Empresarios turísticos de Castellón avalan controlar el ruido en terrazas

Las cartas están echadas y el Ayuntamiento de Castellón tiene que ejecutar varias medidas de control acústico en la ciudad antes de que concluya este mandato como es la medición del ruido que emana de las terrazas de bares y cafeterías, tal y como anunció este rotativo días atrás. Así lo estipula el Plan de Acción contra el Ruido que en unos días dejará de estar expuesto al público y se procederá a su aprobación para su aplicación.

La noticia ha sorprendido a la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo, Ashotur, pero ha sido «bien aceptada», siempre y cuando no vaya acompañada de sanciones al millar de terrazas que recorren la capital de la Plana. Ni tampoco suponga la reducción de los horarios de apertura ahora vigentes.

«Esperamos que se estudien medidas correctoras, no sanciones, porque nuestra voluntad es que se pueda conciliar el ocio con el descanso de los vecinos», según destacó a EL MUNDO uno de los portavoces de la plataforma, Juanjo Benavent.

Ahora bien, para Benavent, lo importante será que esta medida a la que obliga el Plan de Acción Acústica no lleve pareja la reducción de horario de apertura al público. «Hasta el momento estamos muy satisfechos de cómo nos está tratando el Ayuntamiento, entre otras cosas con la rebaja del 50% de la tasa por la ocupación de la vía pública con mesas y sillas». «No se puede obviar que las terrazas en una ciudad con un clima tan benévolo como el nuestro, están favoreciendo al sector de la hostelería», añadió.

El horario actual es de domingo a jueves, de 8.00 a 00.30 horas durante los meses de horario oficial de invierno (último sábado de octubre a penúltimo sábado de marzo) y de 8.00 a 1.00 horas durante los meses de horario oficial de verano (último sábado de marzo a penúltimo sábado de octubre).

Ambos horarios se incrementan en 30 minutos los viernes, sábados y vísperas de festivo, disponiendo en cualquier caso de media hora más para el desmontaje de la terraza, durante la cual queda prohibida la venta de consumiciones.

Así pues, a partir de 2017, el consistorio deberá comenzar a realizar mediciones de sonido en las terrazas, puesto que debe tener el informe en el plazo máximo de tres años.

Es cierto que el equipo de gobierno actual integrado por PSPV y Compromís ha sido el mejor aliado de los empresarios del sector con las bonificaciones y reducciones de tasas por el montaje de terrazas en calles y plazas.

La alcaldesa, Amparo Marco, advirtió que se pretendía «beneficiar a la hostelería, incentivando que los pequeños hosteleros pueda abrir más o mayores terrazas y se puedan generar más puestos de trabajo en la ciudad».

El Plan de Acción contra el Ruido también obliga a la sustitución progresiva de la calzada por asfalto reductor acústico, así como a la instalación de dispositivos que garanticen el cumplimiento de la limitación de velocidad o crear más calles peatonales. Según los estudios sobre contaminación acústico, el causante de más del 80% de este problema radica en el tráfico rodado.

Castellón permitirá terrazas con barandillas en las vías del TRAM para evitar accidentes

La ordenanza sobre ocupación de la vía pública permitirá a los negocios hosteleros de Castellón colocar mesas y sillas en las zonas de tránsito del TRAM siempre que no haya riesgo para los peatones y la seguridad vial. Para ello, se deberán instalar elementos de protección como barandillas desmontables o maceteros. Este es uno de los cambios de la actual normativa municipal que verá la luz en el pleno de mañana.

El equipo de gobierno ha aceptado las alegaciones que presentaron, justo en ese sentido, un particular, la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur) y el Colegio Oficial de Ingenieros Superiores Industriales.

Esos tres alegantes y la comunidad de propietarios de un edificio de la plaza Tetuán registraron los 13 escritos resueltos ahora por el ejecutivo municipal.

Otro aspecto que se incorporará a la ordenanza definitiva es la obligatoriedad de que inspectores municipales fijen los puntos de anclaje al suelo de las sombrillas para garantizar la seguridad de los usuarios de las terrazas. Ashotur pedía eliminar la fijación de esas argollas. El consistorio tampoco ha aceptado la pretensión de los empresarios hosteleros de que se permitiera instalar mesas y sillas en los negocios ubicados en distintos polígonos industriales, así como la alegación que buscaba eliminar la prohibición de guardar estos elementos auxiliares dentro de los locales hosteleros en horas nocturnas.

La normativa que aprobará mañana el pleno abrirá la puerta a la futura consolidación del Mercado Central como área gastronómica, ya que permitirá la instalación de mesas y sillas en el pasaje cubierto hasta el cruce con la calle Arcipreste Balaguer. El equipo de gobierno mantiene viva su pretensión de ampliar esa zona urbana entre la plaza Mayor y la plaza Santa Clara con nuevos negocios similares a las tascas.

Otro nuevo aspecto de la ordenanza es la posibilidad de apilar en la calle mesas y sillas, fuera del horario autorizado, siempre que la vía pública tenga una anchura superior a 7 metros y no entorpezca el paso de vehículos o peatones. En cambio, la normativa elimina las restricciones que figuraban para ocupar espacios libres privados de uso público.

En el apartado sancionador, la ordenanza endurece las multas en casos de subarriendo de las licencias a terceros.

Ashotur avala la nueva normativa sobre terrazas

La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur) respaldó ayer la nueva ordenanza de ocupación de la vía pública mediante mesas, sillas y otros elementos auxiliares que ha aprobado el Ayuntamiento de la capital.

Su presidente, Carlos Escorihuela, señaló que la nueva normativa es positiva porque dará respuesta a la problemática generada por la ley antitabaco, que impide a los clientes fumar en el interior de los establecimientos hosteleros. “La ordenanza organizará la estética de las terrazas distrito a distrito para buscar cierto caché y me parece positivo; la climatología nos permite hacer un uso de este tipo de instalaciones durante todo el año y eso debe estar regulado”, afirmó.

Según la ordenanza, los nuevos negocios que se abran y soliciten permiso para instalar mesas y sillas en la calle deberán ser de color marrón tierra si están en el distrito Norte; en el Sur, de tono gris luminoso; en el Este, verde botella; en el Centro, burdeos; y en el Oeste y en el Grao, en tonos beige. Del mismo modo, el espacio reservado para el mobiliario se definirá en función de la anchura de la acera. “Creo que el consistorio habrá medido bien las dimensiones de la vía pública porque los negocios deben ser respetuosos con la gente que va por la calle, me parece bien regular estas cosas siempre que sea viable”, añadió Escorihuela.

El presidente de Ashotur matizó que su respaldo a la estética homogénea en la colocación de sillas, mesas y sombrillas en la calle está ligado a que el precio del modelo elegido por el consistorio “no sea prohibitivo”. En principio, la nueva ordenanza no obliga a los negocios a instalar un determinado modelo de mobiliario, sino solo el tono del color.

Mediterráneo salió ayer a la calle para pulsar la opinión de los negocios con mesas y sillas en la vía pública y, en principio, la medida fue acogida con tono positivo, aunque los empresarios esperan que la regulación no obligue a realizar un desembolso extra para cambiar el mobiliario.

Los bares sacarán estufas a la calle para permitir fumar

El sector hostelero está en pie de guerra y busca salidas a la “crisis sin marcha atrás” que, dicen, se producirá a partir del 2 de enero, cuando entre en vigor la ley antitabaco, aprobada ya en el Senado y que la próximo semana pasará el último trámite en el Congreso, que no permite fumar en ningún espacio cerrado. Ante el veto de fumar incluso en los cubículos habilitados por muchos locales, los empresarios han decidido poner la directa y buscar alternativas, entre ellas sacar estufas a la calle para habilitar cara al invierno sus diversas terrazas.

Muchos son los bares del centro de Castellón que ya han adoptado la medida y que ahora darán un nuevo paso creando espacios específicos. Zonas como la plaza Hernán Cortes, Rey Don Jaime, la calle Prim o la plaza Santa Clara ya se han apuntado a la medida, que ahora puede “extenderse y generalizarse”. Carlos Gomis, ge-rente de la Asociación de Hosteleros y Empresarios Turísticos (Ashotur), no lo descarta. “Sería una apuesta para capear las restricciones totales de la ley”, dijo. La empresaria Hortensia Bueno, con tres establecimientos en el centro de la capital, ya se ha avanzado a la medida, que ampliará al resto de locales, “sobre todo a la cafetería, para que la gente pueda fumar, pero en la calle”.

METEOROLOGÍA FAVORABLE // La meteorología, coinciden todos los dueños de bares consultados, “juega a nuestro favor”. “En muchos países de Europa las estufas son algo generalizado y aquí va a pasar lo mismo, teniendo en cuenta que las temperaturas toleran estar en plena calle”, dijo. Falta por ver, dicen, las normativas de ocupación de vía pública y los problemas de ruido.

Pero son los empresarios del sector del ocio los que se van más perjudicados. Son pesimistas. “Detrás de una, otra, y siempre para lastrar al sector que mejor está aguantando”, señaló Agustín Platillero. “Será un drama para pubs y discotecas; y muchos pequeños locales se verán abocados al cierre, pues no podrán hacer frente a la nueva normativa”, señaló ayer José Luis Selma, delegado del área en la patronal turística. “Habrá pérdidas millonarias, para los que adaptaron los espacios para fumadores, que ahora no sirven ya para nada, y para los demás”, auguró.

Precisamente este será uno de los temas de debate en la última reunión del año de la asociación empresarial, que no descarta tomar medidas de protesta.

Terrazas para esquivar el veto total al tabaco

La instalación de terrazas se perfila como la única alternativa para los establecimientos de hostelería para esquivar el veto total al tabaco después de que la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, asegurase ayer que las mismas se consideran espacios públicos abiertos y, por tanto, se podrá fumar en ellas. En estos términos se posicionó la ministra después de que la propuesta de la Federación Española de Hostelería (FEDH) de crear cubículos separados para fumadores no prosperara, al ser rechazada por los grupos parlamentarios de la izquierda.

Emilio Pin, asesor jurídico de la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur), comentó que muchos establecimientos de Castellón, donde el clima acompaña, ya habían instalado terrazas en previsión de que esto iba a pasar, ya que cree que con la nueva ley no se impedirá fumar en los espacios como las terrazas.

Con todo, Carlos Gomis, gerente de Ashotur, considera que la prohibición de fumar en bares y restaurantes afectará negativamente al sector y critica el que apruebe este veto sin contar con la opinión de los hosteleros.

Ashotur defiende la propuesta de la Federación Española de Hostelería y Turismo de que haya espacios exclusivos para fumadores siempre que no salga el humo y que tengan sistemas de extracción para que verdaderamente sean espacios sin humos.

A su vez, Pin manifiesta que con esta nueva ley antitabaco se está limitando el derecho de actividad propia del empresario y recortando las libertades.

CAMPAÑAS // Además, Gomis censura que el Ejecutivo no ha hecho las campañas de prevención anunciadas cuando se dio el visto bueno a la anterior normativa.

El gerente de Ashotur manifiesta que el veto total al tabaco perjudicará al empresario. “Seguramente habrá pérdidas para los hosteleros, tal y como está el sector ahora”, declara.

Gomis recuerda que ya tuvieron que realizar inversiones muy importantes para poder adaptar sus locales y crear las zonas de fumadores que contemplaba la anterior ley antitabaco en establecimientos de más de 100 m2 que esta nueva norma no contempla.

No obstante, Pin apunta que jurídicamente no cree que sea posible exigir al Gobierno compensación, porque el empresario que ha asumido dicha inversión lo ha hecho voluntariamente y porque se trata de una normativa, previsiblemente, aprobada por el Congreso de los Diputados.

No obstante, Pin vaticina que la nueva ley unida a la inversión que se hizo no va a poder ser recuperada y que la situación de crisis pueden afectar al sector. Así pronostica una retracción del cliente fumador que, por ejemplo, puede que no vaya a tomarse el café porque verdaderamente no va a poder fumar.

Finalmente, Gomis critica que al final la hostelería sea la gran pagadora de la prohibición al tabaco e ironizó con que al final sería más sencillo que no se vendiera tabaco, aunque ello repercutiría en los ingresos de las arcas públicas. Por último, Pin explica que la ley si se cumple provocará que no haya competencia desleal entre establecimientos.