El sector turístico apuesta por retener al visitante nacional para no perder ‘tirón’

La cifra de turistas que han elegido la provincia para disfrutar este año sus vacaciones estivales será, aún a falta de cifras oficiales, menor que la que se alcanzó en el 2017, un año que, por otra parte, fue de récord. Así lo confirman tanto los representantes de las empresas del sector como Turisme Comunitat Valenciana, que estiman en entre un 2 y un 5% la caída en el número de visitantes. Así, en un contexto de descenso de viajeros internacionales en toda España y de una fuerte competencia entre destinos, el objetivo en Castellón es trabajar para «retener» al principal cliente de la Costa Azahar: el turista español.

Coinciden en el diagnóstico tanto desde Ashotur como desde Club de Producto Introducing Castellón, advirtiendo además del peligro de asumir una actitud complaciente ante el hecho de que el litoral de la provincia siga registrando cifras de ocupación de en torno al 90%. «Debemos reforzar la promoción para captar al turista nacional y familiar, que es nuestro principal nicho de mercado», opina el presidente de la patronal, Carlos Escorihuela. Con ello, se incidiría en una labor que comenzó «hace 15 o 20 años, cuando empezamos a captar a este tipo de cliente».

Javier Gallego, presidente de Club de Producto Introducing Castellón, se manifiesta en un sentido similar: «Hay que retener a los turistas españoles; no podemos quedarnos estancados. Por eso, es necesario invertir en innovación tanto en las playas como en los establecimientos alojativos y en los servicios. El mercado no puede retroceder más».

dificultad // Y es que no hay que olvidar que el turismo nacional significa aproximadamente el 80% del total en la provincia, un porcentaje que es difícil que disminuya a favor del visitante extranjero, al menos a corto plazo. «El mercado internacional es importante trabajarlo, pero en un escenario en el que ha ido a la baja en toda España, es difícil salir al extranjero para decir a los turoperadores que vengan aquí», indica Escorihuela.

Gallego, por su parte, señala que hay que atraer este tipo de turista no necesariamente para la época de verano, sino en otoño y primavera, con un objetivo: desestacionalizar. «Hay que trabajar en este sentido, porque si captamos visitantes en abril y mayo y en octubre y noviembre, el sector se quita la presión de tener que llenar durante todo el verano. Ahora perder dos o tres puntos de ocupación es un drama, y de esta manera no lo sería».

Coincide con esta valoración el presidente de la Asociación de Empresarios de Oropesa del Mar, José María López, quien mira al colectivo de la tercera edad «del centro de Europa» como el más adecuado para llenar en meses previos y posteriores al verano. «Es complicado, pero hay que luchar por ello», manifiesta.

reordenación // Todos los consultados coinciden en señalar a la reordenación de la demanda en el Mediterráneo como un factor clave para explicar el bajón de viajeros que se ha registrado no solo en la provincia, sino en el conjunto del país. Y es que la mejoría de la situación política y social en países como Turquía o Túnez ha provocado que su sector turístico se recupere, y que parte de visitantes que venían a España a raíz de la inestabilidad en estas zonas no hayan vuelto

El PP urge activar el plan estratégico de turismo

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, se reunió con el presidente de Ashotur, Carlos Escorihuela, con el fin de abordar la marcha de la campaña de verano en la capital, así como las necesidades y demandas del sector, ahora que las empresas turísticas están en plena temporada alta.

Carrasco critica que se va a cumplir un año desde que se anunció la puesta en marcha del plan estratégico de turismo para Castellón, por parte del equipo de gobierno, y todavía no haya noticias al respecto. «Se están perdiendo oportunidades un verano más, desde el punto de vista turístico», lamenta la portavoz.

El encuentro de trabajo también estuvo protagonizado por Omar Jiménez y Carlos Gomis, vicepresidente del área de Hospedaje de Ashotur y gerente de la entidad. «El panorama que vivimos es desolador. Ni se ha puesto en marcha el plan estratégico, ni las comisiones de trabajo que anunciaron», desvela Carrasco.

La portavoz popular, en esta línea, lamenta que no se haya aprovechado «la llegada del AVE a la ciudad para poner en marcha campañas de promoción para darse a conocer» y que «tampoco se haya ampliado la oferta de actividades de ocio, ya que se repite sistemáticamente todos los veranos, sin innovar ni aportar nada nuevo». «Tras tres años de palabras», la portavoz espera que el plan se lleve a cabo pronto.

«Está muy manido, pero lo nuestro es el sol y playa»

«Está muy manido, pero lo nuestro es el sol y playa» - GABRIEL UTIEL

El sector turístico de Castellón afronta un nuevo año de buenas perspectivas y llegada masiva de turistas, tras capear con dificultades los años de la crisis. Y el presidente de la patronal Ashotur, Carlos Escorihuela, tiene todas las claves de presente y de futuro de un segmento clave para la economía de la provincia.

--Con julio muy avanzado y las cifras de ocupación actuales, ¿cuál es la previsión? ¿Será un verano tan bueno como el anterior?

--Es muy difícil porque fue un año espectacular, pero la tendencia del mes de junio y de la primera quincena de julio ha sido muy similar a la del pasado 2017. También estamos a expensas de las reservas de última hora, una costumbre que está muy arraigada en nuestra provincia.

--Castellón es una de las zonas de España en las que es más barato veranear. ¿Es esa una buena señal o desde el sector se plantea el objetivo de subir precios?

--Yo esto no sé si es tan real como parece. Es cierto que nosotros hemos apostado por un tipo determinado de turismo, basado en la familia, que es el que se da en la mayor parte de la península, y hemos mantenido precios. Pero en algunos casos están por encima de otras zonas que compiten con nosotros. En España lo habitual es el turismo de clase media, con ejemplos que se salen de la norma como Ibiza o Marbella.

--¿Cómo se afronta desde el sector el fenómeno de los pisos turísticos, como una amenaza o como un elemento favorecedor para el turismo en Castellón?

--Es un tema interesante, siempre y cuando estén perfectamente localizados y legalizados. El problema viene cuando la gente tiene un apartamento turístico sin esas condiciones, porque además es fácil ponerlo en el mercado y no declararlo. Pero cuanto todo esto se hace como es debido, es una parte más del sector turístico muy necesaria, ya que hay un público que lo demanda. Por otra parte, los apartamentos turísticos han existido desde que existe el turismo. En algunos puntos determinados pueden producir problemas, pero en la costa conviven perfectamente.

--¿Hay margen para crear nuevos desarrollos urbanísticos? ¿Significa el Pativel un freno?

--Con la evolución actual podrían incrementarse las plazas turísticas y, a lo mejor, podrían ser más exclusivas o temáticas. Esto se irá dando en función de que la demanda sea suficientemente potente. Llevamos unos años que esto va creciendo bastante, veremos este año cómo evoluciona.

En cuanto al Pativel, ha coartado en toda la Comunitat Valenciana unos espacios realmente interesantes para el sector turístico. La gente cuando viene del interior lo hace para disfrutar al máximo de nuestras playas.

--Ashotur ha trabajado para vender un turismo que vaya un poco más allá del sol y de la playa. ¿En que segmentos está funcionando mejor esta estrategia, gastronomía, deporte, salud…?

--Hemos hecho todos los esfuerzos del mundo y hemos conseguido objetivos importantes, sobre todo en el interior. La gastronomía y el deporte son muy importantes. Pero nuestra baza sigue siendo el sol y playa. Es algo que por muy manido que parezca no se puede obviar. ¿Dónde se concentra la oferta de alojamiento, la oferta de festivales? Siempre en la costa. Esto debemos tratarlo muy bien y seguir pensando que nuestro futuro está ahí.

--Uno de los grandes retos es desestacionalizar el turismo.

--Eso es lo que quisiéramos todos los destinos turísticos de España. ¿Y cuál es la realidad? Hay muy pocos, o casi ninguno, que eso lo conviertan en realidad. Poco a poco se va ganando fechas a esa temporada, pero casi siempre, por no decir siempre, a base de precios muy competitivos, demasiado competitivos. Cuando hablamos de desestacionalización, pensamos que tienen que venir turistas de todo el mundo a llenar. Y no hay ninguna posibilidad, ni de Europa, ni de Estados Unidos, ni de China. En este momento no es viable, lo que no significa que no puedan venir unos contingentes determinados. Este invierno llegaron a Castellón un número de extranjeros no suficiente para desestacionalizar.

--¿Qué se puede hacer para fomentar la llegada de más vuelos al aeropuerto?

--Debemos cuidarlo mucho y tratar de que siga funcionando por encima de todo, como sea. Tenemos que salir al extranjero, a buscar todo mercado susceptible de mandarnos turistas. Hemos pasado una crisis tremenda y es muy difícil convencer a alguien para que ponga vuelos, no solo en Castellón, en cualquier aeropuerto, que no tengan una demanda bestial. ¿Quiénes son los que realmente vuelan hoy con muchos viajes? Las compañías de bajo coste. ¿Y por qué se mueven estas compañías? Por interés económico. Y son capaces de abrir un destino nuevo y en un año traerte 400.000 pasajeros, entre ida y vuelta. Si consiguiéramos dos de esas rutas, serían 800.000. Si no somos capaces de atraer a esas compañías, será mucho más difícil viajar a cualquier aeropuerto a base de líneas regulares y vuelos chárter. Hay que hacer un esfuerzo para hacer un aeropuerto ya no digo rentable, sino viable.

--Un estudio del Servef reflejaba que el turismo es, con la agricultura y la cerámica, el sector que puede ofrecer más oportunidades de empleo en la provincia. ¿Cuáles son los puestos con mayor necesidad de personal?

--En este momento que parece que hay tanta disponibilidad nos estamos encontrando con problemas para conseguir mano de obra ya no cualificada, sino, incluso, menos cualificada. Además ocurre que nos es muy difícil contratar a personas que están cobrando algún tipo de ayuda: hay que darle de baja de la ayuda, de alta en el trabajo por un periodo que puede ser de días o de un mes, después volver a darse de alta en la ayuda… Por eso mucha gente no se lo plantea si no es un trabajo fijo.

--¿Hay algún plazo para sentarse a negociar el convenio colectivo del sector de la hostelería?

--Este es el tema más candente. Es cierto que ha pasado un tiempo largo sin convenio colectivo y creo que llegará un momento en el que tendremos que hablar. La verdad es que nos gustaría sentarnos desde una perspectiva de no imposición. En esta provincia no hemos tenido conflictos ni explotación salarial. No digo que no haya ocurrido, digo que no lo conozco; pero si ha ocurrido se debería de denunciar y nosotros, como patronal, apoyar al trabajador afectado. Dicho esto, estamos dispuestos a negociar.

«Este AVE no aporta nada al turismo»

El impacto de la anhelada y largo tiempo esperada llegada del AVE a Castelló se ha quedado, de moment,o en aguas de borrajas, para uno de los puntales de la economía de la provincia de Castelló, el sector turístico. Cuatro meses y tres semanas después de la entrada del primer tren AVE a la estación de Castelló y en pleno arranque de la temporada turística del verano, la valoración de la infraestructura para la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo (Ashotur) es nítida. «Este AVE no ha aportado nada al turismo de Castelló», aseveró ayer Carlos Escorihuela, presidente de la asociación empresarial.

Pese a esta nula incidencia del AVE en la captación de turistas, el presidente de Ashotur resaltó el positivo arranque de la temporada turística estival en estas dos primeras semanas del mes de julio, con una media de ocupación de las camas hoteleras de la provincia del 85%.

El presidente de la Ashotur indicó que tal y como se ha puesto en marcha el AVE, compartiendo plataforma férrea [el denominado tercer hilo] con el servicio de Cercanía y Mercancías, aún no ha tenido efecto en la llegada de turistas a la provincia. «La mitad de los viajes [del AVE] entre Valencia y Castelló se hacen en autobús y otros van con retraso», dijo Escorihuela. «En cualquier caso, el AVE, cuando esté estructurando como tal, no dejará de ser un medio de llegada más, importante para el turismo de Castelló. Pero repito cuando funcione como un AVE como tal», añadió el presidente de los hoteleros.

En cuanto al inicio y expectativas de la temporada turística alta estival, especialmente por lo que toca a los destinos del litoral de la provincial, Escorihuela comentó que los datos de ocupación están «en la línea de otros años a principios de julio, con unos porcentajes de ocupación muy altos», matizó. «Es un principio de campaña muy fuerte. Estamos apretando y con los datos que manejamos, a falta del cierre de las estadísticas, creemos que en todos los casos superaremos el 85% de media de ocupación», aseveró el presidente de Ashotur.

Carlos Escorihuela indicó que, en líneas generales, los empresarios hoteleros han mantenido la misma oferta de precios. «En función de los distintos destinos y en líneas generales, podemos decir que se han aguantado las ofertas del año pasado», dijo el empresario.

Destino familiar

La radiografía de los visitantes que optan por Castelló para pasar sus vacaciones estivales tampoco ha variado. El turismo familiar procedente de otros puntos de España copa el 80% de las estancias hoteleras, cuya duración media oscila entre cuatro y cinco días. Los visitantes extranjeros proceden en su mayoría del sur de Francia , seguidos de los británicos y alemanes.

«El origen del turista que recala en Castelló es mayoritariamente nacional. Y, además, es un turista habitual y fiel a su destino», indicó Escorihuela. De ahí, que el presidente de la Asociación Provincial de Hoteleros insista en la necesidad de adaptar la oferta de la provincia a este visitante para que su grado de satisfacción sea cada vez mayor. En este apartado es clave la oferta complementaria. «Cuanta mas oferta complementaria, tanto gastronómica, como deportiva y cultural, enfocada al turismo familiar, tengamos mucho mejor», señaló.

Escohiruela indicó que el turismo rural está en la misma línea que el de sol y playa de los destinos del litoral. «Se llena, sobre todo los fines de semana. Funciona igualmente bien en julio y agosto, pero este sector, del que somos líderes en la Comunidad , tiene una campaña más larga porque se prolonga durante el invierno», subrayó el presidente de Ashotur.

Por un verano de récord turístico en Castellón

La Diputación de Castellón impulsará de la mano de los empresarios castellonenses la ambiciosa campaña ‘El Verano de tu Vida’ para conseguir un verano de récord turístico que redunde en el mayor beneficio para la provincia. Así, el Gobierno Provincial vertebrará a través de esta iniciativa un conjunto de más de 200 actividades deportivas con #CSEscenarioDeportivo, culturales con #OrgulldeCS y gastronómicas con #CSRutadeSabor que se consolidarán como la mayor oferta complementaria al turismo para los 135 municipios de Castellón consolidándose como grandes aliados de su desarrollo.

El presidente de la Diputación, Javier Moliner, ha presentado junto al presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de la Hostelería y el Turismo de Castellón (Ashotur), Carlos Escorihuela, esta iniciativa que ayudará a la dinamización turística de todos los pueblos de Castellón.

Moliner ha asegurado que “esta campaña hace hincapié en la capacidad que tienen nuestros elementos patrimoniales como valores para ofrecer al visitante una experiencia única, convirtiendo a los propios castellonenses también en turistas que dinamicen la actividad de todos los rincones de la provincia. Aunamos una gran oferta de actividades complementarias para todos los pueblos generando 100.000 espectadores y sumándolo a la oferta de elementos patrimoniales como valores generadores de grandes experiencias y que nos hacen sentir tan orgullosos de ser de esta tierra única”.

En ese sentido, Moliner ha valorado muy positivamente “la tendencia positiva de aumento de empleo en el sector turístico, que en lo que llevamos de año se ha incrementado en un 3,7%, lo que da mayor estabilidad de empleo en el sector”.

Por su parte Carlos Escorihuela ha puesto en valor “el trabajo que realizamos de forma continua con la Diputación, manteniendo reuniones periódicas y consensuando las actuaciones tanto de promoción que se llevan a cabo desde la Diputación como otras actuaciones que ayudan a dinamizar nuestra actividad. Ese trabajo cercano y permanente está ayudando a posicionar la marca turística de Castellón en el mercado nacional y empezando a notar cierto repunte en el turismo internacional con un incremento del 8,4% en el primer cuatrimestre de este año respecto al mismo periodo del año anterior”.

Una sinergia del trabajo entre la institución pública y las empresas que, tal y como señala Moliner, “está permitiendo que el turismo sea un pilar fundamental de la economía de Castellón”.

Una buena campaña en la que se trabaja por alargar al máximo

“Ponemos todos los recursos en alargar la temporada turística de nuestra provincia, tenemos en el horizonte más próximo un verano espectacular para el turismo y lo que queremos es que cada vez haya más establecimientos abiertos durante más tiempo”, ha indicado Moliner.

En ese sentido también se ha referido el presidente de Ashotur, quien ha señalado que “en la pre temporada y post temporada el trabajo de la Diputación con iniciativas como el Castellón Sénior está ayudando mucho a que cada vez haya más hoteles que abran sus puertas en marzo y no las cierren hasta finales de año. Valoramos de forma muy positiva ese esfuerzo que además ayuda a descubrir nuevos rincones de la provincia a los propios castellonenses que también disfrutan de los pueblos de Castellón con ese programa”, ha explicado Escorihuela.

En cuanto a las previsiones de ocupación, ambos han señalado que julio alcanzará una ocupación del 85% alcanzando en algún momento hasta el 90%, y en agosto prácticamente el lleno con un mínimo del 95%.

Los empresarios turísticos no quieren otro verano con plagas de mosquitos

Miedo, preocupación y hartazgo. Son los sentimientos que genera la problemática del mosquito tigre entre los empresarios turísticos de la provincia, que advierten de que si no se pone coto a la presencia masiva del insecto, especialmente en aquellas localidades costeras, la imagen de Castellón entre los visitantes que llegan en verano puede verse seriamente dañada.

«Año tras año seguimos hablando de lo mismo», relata con resignación el presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castellón (Ashotur), Carlos Escorihuela. «Hay bastante preocupación porque es muy incómodo, y así me lo han transmitido muchos propietarios de negocios, que temen que les afecte cara al futuro», explica Escorihuela, que también dirige un hotel en Peñíscola.

«Tienen que pensar de una vez en un remedio porque no podemos seguir así todos los veranos. No puede ser que haya que llevar a Urgencias por picaduras a la gente que nos visita», asegura.

COORDINACIÓN // Desde la Asociación de Empresarios Turísticos de Benicàssim también ven la situación con ansiedad, tal y como relata su portavoz, José Antonio Casañ: «Nos preocupa mucho este tema, es muy molesto. Además, los turistas nos lo dicen». «Al final es un tema de prevención, pero también de coordinación. Nosotros hemos fumigado en nuestro espacio del hotel Tramuntana, pero si en las zonas de alrededor no hacen lo mismo, al final es una tarea que no sirve absolutamente de nada», manifiesta.

Asimismo, recalca que «no es un tema que se restrinja al Cuadro Santiago, como se nos ha dicho, sino que afecta a muchas otras zonas de Benicàssim».

En Moncofa, su alcalde, Wenceslao Rambla, es el que pone voz al sentir de los empresarios turísticos respecto a esta problemática: «Necesitamos una solución. El otro día el propietario de un merendero me contaba que se le quedó vacío por la presencia de mosquitos, y eso es muy preocupante para la localidad».

«Ves a niños que están jugando en los parques y no aguantan ni cinco minutos», añade Rambla.

reunión clave // Precisamente el primer edil de Moncofa, junto a representantes de los ayuntamientos de Nules, Xilxes, Burriana y Torreblanca, mantienen hoy mismo una reunión con la directora territorial de Sanidad en Castellón, Azucena Martí, a la que plantearán la conveniencia de aplicar tratamientos aéreos antimosquitos para poner freno a la plaga. La Conselleria, sin embargo, impone exigentes condiciones para dar los permisos.

El turismo de Castellón afronta el mejor agosto de su serie histórica

Los empresarios turísticos de Castellón tienen claro que este recién estrenado mes se cerrará como el mejor de la historia, título que hasta ahora ostenta agosto del 2016. Justo hace un año la provincia contabilizó 316.022 turistas y 1.719.646 pernoctaciones, sumando la ocupación de plazas en hoteles, cámpings, apartamentos y casas rurales.

El buen ritmo de las prerreservas, la vuelta a la época dorada del consumo de vacaciones de los españoles y los multitudinarios eventos --como los festivales costeros del Arenal Sound y Rototom; o la fiesta del Anunci en Morella, unida a las tradicionales de agosto en los pueblos-- elevan al máximo las previsiones del sector. La Diputación de Castellón, de hecho, prevé una ocupación de más del 92% en el litoral.

Precisamente, los enclaves costeros de Castellón son los que más disparan su población habitual en verano, y especialmente, en agosto, sumando turismo y segunda residencia, donde en esta campaña se hará especial hincapié en los alquileres irregulares.

Representantes de distintos municipios confirmaron a Mediterráneo que hacen encaje de bolillos con la gestión de los servicios públicos, para atender a residentes y visitantes, que disparan el censo por unos meses, o incluso días, como durante los festivales. Desde Peñíscola, el edil de Turismo, Rafael Suescun, explicó que pasan de los 7.500 empadronados --con picos de 20.000 residentes en invierno-- a los más de 100.000 habitantes en verano, «llegando a 150.000 en las semanas centrales de agosto».

BASURAS Y TRÁFICO

La renovación de contratos justo este ejercicio en Peñíscola ha implicado la mejora de servicios este estío: desde más personal y horas de limpieza en las playas, a la ampliación de la recogida de residuos a áreas urbanizadas donde no se llegaba. «El refuerzo de la Policía Local es imprescindible para atender el tráfico, pues también se multiplica el parque móvil. Y la atención sanitaria se refuerza con consultorios», manifestó el concejal peñiscolano.

En puntos próximos, como Alcossebre, pasan de 8.000 a 85.000 habitantes. Y en Burriana, con 34.643 censados, recibirán hasta 300.000 más durante los días del Arenal Sound. Además, los poblados marítimos burrianenses (serratella, Puerto, Grao y Santa Bárbara), con unos 4.000 residentes habituales, en agosto alcanzan los 12.000, según el consistorio.

En el caso de Benicàssim, la edila del área, Elena Llobell, explicó que pueden sumar en campaña estival por el turismo más de 80.000 habitantes: de los 19.000 habituales a 100.000 o incluso en picos de festivales, los 177.000 habitantes en la localidad. En meses punta de ocupación como agosto la limpieza aseos públicos en festivales, por ejemplo, pasa de tres a cinco veces. El refuerzo abarca desde brigadas como policía local e informadores turísticos. Se echa mano de subvenciones de empleo para contratar a parados, que adecentan la playa. «Son 7 kilómetros de litoral para tener a punto todos los días. Realmente, el personal se amplía pero también triplica su esfuerzo para dar la máxima atención», indicó.

En la misma línea, en Moncofa, el alcalde Wenceslao Alós compartió que en su municipio pasan de 6.300 vecinos a 40.000, «con picos de afluencia en fiestas de Sant Roc, en la segunda quincena de agosto. Se junta población, turistas y visitantes». «Nos toca realizar un esfuerzo y se refuerza la policía, playas y el servicio de contenedores», dijo.

Uno de cada cuatro turistas que se alojan en Castellón a lo largo del año elige un cámping para sus escapadas. Ahora, en plena campaña estival, es una de las modalidades con mejor previsión de ocupación. De hecho, los 40 cámpings de Castellón arrancaron la temporada con datos muy positivos. El Instituto Nacional de Estadística situó ayer a la provincia como quinta del ránking nacional en junio, en viajeros y pernoctaciones en sus cámpings, frente al resto de zonas costeras turísticas.

Como lanza de apoyo al sector, la Diputación de Castellón anunció que refrendará su compromiso con la promoción de este tipo de alojamientos, a través de distintas ferias promocionales. Serán seis citas internacionales: Vakantiebeurs, en Utrecht (Holanda); Caravan Camping & Motorhome, en Birmingham (Reino Unido); Reise Camping en Essen (Alemania); MAP (Monde A Paris), en Paris (Francia); Caravan Salon, en Dusseldorf (Alemania) y Caravan Motorhome, en Birmingham (Reino Unido). Y también en cinco certámenes nacionales: Caravaning, en Alicante; Girocamping, en Girona; Caravaning Xanadú, en Madrid; Caravaning Área Central, en Santiago de Compostela; y Fira de les comarques, en Valencia.

El vicepresidente y diputado de Turismo, Andrés Martínez, quien visitó ayer lunes el cámping Oasis, de Orpesa, lo puso como «ejemplo de la excelente red de cámpings castellonense». Allí aprovechó para formalizar la renovación del convenio de colaboración con la Asociación Provincial de Cámpings, que preside José María López, quien manifestó que durante este mes de agosto se rozará el lleno en la provincia.

Martínez hizo hincapié en que, de los 1.737.954 viajeros que recibió la provincia en el 2016 un 24,11% (245.000 turistas), casi una cuarta parte, se hospedaron en cámpings. En pernoctaciones, la cuota resultó superior, del 26,37%, con 1.978.980 de las más de 7,5 millones de reservas totales. La duración media de la estancia, de 8,07 días para los españoles y 11 para extranjeros, llegó a superar a la de los hoteles.

El interior se queda atrás ante el ‘boom’ del turismo de costa

Playas completamente llenas desde principios de junio, ayuntamientos que tienen que regular la instalación de sombrillas en primera línea, chiringuitos y otros negocios de restauración que no dan abasto en diversos momentos del día, aumento del empleo vinculado al sector… Son las realidades del turismo de costa, que vive un auténtico boom y cuyas previsiones de ocupación para julio llegan al 90%.

Mientras tanto, en el interior, muchos establecimientos trabajan a pleno rendimiento en fin de semana, pero en días laborables la actividad se reduce mucho. Es decir, que entre una realidad y la otra hay diferencias evidentes.

Tampoco es que al sector le vaya mal. Al contrario, el presidente de la Asociación de Turismo Rural (ATR), Joaquin Deusdad, explica que los datos que manejan son buenos y apunta que «ya era hora de que la situación mejorara tras seis años de crisis».

Pero entre el 90% del sol y playa y el 54% de reservas que tienen de media en las zonas de interior hay mucha distancia. Aunque confían llegar o incluso superar el 70% con las reservas de última hora, Deusdad es consciente de que no se pueden comparar con estas cifras. Y sugiere que tampoco es su liga. Este empresario, que tiene un alojamiento en Cinctorres (Els Ports), cita un ejemplo que conoce muy de cerca: «En Morella, la primera quincena de julio es temporada baja, pues hay muchos locales que optan por cerrar sus puertas».

DIFÍCIL COMPETIR

Hay algo en lo que coinciden todas las fuentes consultadas, la imposibilidad de competir con determinados gigantes de la costa, que no solo son capaces de ofrecer precios muy competitivos sino que, además, tienen lo que busca el público: playas, buen tiempo y posibilidades de ocio como los festivales. Hay otros momentos durante el año, como la Semana Santa o las escapadas de fin de semana, que son más propicios para los destinos de naturaleza.

Por ello, a lo máximo a lo que aspiran algunos es a beneficiarse de forma colateral de este éxito sin precedentes del modelo litoral. Gabriel Mayo, que regenta un negocio hotelero en Vilafamés, asegura que en este pueblo durmieron hace unos días muchos fibers (en su mayoría nacionales) que llenaron la totalidad de plazas hoteleras existentes. Asimismo, los pueblos de interior ven aumentar el número de turistas durante jornadas puntuales en las que el tiempo impide disfrutar del bañador y las tumbonas y algunos se lanzan a descubrir que Castellón es mucho más.

Todo ello, a la espera del mes de agosto, cuando con las vacaciones laborales de la mayoría los hoteles, apartamentos y casas rurales alcanzan ocupaciones medias de más del 70%, llegando a picos de incluso el 90% o más en fines de semana y puentes como el de la Mare de Déu.

RÉCORD EN EL LITORAL

Si ya julio, sin lanzar las campanas al vuelo porque no habrá cifras hasta final de mes, se prevé «magnífico» en la costa, agosto aún lo será mas. El presidente de Ashotur, Carlos Escorihuela, confía en que los establecimientos situados en los enclaves más turísticos estén por encima del 95% durante la mayor parte del mes.

Estos vaticinios vienen avalados por una cuestión esperanzadora para el sector. Se trata del buen momento del aeropuerto de Castellón, que en mayo registró 18.215 pasajeros, el récord absoluto desde su apertura, y que en los cinco primeros meses del año ya suma 57.690 viajeros. Esto supone que la infraestructura de Vilanova d’Alcolea casi duplica los datos del ejercicio anterior.

Escorihuela confirma, en sintonía con lo anterior, que los empresarios notan «un pequeño incremento en los turistas extranjeros», sobre todo de británicos que aprovechan los vuelos directos desde Londres y Brístol. Eso sí, creen que aún hay margen de mejora. «En números globales, las cifras de foráneos todavía no son relevantes, pero a este ritmo lo serán en el futuro», afirma.

Esta mejoría es otra asignatura pendiente de las comarcas interiores, que piden colaboración para ser más importantes en un sector clave para la provincia.

Hosteleros de Castellón urgen acabar con los mosquitos para evitar pérdidas en el turismo

Acciones eficaces y coordinadas contra los mosquitos para evitar que una posible plaga tire al traste la imagen turística de la provincia de Castellón. Esto es lo que reclama la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo (Ashotur), que insta a todas las administraciones públicas implicadas (Consell, Diputación y ayuntamientos) a que ideen de forma urgente una estrategia común que permita hacer frente a este problema. «Ya llevamos tres años así y no puede ser», incidió este jueves el gerente de la entidad, Carlos Gomis.

«Somos una zona turística y los tratamientos deben llevarse a cabo todo el año para que en verano no haya mosquitos y no perjudiquen al sector», insistió Gomis, al tiempo que reclamó a los políticos acciones conjuntas y evitar discrepancias en esta materia. «Nosotros no somos técnicos, que son quienes deben saber qué se debe hacer, pero está claro que hay que idear un plan para prevenir las plagas», puntualizó.

«Hay zonas en la costa que tienen problemas y hay que solucionarlos cuanto antes», recalcó. Y es que, como informó ayer Mediterráneo, las quejas vecinales evidencian que algo está fallando en los tratamientos, porque, a pesar de que los ayuntamientos aseguran que han intensificado los controles programados, los residentes, especialmente en la franja litoral, alertan de la presencia de estos molestos dípteros.

CLIENTES

Desde el sector hostelero remarcan que la proliferación de mosquitos lleva dos años ocasionando ciertas pérdidas en el sector, pues ahuyentan a la clientela. En este sentido, hosteleros de poblaciones del litoral denunciaron en los últimos veranos que estos insectos pican a los clientes y provocan que la gente deje de acudir a tomar algo.

«La reputación de destino cuesta mucho trabajo conseguir en las redes socialesinternet y si los turistas dicen que aquí hay mosquitos es muy complicado mantenerla. Esto perjudicaría a las reservas», indicó Gomis.

«Nos gastamos mucho dinero en promocionarnos como destino turístico de calidad para que luego este tipo de cosas no se hagan como toca. Es un tema importante, que debe ser tratado como tal», apuntó el portavoz de los empresarios hosteleros.

El sector está a expensas de ver cómo afecta este problema a la campaña estival que está a punto de comenzar. De momento, la previsión es que haya una eclosión de larvas en los próximos días, después de las lluvias del pasado fin de semana, que vinieron acompañadas por un repunte de las temperaturas. De ahí que diversos ayuntamientos de la zona costera hayan puesto en marcha un protocolo especial de vigilancia para intentar localizar los posibles focos y aplicar tratamientos. En cuanto a la previsión meteorológica del fin de semana, se esperan temperaturas elevadas, que rondarán los 28 grados en toda la franja litoral.