Turismo y restauración hacen caja en un puente ‘primaveral’

Hoteleros y restauradores de Castellón se mostraron ayer de acuerdo en calificar como «muy buen puente» el recién concluido por la festividad de Todos los Santos, de ocupación media entre costa e interior de más del 80%, pero con picos en muchos alojamientos «del cien por cien».

Al sector hostelero le ha venido bien entrar en el mes de noviembre con una climatología de temperaturas agradables, primaverales más que otoñales, y que propició tanto el fin de semana como ayer una gran afluencia a cafeterías, terrazas y restaurantes; en incluso baños en el mar.

El presidente de la Asociación de Turismo Rural (ATR), Joaquín Deusdad, confirmó ayer que se han superado las expectativas del puente, «con muchas casas y hoteles rurales al cien por cien», con reservas de muchos grupos. «Ha venido mucha gente. Y ahora, cara a Nochevieja, la demanda también avanza muy bien», expresó con satisfacción.

El representante del área de Restauración de la patronal turística Ashotur, Agustín Platillero, corroboró los buenos datos. «De Moncofa a Vinaròs, en todos los restaurantes, bares y cafeterías abiertos en la costa ha ido muy bien la jornada; y también por supuesto en el interior. El tiempo ha acompañado y ha habido muchas reservas para comer. Ha sido un puente muy bueno para nuestra provincia», resaltó.

En Orpesa, en el complejo hotelero y de ocio Marina d’Or secundaron con optimismo que «el puente ha ido de maravilla, con el buen tiempo, la ocupación ha sido espectacular. De hecho, se han abierto todos los hoteles, incluso dos que suelen permanecer cerrados, por la demanda». Y añadieron que han recibido «muchas familias en los parques y en la zona de restauración».

En Peñíscola, desde el Gran Hotel, apuntaron también que este puente festivo «ha ido genial, con ocupaciones muy próximas al cien por cien, del 96%. La climatología ha acompañado y muchos clientes han apurado hoy la jornada en la cafetería». En su caso, al igual que el de otros alojamientos de playa, justo ayer cerraban ya temporada para reabrir en marzo del 2017.

Morella, otro gran enclave turístico de Castellón, ha registrado una notable actividad estos días. Desde el hotel Cardenal Ram señalaron que «ha sido un buen puente el de Todos los Santos, ya desde el pasado sábado. Hoy se ha notado también muchísima gente procedente de Castellón y Tarragona en el restaurante».

El sector turístico espera rozar el ‘todo completo’ durante este puente

Las previsiones no pueden ser mejores. El sector espera alcanzar más del 90% de ocupación, que en el caso del interior puede colgar el cartel de completo, durante el largo puente de la Constitución y la Inmaculada, superando incluso el balance del puente del pasado 1 de noviembre. Y es que llega un acueducto de cinco días en los que el tiempo dará una tregua en cuanto a lluvia y frío, si se cumplen las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología.

Esta prevé que las temperaturas caigan hasta -5º en localidades como Morella o Castellfort, pero empezarán a repuntar a partir del domingo, cuando ya no se esperan valores negativos en el interior de la provincia de Castellón. En este sentido, el jefe de Climatología de la dirección territorial de Meteorología de Valencia, Miguel Ángel Núñez, explicó que “la tendencia a partir del domingo es de ascenso de temperaturas y por tanto de la cota de nieve, un paso de frentes que pueden dejar algo de lluvia en el interior a partir del lunes, pero que solo dejarán intervalos nubosos en la costa”.

El gerente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur), Carlos Gomis, augura unas buenas perspectivas, principalmente para el turismo rural, pues muchas superan el 90% de reservas, principalmente de turistas de la provincia, así como de Valencia y de Cataluña. No obstante, la crisis todavía hace mella y las estancias se reducen, tanto en la costa como en el interior, de modo que si antes los visitantes podían estar de sábado a martes o miércoles, ahora acortan los días de escapada y las estancias solo son de dos o tres días.

Con todo ello, se prevé una elevada ocupación en los alojamientos de turismo rural, tanto en las casas unifamiliares como en las instalaciones colectivas, de modo que repercutirá en los pueblos de Els Ports, como Sorita, Ortells, Morella… o el Penyagolosa y la Serrà d’Espadà, que se verán beneficiadas de la presencia de turistas.

“Mucha gente se ha esperado a última hora, pero nosotros tenemos las instalaciones el 100%, no los cinco días consecutivos, pero sí en periodos de 2-3 días, sobre todo de familias valencianas que vienen con niños pequeños”, comentaron desde Altretur. En términos similares se expresa el presidente de la Federación de Empresas Innovadoras Turísticas de la Provincia de Castelló (Feiturcas), Eduardo Ferreres: “En el interior se ha llenado todo y en la costa lo que está abierto se va animando”. Y así lo constata el presidente del Patronato de Turismo de Peñíscola, Rafael Suescun. “Las previsiones de ocupación de los hoteles son buenísimas, las reservas ya alcanzan el 90% y se espera llegar al completo, con la llegada de turistas de la provincia y de la Comunitat Valenciana, así como de Madrid y otros puntos de la geografía española”.

Por su parte, la diputada de Turismo, Susana Marqués, coincide, al manifestar las “previsiones buenas, tanto en la costa como en el interior”, al tiempo que considera que las cifras de ocupación pueden aumentar “con toda seguridad, es decir, que estamos hablando de ocupación media mínima, ya que el comportamiento del turista, desde hace años, en los puentes es la de efectuar la reserva a última hora”.