La patronal hostelera exhibe su protesta contra la ley antitabaco

Con pitidos, consignas contrarias a la ley antitabaco y megáfono en mano se concentraron anoche apenas unas 80 personas en la plaza María Agustina de Castellón, frente a la Subdelegación del Gobierno, para pedir “libertad de elección en los bares a la hora de aplicar la normativa que, desde que se puso en marcha el pasado 2 de enero, ha supuesto la ruina completa para el sector”.

La cúpula de la patronal hostelera Ashotur se manifestó junto con propietarios de bares y clientes que se sumaron a la iniciativa de la Plataforma Espíritu de Castellón. Allí estaban, encabezados por su presidente, Carlos Escorihuela; el gerente, Carlos Gomis; el responsable de Restauración, Agustín Platillero; el de Discotecas y Ocio Nocturno, José Luis Selma; Fernando Bonet, delegado de Cámping; Omar Jiménez, vicepresidente de Hospedaje de Ashotur; y Ximo Albiol, presidente de la división de Hostelería de Pyme. “Hemos venido a secundar la concentración, aunque hay socios que están a favor y otros en contra; en un momento en el que las pérdidas suponen ya una media del 30% en los negocios”, señaló Platillero, que puntualizó que apoya “las iniciativas como recogidas de firmas, las concentraciones y las peticiones al Ministerio, no la insumisión”.

De Castellón, Vila-real, Burriana, Cabanes, Oropesa, Nules y la Vall, propietarios de bares y clientes con pancartas que decían, entre otros eslóganes, RIP al cortado de la mañana; Prohibición total, ruina total; Soy autónomo, ¿de qué vivirá mi familia?. Fernando Tejedor y Fernando Almagro, dos de los insumisos e impulsores de la Plataforma Espíritu de Castellón, avanzaron que han reunido cerca de 50.000 firmas para presentarlas en Madrid el día 21. En su opinión, entre 40 y 50 propietarios de toda la provincia se muestren “dispuestos” a permitir fumar en sus establecimientos durante los viernes y fines de semana, aunque aún debe consensuarse”.

Los bares dejan de vender tabaco para presionar

Ya se ha cumplido un mes desde la entrada en vigor de la ley antitabaco y, lejos de amainar con el tiempo, la indignación de la hostelería provincial va en aumento. Los propietarios de bares y restaurantes de Castellón comenzaron ayer a desenchufar sus máquinas expendedoras como primera medida de presión contra la restricción a fumar en los locales de ocio, que seguirá durante el mes de febrero con concentraciones en Valencia y Madrid. Sobre la mesa de la patronal autonómica y provincial --que secundó en bloque la propuesta nacida de la plataforma de insumisos de Castellón-está también, y con un respaldo considerable, la posibilidad de paros patronales (cerrar todos los establecimientos en bloque un mismo día) e incluso la insumisión generalizada, si no se consigue antes el objetivo: que la Ley Antitabaco deje la decisión de si se puede o no fumar en manos de los propietarios de los bares.

La creación de una plataforma que coordine las actividades de protesta en el ámbito autonómico o continuar con la recogida de firmas son otras de las actuaciones que emprenderá la hostelería para forzar el cambio de un ley que, según el estudio elaborado por la confederación valenciana Conhostur, ha traído pérdidas de hasta el 27% en un mes y amenaza con llevar al cierre a uno de cada cuatro establecimientos. La constatación de los datos ha encendido todavía más los ánimos en el sector provincial, que hoy mismo mantendrá una reunión para dar traslado a todos los asociados de las medidas aprobadas y recoger propuestas para incrementar la presión sobre el Gobierno.

LA “RABIA” DEL SECTOR // “La gente está muy quemada, porque está en juego el negocio de muchas personas”, reconoció el responsable de Restauración en la patronal Ashotur, Agustín Platillero. La “rabia” del sector es, también, una de las principales cuestiones destacadas por el presidente de Conhostur, Juan Carlos Gelabert. La primera parada será el próximo lunes, con una protesta frente a la delegación del Gobierno en Valencia, seguida el día 21 de febrero con una marcha hasta Madrid, además del apagón.

Uno de los locales que ya ayer desenchufó su expendedora fue uno de los insumisos, el bar Spirit. Su propietario, Fernando Tejedor, se mostró convencido de que el apoyo de la patronal, que ha hecho suyas medidas impulsadas por su plataforma, augura una mayor contundencia de la protesta. “Esto va en serio”, apunta.

La hostelería avisa que el veto al tabaco traerá conflictos vecinales

Dentro de nueve días a los 4.346 bares y restaurantes de Castellón no les quedará más remedio que hacer una cosa: esconder los ceniceros y llenar el local de carteles advirtiendo a sus clientes de la prohibición de fumar. La nueva ley antitabaco, aprobada este martes y que entrará en vigor el próximo 2 de enero, vetará el consumo de cigarrillos en el interior de los bares y restaurantes, así como en los parques infantiles públicos y en los alrededores de los centros hospitalarios.

La hostelería provincial, que en las últimas semanas no se ha cansado de repetir que la prohibición total de fumar aniquilará cientos de puestos de trabajo y mermará los ingresos del sector, acatará la normativa pero advierte de los futuros conflictos sociales. “Esperemos que no se empiecen a cerrar establecimientos y esperamos también que se generen los mínimos conflictos, ya que será normal que los clientes de las discotecas y salas de fiestas salgan a la calle a fumar a las 2.00 de la madrugada. Y eso podría provocar molestias vecinales”, advierte Carlos Gomis, gerente de la patronal Ashotur, quien quiere dejar muy claro que “el empresario no tendrá la culpa puesto que en los últimos meses hemos propuesto muchas alternativas y todas han sido rechazadas en Madrid”.

Si bares y restaurantes están convencidos de que la ley mermará sus ingresos, los empresarios de discotecas y pubs todavía son más pesimistas. “La normativa incrementará la práctica del botellón y hará que muchos de nuestros clientes abandonen el local para salir al exterior a fumar. Eso tendrá unas consecuencias que no se han previsto en la ley”, explica Juanjo Carbonell, presidente de la asociación de discotecas y salas de fiestas. La Federación de Hostelería ya ha anunciado que si hay pérdidas en el sector se exigirá las “responsabilidades al Ministerio de Sanidad”.

Los bares de Castellón protestan con carteles ante el veto total al tabaco

La hostelería no se va a quedar callada. A cuatro días de que se apruebe definitivamente la ley antitabaco, que prohibirá fumar en todos los lugares públicos cerrados, así como en los parques infantiles y en los alrededores de los hospitales, decenas de bares y restaurantes de Castellón han empezado a protestar. Y lo han hecho mediante la instalación de carteles en las puertas de los establecimientos en los que explican su reivindicación y muestran su rechazo al texto legal.

Los carteles han sido repartidos por la asociación provincial de hostelería (Ashotur), a instancia de la Federación Española, y a través de ellos el sector reivindica zonas para fumar donde no puedan entrar ni los camareros ni los menores de edad. “La hostelería dice sí a la salud de los trabajadores, a la protección de los menores y a los derechos de los fumadores. Queremos las mismas zonas para fumar que permiten las leyes en países como Finlandia, Suecia, Dinamarca, Holanda, Bélgica o Alemania y nos oponemos a la prohibición total”, explican fuentes de la Federación Española de Hostelería (Fehr), que aseguran que se han distribuido cientos de carteles en toda la provincia.

En cualquier bar o restaurante de la provincia es frecuente toparse estos días con la petición de los empresarios. “Es la forma que tenemos de explicar a los clientes nuestra posición. La prohibición total nos va a provocar pérdidas importantes”, cuenta a este diario la dueña de uno de los bares de la capital que ha colocado el cartel en un lugar bien visible.

En la hostelería la preocupación aumenta conforme pasan los días. “La ley va a suponer un cambio brutal. A partir del próximo 2 de enero será frecuente ver a gente a las 2.00 de la madrugada salir a la calle para fumar un pitillo y eso puede generar conflictos con los vecinos”, alerta Carlos Gomis, gerente de Ashotur.

POSIBLES MOVILIZACIONES // Pero el reparto de carteles es solo el primer paso. Los empresarios avisan de que no van a estar con los brazos cruzados. “Una vez se apruebe la normativa (un hecho que ocurrirá el próximo martes), estudiaremos la posibilidad de convocar movilizaciones”, explican en la Federación española de Hostelería, que no se cansa de repetir que el veto total al tabaco aniquilará miles de negocios.

Los bares sacarán estufas a la calle para permitir fumar

El sector hostelero está en pie de guerra y busca salidas a la “crisis sin marcha atrás” que, dicen, se producirá a partir del 2 de enero, cuando entre en vigor la ley antitabaco, aprobada ya en el Senado y que la próximo semana pasará el último trámite en el Congreso, que no permite fumar en ningún espacio cerrado. Ante el veto de fumar incluso en los cubículos habilitados por muchos locales, los empresarios han decidido poner la directa y buscar alternativas, entre ellas sacar estufas a la calle para habilitar cara al invierno sus diversas terrazas.

Muchos son los bares del centro de Castellón que ya han adoptado la medida y que ahora darán un nuevo paso creando espacios específicos. Zonas como la plaza Hernán Cortes, Rey Don Jaime, la calle Prim o la plaza Santa Clara ya se han apuntado a la medida, que ahora puede “extenderse y generalizarse”. Carlos Gomis, ge-rente de la Asociación de Hosteleros y Empresarios Turísticos (Ashotur), no lo descarta. “Sería una apuesta para capear las restricciones totales de la ley”, dijo. La empresaria Hortensia Bueno, con tres establecimientos en el centro de la capital, ya se ha avanzado a la medida, que ampliará al resto de locales, “sobre todo a la cafetería, para que la gente pueda fumar, pero en la calle”.

METEOROLOGÍA FAVORABLE // La meteorología, coinciden todos los dueños de bares consultados, “juega a nuestro favor”. “En muchos países de Europa las estufas son algo generalizado y aquí va a pasar lo mismo, teniendo en cuenta que las temperaturas toleran estar en plena calle”, dijo. Falta por ver, dicen, las normativas de ocupación de vía pública y los problemas de ruido.

Pero son los empresarios del sector del ocio los que se van más perjudicados. Son pesimistas. “Detrás de una, otra, y siempre para lastrar al sector que mejor está aguantando”, señaló Agustín Platillero. “Será un drama para pubs y discotecas; y muchos pequeños locales se verán abocados al cierre, pues no podrán hacer frente a la nueva normativa”, señaló ayer José Luis Selma, delegado del área en la patronal turística. “Habrá pérdidas millonarias, para los que adaptaron los espacios para fumadores, que ahora no sirven ya para nada, y para los demás”, auguró.

Precisamente este será uno de los temas de debate en la última reunión del año de la asociación empresarial, que no descarta tomar medidas de protesta.

Pajín da 7 días a la hostelería para adaptarse a la norma antitabaco

Una semana. Es el tiempo que tendrán los hosteleros de Castellón para adaptarse a la nueva ley antitabaco si la norma entra en vigor el 2 de enero del 2011 y finalmente no se da el visto bueno en el Congreso a la moratoria hasta el 1 de julio. La redacción final del proyecto prevé aprobarse el 23 de diciembre. Antes es poco viable teniendo en cuenta que el próximo lunes, día 13, el documento pasa al Senado definitivamente para darle luz verde y posteriormente debe llegar al Congreso. Dado que la semana del 21 es la última en la que hay pleno, es necesaria su aprobación en esas fechas para que pueda entrar en vigor el 2 de enero, según informaron desde el Congreso.

Mientras tanto, la incertidumbre es total entre los empresarios de la hostelería de Castellón, como ayer contó Mediterráneo, puesto que aún se desconoce si será viable la idea de la creación de habitáculos de fumadores en locales cerrados, así como si habrá compensaciones para aquellos que hicieron reformas en sus locales hace ahora cuatro años”.

Precisamente, entre las disposiciones nuevas que llegarán a la Cámara Alta figura una referente a las compensaciones por inversiones no amortizadas, la cual recoge que el Gobierno, en el plazo de tres meses a partir de la entrada en vigor de la presente ley, establecerá reglamentariamente los supuestos, requisitos e importe de la compensación que pueden solicitar los empresarios de la restauración que remodelaron sus locales para habilitar zonas para poder fumar y no tengan amortizada aún la inversión realizada. Es más, otra disposición trata las compensaciones por reformas realizadas y reza: el Gobierno, en el plazo de tres meses a partir de la entrada en vigor de la presente ley, modificará la normativa fiscal al objeto de compensar mediante beneficios fiscales a los titulares de aquellos establecimientos que realizaron las reformas para habilitar en sus locales la zona para fumadores.

Los hosteleros se mantienen cautelosos: “No sabemos nada, pero está claro que se creará un perjuicio de orden público en los locales, porque si entra en vigor con tanta premura el 2 de enero, los clientes no conocerán la ley, se fumarán los cigarros en bares y restaurantes y se montará”, dijo Carlos Gomis, gerente de la Asociación de Hosteleros y Empresarios Turísticos de Castellón.

Los hosteleros piden a Generalitat que medie contra la ley del tabaco

No quieren hacer “ni de policías ni de inspectores”. Los responsables de los locales de ocio y discotecas de la provincia unirán fuerzas con sus coetáneos de Valencia y Alicante para pedir a la Generalitat que interceda por ellos ante el Gobierno ante la inminente entrada en vigor, el 2 de enero del 2011, de la ley del tabaco. José Luis Selma, responsable de este departamento en la Asociación de Hosteleros y Empresarios Turísticos de Castellón (Ashotur) es claro: “La norma acabará de hundir al sector, será un palo grande para restaurantes, pubs y discotecas, pues la prohibición de fumar en estos locales propiciará, aún más si cabe, que prolifere el botellón. Será una salidita del local a fumar un cigarrillo y, de paso, a beber”.

Selma sostiene serán los establecimientos ubicados en el centro urbano y en polígonos los que más lo van a notar. E incide en que “la seguridad o los camareros de los locales no tienen por qué ejercer como policías antitabaco, y los propietarios no podemos poner un vigilante en cada rincón del local o en los baños; me parece ridículo; y si la gente sale a la calle, será perjudicial para el vecindario, por los ruidos que esto generará cada noche”.

MAL PLANTEAMIENTO // Los propietarios serán los gran damnificados de la nueva ley. Primero, dicen, por las inversiones hechas ya para adecuarse a la anterior normativa --“es dinero que ha caído en un saco roto”, dice Selma--, sobre todo en acondicionamiento ambiental y en señalítica. “La ley está mal planteada desde el principio. Este invierno, en cuando se ponga en marcha la norma, se perderá mucho dinero, y habrá incluso locales que se plantearán echar el cierre, porque la gente va a los pubs a beber, fumar y bailar; si dos de tres ya no pueden hacerlo, pues no irán; y si encima hace frío para salir a la calle…”.

Selma plantea una reunión con las asociaciones hosteleras de toda la Comunitat para establecer unos parámetros para luchar unidos para modificar la ley. “Al menos que dejen libertad de elección a los locales”, pidió.

No obstante, desde la Conselleria de Sanidad vaticinaron que el nuevo texto dejará poco margen de maniobra a las autonomías ya que no podrán alegar. Además, la anterior ley permitió al Consell aprobar un desarrollo normativo, que es el que crear espacios para fumadores en establecimientos de más de 100 metros cuadrados. Este no se podrá suavizar al prohibir fumar en todos los locales.

Aun así, recordaron que en el último consejo interterritorial, en el que se presentó el borrador del nuevo real decreto, la Generalitat mostró su oposición a que en el actual contexto de crisis las reformas hechas por los hosteleros para cumplir con la anterior normativa iban a quedar sin efecto al prohibirse completamente el consumo de tabaco en hostelería. Entonces lograron un aplazamiento de su entrada en vigor hasta el 2 de enero del 2011.

Ahora, con el cambio de ministra de Sanidad, el encuentro interterritorial que iba a tener lugar entre Ministerio y autonomías este fin de semana ha quedado pospuesto hasta diciembre. Desde Sanidad se abstuvieron de valorar la propuesta de los hosteleros hasta no disponer de ella formalmente e indicaron que hasta no conocer el orden del día del consejo interterritorial no saben si podrán abordar esta cuestión ante el Ministerio.

Terrazas para esquivar el veto total al tabaco

La instalación de terrazas se perfila como la única alternativa para los establecimientos de hostelería para esquivar el veto total al tabaco después de que la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, asegurase ayer que las mismas se consideran espacios públicos abiertos y, por tanto, se podrá fumar en ellas. En estos términos se posicionó la ministra después de que la propuesta de la Federación Española de Hostelería (FEDH) de crear cubículos separados para fumadores no prosperara, al ser rechazada por los grupos parlamentarios de la izquierda.

Emilio Pin, asesor jurídico de la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur), comentó que muchos establecimientos de Castellón, donde el clima acompaña, ya habían instalado terrazas en previsión de que esto iba a pasar, ya que cree que con la nueva ley no se impedirá fumar en los espacios como las terrazas.

Con todo, Carlos Gomis, gerente de Ashotur, considera que la prohibición de fumar en bares y restaurantes afectará negativamente al sector y critica el que apruebe este veto sin contar con la opinión de los hosteleros.

Ashotur defiende la propuesta de la Federación Española de Hostelería y Turismo de que haya espacios exclusivos para fumadores siempre que no salga el humo y que tengan sistemas de extracción para que verdaderamente sean espacios sin humos.

A su vez, Pin manifiesta que con esta nueva ley antitabaco se está limitando el derecho de actividad propia del empresario y recortando las libertades.

CAMPAÑAS // Además, Gomis censura que el Ejecutivo no ha hecho las campañas de prevención anunciadas cuando se dio el visto bueno a la anterior normativa.

El gerente de Ashotur manifiesta que el veto total al tabaco perjudicará al empresario. “Seguramente habrá pérdidas para los hosteleros, tal y como está el sector ahora”, declara.

Gomis recuerda que ya tuvieron que realizar inversiones muy importantes para poder adaptar sus locales y crear las zonas de fumadores que contemplaba la anterior ley antitabaco en establecimientos de más de 100 m2 que esta nueva norma no contempla.

No obstante, Pin apunta que jurídicamente no cree que sea posible exigir al Gobierno compensación, porque el empresario que ha asumido dicha inversión lo ha hecho voluntariamente y porque se trata de una normativa, previsiblemente, aprobada por el Congreso de los Diputados.

No obstante, Pin vaticina que la nueva ley unida a la inversión que se hizo no va a poder ser recuperada y que la situación de crisis pueden afectar al sector. Así pronostica una retracción del cliente fumador que, por ejemplo, puede que no vaya a tomarse el café porque verdaderamente no va a poder fumar.

Finalmente, Gomis critica que al final la hostelería sea la gran pagadora de la prohibición al tabaco e ironizó con que al final sería más sencillo que no se vendiera tabaco, aunque ello repercutiría en los ingresos de las arcas públicas. Por último, Pin explica que la ley si se cumple provocará que no haya competencia desleal entre establecimientos.

Prevén pérdidas si hay veto total al consumo

Los hosteleros temen que la prohibición de fumar en todos los espacios públicos genere pérdidas en el sector. Carlos Gomis, gerente de la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur), recordó que las pérdidas afectarán especialmente a los bares y a los locales de ocio nocturno.

Acusó al Gobierno de no haber cumplido con su compromiso de iniciar campañas de sensibilización para evitar el acceso a los menores al tabaco, como se comprometió cuando se aprobó la anterior ley, a pesar de que los empresarios de hostelería sí que realizaron fuertes inversiones en adaptar sus locales y que nadie les va a devolver la parte de esta que no han amortizado.

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, apuntó que la ley antitabaco podría empezar a negociarse en los primeros días de septiembre y estar aprobada de manera definitiva en otoño, aunque se prevé su entrada en vigor en enero del 2011.

La Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV) considera que la modificación de la ley antitabaco provocará el cierre de 400 negocios, la pérdida de 2.000 puestos de trabajo y caídas de ventas por 350 millones de euros en la Comunitat.

En la Unión Europea solo dos países (Irlanda y Chipre) prohíben totalmente fumar ahora en los espacios públicos.

Fehr explica las verdades del problema

La Federación Epañola de Hostelería explica a los medios de comunicación y a la opinión pública la verdad sobre la prohibición total de fumar en establecimientos de hostelería