castellón. Hay veces que estas minivacaciones van a ser más cortas, pero otras serán más largas”, explica Carlos Escorihuela, presidente de Ashotur.

Javier Moliner, presidente de la Diputación, también ve bien la iniciativa, como también lo hace la presidenta de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), Elena Bastidas, que cree que servirá para reactivar el turismo y el comercio.