La cultura del almuerzo se instala en la provincia de Castellón

Las Jornadas BBC (bocadillo, bebida y carajillo) han dado, un año más, el pistoletazo de salida a una edición en la que participan 16 municipios y un total de 44 locales gastronómicos para promocionar los típicos almuerzos mediterráneos. Las localidades en las que se hasta el próximo 31 de mayo se pueden disfrutar de los suculentos e irresistibles almuerzos son: Alcalà de Xivert-Alcossebre, Almenara, Morella, Nules, Burriana, Forcall, Castellón, Navajas, Atzeneta del Maestrat, Fuentes de Ayódar, Peñíscola, Vall d’Alba, Benicàssim, Borriol, Eslida y la Vall d’Uixó.

El objetivo de la jornada es promocionar los almuerzos en la provincia, costumbre mediterránea auténtica y tradicional consistente en un pequeño tentempié realizado entre el desayuno y la comida consistente en un bocadillo elaborado, una bebida (preferiblemente una cerveza bien fría o un vaso de vino) y el carajillo. El almuerzo se convierte muchas veces en una excusa perfecta para reunirse con los amigos o compañeros y pasar un rato agradable a media mañana. Más información en Jornadas BBC.

Los restauradores apelan a ofrecer calidad para alcanzar la excelencia gastronómica

Autocrítica de los profesionales de la hostelería de la provincia para reclamar “una mayor calidad en todos los restaurantes si queremos convertir a la provincia de Castellón en una referencia en el ámbito gastronómico”.

Pero, además, exigen “más implicación de las instituciones que avalen los esfuerzos que estamos realizando para ofrecer un marchamo de calidad en nuestros restaurantes”. Así lo expresó Jaime Sanz, propietario del restaurante Casa Jaime, de Peñíscola, quien ofreció ayer un taller de cocina de productos del mar en la segunda jornada del Congreso Gastronomía y Vino que se ha celebrado en el CdT del Grao.

Sanz fue al grano directamente: “Falta mucha profesionalidad y muchos servicios de calidad en los restaurantes castellonenses”. “La base de una distinción en la gastronomía es presentar un buen producto y servirlo adecuadamente”, relató Sanz, quien detalló su experiencia profesional de “ir todas las mañanas a la lonja y adquirir productos frescos y ofrecer una cocina tradicional con toques de vanguardia”.

Pero, además, se refirió a “la necesidad de que las administraciones se impliquen aún más”. “Que apoyen a los restaurantes y a su clara voluntad de mejorar”.

FORMACIÓN Y CUALIFICACIÓN // En términos similares se manifiesta Agustín Platillero, responsable de Restauración de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo (Ashotur), y propietario del restaurante Les Doyes, de Peñíscola. “Hay que alcanzar un mayor nivel de calidad”. “Estamos trabajando en ello; tenemos la formación, también una estrella Michelin en nuestra provincia y personal bastante cualificado”, apuntó Platillero al respecto.

Sin embargo, “tenemos que creernos lo que hacemos”. “Nuestra gastronomía es muy buena, pero da la sensación que no apostamos por ella”, concretó el representante de los restauradores en Ashotur. Una cocina que, no solamente está de moda, sino que se convierte también en espectáculo mediático como los programas de TV, “que están triunfando en todo el mundo”, argumentó.

En esta autocrítica del sector, el responsable de Ashotur quiere mirar directamente al futuro: “Ya tenemos muchos buenos restaurantes, pero hay que seguir avanzando para alcanzar el grado de excelencia necesaria para hacer de la gastronomía también un referente turístico que ofrecer a los que nos visitan”. “La gastronomía como motor económico”.

Asimismo, sus palabras se dirigen a las administraciones, “que apoyan al sector de la restauración, como es el caso de la Diputación, como son los ayuntamientos o la Generalitat, pero aún han de hacerlo más y seriamente”.

En palabras de Platillero, “hay una corresponsabilidad conjunta para conseguir que la gastronomía en nuestra provincia alcance las cotas de calidad como ocurre en otras provincias”. “Calidad que hemos de conseguir todos”, concretó, recordando que “también los empresarios debemos de ser conscientes de que si ofrecemos un buen servicio de restauración significará la generación de riqueza y empleo”.

Las jornadas del puchero entregan sus premios el lunes

La patronal turística Ashotur entregará el próximo lunes, 22 de diciembre, a las 12.00 horas en Makro, los premios de las I Jornadas Gastronómicas Pop, dedicadas a los platos de cuchara. El certamen ha tenido apoyo de Diputación, Ayuntamiento de Castellón y Mercat de la Taronja, y de los 25 restaurantes participantes han ganado: primero, la Casita de Gredos; segundo, Náutico del Grao; y tercero, Panchos, de Rosa María Molas. Además, entre los clientes se sortearán una noche en el Gran Hotel Peñíscola, un pase de día con spa y comida o cena en Peñíscola Plaza Suites y 20 kilos de naranjas.

Un total de 25 restaurantes crean ‘POP por Castellón’

La patronal provincial de hostelería y turismo, Ashotur, con el Patronato Provincial de Turismo, el Ayuntamiento de Castellón y la Conselleria de Economía, pone en marcha la primera edición de las jornadas POP por Castellón, un evento que busca crear una ruta gastronómica en la ciudad con 25 restaurantes que participan con un menú de 15 euros (bebida aparte) y con platos calientes como reclamo.

Magdalena y Fallas activan empleo eventual y las horas extra en hostelería y servicios

A la caza de un minijob. Festejos tradicionales como la Magdalena, en Castellón; y las Fallas, principalmente en Burriana, Benicarló y la Vall d’Uixó, han activado las ofertas de trabajo, sobre todo, eso sí, en contratos temporales, y horas extra en las plantillas habituales de sectores como la hostelería y los servicios.

Una dinamización del mercado laboral que se deriva, como ya publicó Mediterráneo, del impacto económico que genera este mes para restaurantes, hoteles, discotecas, peluquerías, artesanos o indumentaristas, que prevén multiplicar su facturación.

Patronales y empresas de trabajo temporal (ETT) subrayan el interés por reforzar plantillas en bares y restaurantes ante el repunte de la demanda por los visitantes, con camareros y ayudantes de cocina; limpiadores en hoteles, con más ocupación que la habitual de temporada baja; repartidores o montadores de estructuras para poner a punto escenarios e instalaciones.

Pero si es una campaña fuerte lo es para la hostelería. Desde Ashotur, el gerente, Carlos Gomis, destaca que “se reciben currículums. Se puede llegar a duplicar el trabajo en la semana de fiestas; depende de la demanda, el clima y de la ubicación del bar”.

MÁS ESPAÑOLES // El presidente de las ETT de Castellón, Emilio Pin, valoró que “hay más movimiento en restauración que en hoteles en Magdalena y Fallas”. En la línea, la directora del Centro de Turismo (Cdt) de Castellón, Esther Labaig, apunta que “ya hay alumnos del curso de camarero que logran contrato temporal, más en Magdalena, para empezar a trabajar. Aunque no es tan largo como en verano, que abarca de uno a tres meses, es un acicate. Se buscan para cocina, apoyo a salas y montaje de terrazas”.

El gerente del colectivo Asnepa, David Elena, subraya el dinamismo para los autónomos “en hostelería y servicios” en localidades como la Vall d’Uixó o Burriana. El director del Gran Hotel de Peñíscola, Francisco J. Ribera, señala que “para las Fallas de Benicarló, estamos al completo, pues además recibimos a participantes en una concentración motera”,

En los comercios, aunque esperan ventas, el presidente de Centre Ciutat Castellón, José Luis Verchili, valora que “no se refuerza en personal; de hecho, algunas tiendas van a alargar el horario por las mañanas en Castellón, hasta las 14.00 horas, y cerrarán por la tarde el martes, miércoles y sábado, dando vacaciones al personal. Pero es opcional”.

La delegada de la ETT Adecco en Castellón, Pilar Trilles, incide en que le piden “personal auxiliar para apoyar diferentes áreas y eventos, aunque esta punta de contrataciones ha bajado respecto a hace años, con la crisis”. Pero indica que, “aunque en menor medida, sí nos llegan necesidades puntuales de las empresas y son impetuosas, de ya para ya, y “son muchos los aspirantes a un mismo puesto”. El tipo de contratos puede ser por horas, días puntuales o incluso abarcar toda la semana de fiestas.

El gasto en restaurantes y ocio cae un 60% y el sector busca alternativas

Los castellonenses igual salen pese a la crisis, pero gastan menos. El consumo en restaurantes y ocio ha caído un 60% en la provincia, según el informe ¿Evolución o revolución? El consumidor ante la crisis, datos confirmados por las principales asociaciones empresariales, que inciden en “la necesidad de reinventarse con iniciativas que ayuden al mantenimiento y captación de clientela”. “El volumen de personas se mantiene, pero ha caído el nivel de facturación”, coinciden los empresarios.

Tanto la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo (Ashotur) como la Federación de Turismo de Castellón (Feiturcas) han iniciado campañas para promocionar los establecimientos, con jornadas gastronómicas, catas, presentaciones de vinos, degustación de nuevos productos y mejora de instalaciones, creación de páginas web, renovación de las cartas y un mayor márketing, entre otras iniciativas. “Los establecimientos están respondiendo --explica Carlos Gomis, gerente de Ashotur--. Y ante la crisis, los hosteleros han buscado ofrecer un valor añadido”. Eduardo Ferreres, de Feiturcas, expone que “el sector está realizando un verdadero plan renove, adaptándose a unas circunstancias que parece que remontarán cara al próximo año, porque ya se ha tocado fondo y los empresarios han cambiado el chip”.“A mayor nivel y categoría del establecimiento, peores resultados arroja”, señala. E indica que los bares de tapas, pizzerías, bocaterías y tascas han bajado un 10 ó un 15%, pero han aguantado; los de menús, en un 50%; pero han sido los restaurantes los que más lo han notado, en un 75%”. “La gente sale igual, pero recorta en la cervecita o en el vino”, explica.

El responsable de Restauración de Ashotur, Agustín Platillero, incide en que “se han ajustado precios, menús y se ha tirado de inventiva, con jornadas de todo tipo, desde setas, trufas, arroces o langostino, o aprovechando los eventos deportivos”. Y en el sector del ocio, más de lo mismo. “La crisis propicia el botellón, y la gente recorta en ocio, saliendo menos de copas o apurando el gasto, y eso es un palo para los pubs y discotecas, a lo que hay que sumar la restricción de tabaco; que será la guinda”, señala José Luis Selma. El delegado de Ocio Nocturno de Ashotur hace hincapié en que “se han iniciado alternativas, como las promociones de hora feliz del 2×1, la entrada gratis para las chicas, o espectáculos extra, para captar a la juventud”.

29 restaurantes de la Comunitat participarán en una campaña solidaria contra la desnutrición infantil

Un total de 29 establecimientos de la Comunitat Valenciana --dos en Alicante , 14 en Castellón y 13 en Valencia -- participarán en la campaña ‘Restaurantes contra el Hambre’, que pretende convertir una comida o una cena en un acto solidario contra la desnutrición infantil, ha informado Acción contra el Hambre en un comunicado.
Este viernes 8 de octubre se presentará en Montanejos ( Castellón ) la iniciativa, que se desarrollará hasta el 7 de noviembre en 300 restaurantes de todo el país. Darío Barrio y Carmen Posadas han dado esta semana en Madrid, el pistoletazo de salida al proyecto.
Acción contra el Hambre destaca que “comer o cenar puede ayudar a salvar una vida, concretamente la de uno de los 19 millones de niños que viven con desnutrición severa en el mundo”. Conseguir fondos para costear tratamientos de recuperación nutricional, valorados en 40 euros, es el objetivo de la campaña ‘Restaurantes contra el Hambre’, que estará vigente hasta el 7 de noviembre en 300 restaurantes de 33 provincias españolas.
Carmen Posadas, escritora y miembro del patronato de Acción contra el Hambre, destaca que ‘Restaurantes contra el Hambre’ muestra que “es perfectamente posible pasar un rato agradable conversando con tus amigos en un restaurante y ser solidario al mismo tiempo, desligando la lucha contra el hambre del sentimiento de culpa que nos han inculcado desde pequeños, cuando nuestros mayores nos decían que había que comerlo todo porque los niños de Africa se morían de hambre”. “Pero la culpa nunca ha dado de comer a nadie, más bien al contrario”, apunta Olivier Longué, director general de la organización.
Para el restaurador Darío Barrio, propietario de Dassa Bassa, uno de los restaurantes adscritos a la campaña y anfitrión durante su presentación “dar de comer, en todo el mundo, es precisamente uno de los actos más humanos que existen”, por lo que no dudó un momento cuando le propusieron poner uno de sus menús al servicio de la lucha contra el hambre.
En ‘Restaurantes contra el Hambre’ participan 27 asociaciones de hostelería y centenares de locales que, a través de sus platos y menús, ofrecen la posibilidad a sus clientes de ser solidarios con tan sólo salir a comer o cenar fuera de casa.
Hasta el 7 de noviembre, los clientes podrán escoger entre los platos o menús elaborados para esta iniciativa, que cuenta además con la colaboración de Accor, TourEspaña, Fundación Seur y Hoteles Fontecruz. Los establecimientos adscritos donarán parte de su precio a proyectos de desnutrición de Acción contra el Hambre. Con cada 40 euros se podrá proporcionar un tratamiento que salvará la vida de un niño o niña amenazado por la desnutrición en los países más pobres del mundo. También es posible colaborar enviando un SMS con la palabra HAMBRE al 28010.